Denver Nuggets En Espanol
Garrett Ellwood/NBAE via Getty Images

Monte Morris de los Nuggets es candidato para ser el mejor suplente del año

by Eric Spyropoulos
Staff Writer
@EricSpyrosNBA

La temporada 2018-19 ha estado marcada por la mejora colectiva de los Denver Nuggets. Los líderes del equipo como Nikola Jokic y Jamal Murray han mejorado en varios aspectos de su rendimiento y, a su vez, los suplentes han progresado para aportar producciones consistentes desde el banco.

El jugador que mejor ejemplifica el progreso del equipo con su desarrollo personal es Monte Morris. Después de jugar solo tres partidos durante su temporada como novato, Morris ha asumido una función destacada como suplente de los Denver. En 78 encuentros, promedia un tiempo de juego de 24.1 minutos.

Morris ha cumplido con éxito con la mayor exigencia de sus responsabilidades. Como demostración del desarrollo de Morris en varios aspectos de su estilo de juego, esta temporada ha promediado 10.3 puntos y 3.7 asistencias por partido. Lo más destacable es que Morris se ha convertido en un eficaz lanzador de 3 puntos, con un 41.5 % de efectividad esta temporada. No es de sorprenderse que debido a su juego ofensivo integral se ubique noveno en la clasificación ofensiva de la liga esta temporada.

"Él personifica lo que esperamos de una persona. Refleja nuestra cultura. No necesita motivación. Y cada vez que enfrenta un desafío, lo resuelve directamente". – Michael Malone, entrenador de los Nuggets.

Por otro lado, el aspecto del juego de Morris que más ha impresionado es su habilidad para elaborar jugadas. A pesar de que Morris no tiene un elevado promedio de asistencias, debido a la ofensiva irresctricta de los Denver y la presencia de grandes asistidores como Nikola Jokic y Mason Plumlee, prevalece iniciando las jugadas ofensivas gracias a su capacidad de proteger el balón. Morris ha acumulado 286 asistencias esta temporada, mientras que solo ha perdido 52 balones.

Estadísticas claves: 5.50

Morris es el segundo mejor asistidor por pérdidas de la liga con un promedio de 5.50, que es extremadamente valioso para un equipo como el de los Nuggets, que se basa en la conducción del balón y que valora cada minuto de posesión. Cuando Morris controla el balón, el equipo puede estar seguro de que dará el pase correcto y protegerá el balón.

Su gran habilidad para elaborar jugadas junto con su efectiva capacidad de lanzamiento de 3 puntos le permiten ser eficaz jugando con o sin el balón. Jokic y Plumlee a menudo inician la ofensiva y el balón está en constante movimiento; es fundamental para los Nuggets tener un armador que pueda jugar en cualquier posición, y Morris es el indicado.

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter