La gira por el Oeste termina con buena nota

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com 

Los Sixers acaban la gira por el Oeste con buena nota. Han sido cinco partidos muy intensos, que nos han deparado un balance positivo de tres triunfos y dos derrotas, volviendo de este modo a jugar al Wells Fargo Center con un balance de 8-6 en la temporada y con la moral por todo lo alto. 

Es curioso pensar que hace tan solo dos temporadas, los Sixers no lograban acumular más de 10 triunfos a lo largo de toda la temporada regular, mientras que ahora el equipo ya lleva 8 triunfos en los primeros 14 primeros partidos. Buenos noticias para los fans de Philadelphia, que desean ver pronto a los Sixers en lo más alto de la NBA. 

En lo referente a la gira lejos del Wells Fargo Center, los Sixers comenzaron con buenas perspectivas, tras vencer 104-97 a los Jazz de Utah, sin el concurso de Joel Embiid, que descansó en este primer partido de la gira. 

Un triunfo que consolidaba el gran arranque de temporada de los Sixers y con Dario Saric realizando el mejor encuentro de lo que llevamos de temporada, con 25 puntos y 10 rebotes, demostrando que él también es un referente importante para el equipo de Brett Brown. 

Todo se torció un poco en la cerca de la Bahía de San Francisco, donde los Sixers no lograron vencer ni frente a los Kings (108-109), ni tampoco frente a los Warriors (114-135). Más dolorosa fue la derrota frente a los Kings, por ser más imprevisible que la derrota ante los Warrios, y por perder en el último instante del encuentro por tan solo un punto, y con un lanzamiento final de Joel Embiid (para haber podido vencer el encuentro) que se falló.  

También doloroso 0porque se perdió una ventaja de 6 puntos en los últimos segundos del encuentro, para darle la victoria a los locales (y eso que tanto Joel Embiid como Robert Covington superaron los 20 puntos en anotación y Ben Simmons estuvo cerca de lograrlo). 

Pero todo se arregló en el Sur de California, con dos triunfos memorables para los Sixers y sobre todo para Joel Embiid. 

Magistral su actuación frente a los Clippers, en el partido en el que más minutos ha jugado en su carrera (36 minutos) y con 32 puntos, donde casi bate su record de anotación y logró su tope en rebotes. Su actuación fue fundamental para alcanzar el triunfo por 109-105 y recuperar el balance positivo en victorias-derrotas. 

No menos clave fueron las actuaciones de Robert Covington que logró hasta 31 puntos, y también de Ben Simmons que logró 22 puntos, amarrando entre todos este importante triunfo. 

Si memorable fue el partido ante los Clippers, fueron las cosas ante los Lakers, alcanzando la victoria número 8 de la temporada. Y Joel Embiid tampoco olvidará este partido ante los Lakers, como lo olvidará el partido ante los Clippers. 

En el encuentro ante los Lakers terminó logrando un hito histórico con 46 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias y 7 tapones, siendo unos números que no se veían desde la época de Julius Erving. 

Un gran Embiid, que se vio muy bien acompañado de Ben Simmons, que rozó el triple-doble, y con un Robert Covington que sacó de la chistera algún que otro triple fundamental, tanto ante los Clippers, como ante los Lakers. 

En definitiva, los Sixers terminan con buena nota esta serie de partido y con una moral bastante alta, teniendo en cuenta los partidos que se avecinan, y que también será frente a equipos de la conferencia Oeste (Warriors y Jazz serán las siguientes dos citas para los Sixers, en el Wellls Fargo Center). 

De momento, Philadelphia tiene un balance de 8-6 y se sitúa en puestos de playoffs, en una buena situación, ya que tan solo están a un solo triunfo de la tercera plaza y bastante cerca de las 10 victorias (que a este momento tan solo tienen los Celtics y los Pistons en el Este). 

Buen momento el que tienen los Sixers en este momento, lo que hay que aprovechar, sobre todo ahora que visita Philadelphia el actual campeón de la NBA. La perspectiva de ampliar el número de victorias, frente al de derrotas, hace que crezca la ambición de este equipo y la fe en lo que este grupo puede lograr. 

Buenos tiempos para los Sixers, buen futuro para Philadelphia. 

Hasta pronto desde España. 

Tags