Los Nets se Imponen en Philadelphia

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

No pudo ser y la vigésima victoria de los Sixers esta temporada tendrá que esperar. La derrota de los locales ante los Nets (124-127), supone la segunda derrota en casa de los Sixers, y les deja con un balance de 19-10, segundos de la división atlántica y terceros de la conferencia Este, cuando todavía no hemos llegado al ecuador del mes de diciembre.

Buena parte de la culpa de la derrota la tuvo la sensacional actuación de Spencer Dinwiddie, que saliendo desde el banquillo de los de Brooklyn, logró anotar 39 puntos en 30 minutos en pista, con un 11-18 en tiros de campo y un 13-14 en tiros libres. Una sensacional actuación que fue determinante para la victoria del equipo visitante en el sur de Philadelphia.

Brooklyn siempre fue por delante, con la iniciativa en el marcador. Si bien en los dos primeros cuartos, todo fue muy igualado, lo cierto es que al comienzo del tercer periodo, todo se empezó a torcer para los chicos de Brett Brown, terminando el tercer cuarto con un parcial de 37-28 para los Nets, obteniendo una ventaja que no se pudo recuperar.

Los últimos intentos de equilibrar el partido no fueron suficientes, y al final tan solo se pudo reducir la ventaja en tres puntos, pero sin tiempo para darle la vuelta al resultado, y terminando con la derrota de los Sixers.

Jimmy Butler estuvo fuera del partido, recuperándose de un dolor en la ingle, que no le dejó jugar más que diez minutos en el anterior partido, ante los Pistons. De este modo, vimos como Joel Embiid se convirtió en el jugador más destacado de Philadelphia, logrando cuajar de nuevo una increíble actuación.

Acabó el partido con 33 puntos y un 12-18 en tiros de campo, y un 7-8 en tiros libres, a los que sumó 17 rebotes (14 en defensa) y 6 asistencias, además de un robo de balón y un tapón. Grandes estadísticas para el center de los Sixers, que vuelve a demostrar que tiene madera para ser MVP en un futuro próximo, y ayudar de este modo al equipo para alcanzar grandes cotas.

Ben Simmons no se quedó atrás, en la responsabilidad de liderar las riendas del equipo. Anotó 22 puntos, con un 9-15 en tiros de campo y 4-5 en tiros, acumulando además 8 rebotes y 7 asistencias, que le dejaron de nuevo muy cerca del triple–doble. Además, logró colocar 2 tapones y tuvo 4 recuperaciones de balón, con lo que el partido fue muy completo para la estrella australiana de los Sixers.

Del resto de jugadores, cabe destacar que T. J. McConnell volvió a ser el mejor del banquillo de los Sixers con 17 puntos y un 8-10 en tiros de campo, siendo el único de la banca de Philadelphia que alcanzó dobles dígitos en anotación, junto con Landry Shamet (10 puntos en un 3-7 en tiros de campo y 3-5 en triples).

También destacó de nuevo el turco Furkan Korkmaz, que acabó el partido con 18 puntos y un 8-14 en tiros de campo (2-3 en tiros), además de acumular 6 asistencia, 3 rebotes y 3 recuperaciones de balón.

Todos ellos alcanzaron dobles dígitos en anotación, al igual que J.J. Redick, que se tuvo que conformar con 11 puntos en un 5-15 en tiros de campo y 1-7 en triples.

Ahora hay que olvidar este partido, para centrarse en el siguiente compromiso de Philadelphia, que será ante los Pacers en casa. El objetivo es lograr la vigésima victoria en la temporada, algo que los Nets han evitado de momento.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

Tags