Cara y Cruz en el fin de Semana

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Cara y cruz en el fin de semana, ante dos equipos importantes de la competición en esta temporada. Primero llegó la cruz, con la derrota en Texas ante los Rockets, que podría haber dejado alguna duda (y que llegó sin el concurso de Joel Embiid) y luego llegó la cara, con la victoria en el Sur de Philadelphia ante los Pacers (rival directo de los Sixers, por la tercera plaza de la conferencia Este).

La derrota en Texas, llegó en un momento delicado en la temporada. Los Sixers ya sumaban varios partidos sin Joel Embiid y tras la derrota sorprendente en Chicago, los de Brett Brown encadenaron la segunda derrota consecutiva ante los Rockets, que se están mostrando como uno de los equipos más en forma de la NBA, en estos momentos.

Una segunda derrota que dejaba a los Sixers, los Celtics y los Pacers, prácticamente empatados en la lucha por la tercera plaza del Este, pero a los Sixers con una sensación agria, por no haber aprovechado la situación para haber asaltado la tercera plaza y por el juego que se había desarrollado, sin la participación de Joel Embiid.

Los Rockets no dejaron opción a los Sixers y entre Capela (18 puntos y 9 rebotes) y, sobre todo, James Harden (31 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias), no dejaron opciones, en un partido en el que los Rockets rondaron la veintena de puntos de diferencia, desde la primera parte, para terminar ganado el partido por 107-91, sin pasar ningún apuro, desde que los locales terminasen el primer periodo con una ventaja de 37-21.

Los mejores de los Sixers en Texas fueron Tobias Harris, que terminó anotando 22 puntos (10-15 en tiros de campo) y sumando 9 rebotes; Jimmy Butler que anotó 19 puntos (8-18 en tiros de campo) y Ben Simmons que terminó muy cerca del triple-doble, con 15 puntos (6-15 en tiros de campo), 10 asistencias y 9 rebotes, además de 2 robos de balón.

T.J. McConnell se erigió como el mejor jugador del banquillo de los Sixers, al lograr terminar el partido en Houston con 13 puntos y un 5-11 en tiros de campo, además de sumar 3 rebotes y una asistencia, además de un robo de balón.

La cara del fin de semana tuvo que esperar al domingo, con una doble buena noticia para los fans de los Sixers. Primero llegó el regreso de Joel Embiid al equipo y luego se logró cortar la mala racha de dos derrotas consecutivas, logrando vencer en un gran partido ante Indiana (empatando con ellos en la tercera plaza del Este, con 42 victorias).

La victoria llegó, pero hubo riesgo de ver como no se lograba, tras ver el segundo cuarto que realizaron ambos equipos. Y es que tras terminar el primer periodo de manera muy igualada y con tan solo un punto de ventaja para los Sixers, en el segundo periodo Indiana mostró su mejor cara en el partido y a punto estuvo de dar un gran susto en Philadelphia. Terminó anotando 34 puntos, por tan solo los 25 de los Sixers, que veían como las ventajas iban creciendo y llegaban a estar en los 14 puntos (35-49 a falta de 4:34 para el final).

Pero en la segunda mitad, la tendencia cambió y los Sixers lograron revertir la desventaja en el marcador, gracias a un parcial de 21-11 en el tercer cuarto y sobre todo al parcial de 34-19 del último cuarto, para terminar con un marcador final de 106-89. Joel Embiid terminó guiando al triunfo a los Sixers, que pudieron disfrutar de un tranquilo final de partido y de un triunfo que devuelve el optimismo a Philadelphia.

Embiid acabó con 33 puntos en tan solo 28 minutos de juego y con un 11-21 en tiros de campo, además de un 11-15 en tiros libres. Sus 12 rebotes terminaron de mostrar su dominio y la enorme importancia que tiene Joel Embiid en este equipo.

Otros tres jugadores del quinteto titular lograron también terminar con dobles dígitos en anotación. Tobias Harris logró anotar 16 puntos, con un 7-16 en tiros de campo, sumando además 8 rebotes y 4 asistencias. Ben Simmons anotó 15 puntos (6-10 en tiros de campo), sumando además 4 rebotes y 6 asistencias y Jimmy Butler sumó 12 puntos (3-8 en tiros de campo), mientras que el único jugador del quinteto titular que no logró dobles dígitos en anotación fue J.J. Redick con 9 puntos y un 3-8 en tiros de campo (3-6 en triples).

La siguiente cita será ante los Cavaliers, donde se presume una gran oportunidad de lograr un nuevo triunfo que acerque a los Sixers a su objetivo de tener ventaja de campo en la primera ronda de playoffs, evitando a Celtics y a Pacers en ella.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter