Yo, Soy Parte de la Historia

Opening Night Game Action Shots
NBAE / Getty Images
by Quinton Wash

By Alan D. Becker, Norsan Media

Hace 14 años me mude a Charlotte, el primer fin de semana de mi estadía en mi nueva casa, fue ir al antiguo coliseo a ver un partido de basket ball, cabe mencionar que fue el primero de mi vida, ¿quién jugaba? los Hornets vs Miami. Los Hornets ganaron por dos puntos y nació en mi la afición por el equipo local, el equipo de la ciudad que me había recibido tan solo unos días antes como un nuevo Charlottense.

Hoy se cumple un círculo completo, ya que después de una ausencia de doce años los Hornets vuelven a Charlotte, y esta vez por la puerta grande, a una casa una vez habitada por los fallidos Bobcats, la Time Warner Arena con cambios que nos hacen recordar el pasado no tan lejano. La duela barnizada como un panal de avispas, brillosa con el imponente avispón mostrando su afilado aguijón en el círculo central, Hugo el avispón vestido de aqua y morado, ondeando una enorme bandera, en las pantallas gigantes un video mostrando como los avispones se disponen a tomar la arena, los jugadores una mezcla de novatos, novatos probados como Kemba Walker y Cody Zeller y unos veteranos dispuestos a jugársela por MJ, el jugador más grande de todos los tiempos, el único que ha logrado convertirse en dueño de una franquicia de la enebea, dispuestos a jugársela por Charlotte, por la vieja guardia que aún recuerda a los viejos Hornets, esos que tienen impregnada en la memoria, todos los grandes momentos que aquellos dejaron en la ciudad Reyna, y que hoy, esta segunda vuelta de los Hornets trataran de igualar y mejorar.

Esta primer noche de los nuevos Hornets en Charlotte ha sido electrizante, ha sido emocionante, el himno nacional, entonado a capela por Darius Rucker, nos ha calado hondo, a todos los que en las tribunas enfundados en una camiseta simulando un frac, todos metidos en lo que el futuro, de estos Hornets nos puede volver a hacer pensar, e soñar que algún día MJ logre el 7º anillo, esta vez como dueño. Y Charlotte el primer título profesional del deporte ráfaga, un deporte que llena a Carolina del Norte de emociones en todos niveles.

Los Hornets y yo somos parte de la historia, los Hornets y cada uno de ustedes que los disfrutaron durante su primera estancia en Charlotte también lo son. Apoyemos a nuestros Hornets, escribamos juntos este nuevo capítulo de NUESTRA historia, hagamos a los jugadores rendir al máximo al ocupar cada uno de los 21,000 asientos en la Time Warner Arena, en cada juego como locales, y defendamos  nuestro panal como un enjambre de avispones dispuestos a todo.

Related Content

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter