Denver Nuggets En Espanol

Isaiah Thomas: llegar a los Nuggets es un ajuste perfecto en todo sentido

by Christopher Dempsey
Nuggets Insider
@chrisadempsey

Luego de siete temporadas en la NBA, la motivación de Isaiah Thomas no ha cambiado. Podríamos incluso decir que es más fuerte que nunca.

“Desde que llegué a la NBA, todo lo que quería era tener la oportunidad”, dijo Thomas a Nuggets.com. “Voy a cuidar de los demás. Siempre me digo eso”.

Y otra cosa más.

“Solo quería que me necesitaran”, dijo. "Que te necesiten ya es la mitad de la batalla. Cuando alguien quiere que trabajes tanto como quieres esa oportunidad, casi siempre termina funcionando”.

Durante estos días, Thomas se ha vuelto a sentir necesitado, ya que firmó su contrato con los Denver Nuggets el lunes. En el último año calendario, en el cual pasó de Cleveland a los L.A. Lakers después de dos años extremadamente exitosos en Boston, ese sentimiento había sido escaso.

Pero los Nuggets, que sin duda lo querían, comenzaron con las negociaciones por Thomas rápidamente después de que quedara como agente libre. El presidente de operaciones de básquetbol, Tim Connelly, primero le mencionó el tema de adquirir a Thomas al entrenador Michael Malone, y la respuesta fue un rápido “sí, por favor”. Luego comenzó el trabajo. Malone llamó a Thomas. Los ejecutivos de los Nuggets hablaron con los representantes de Thomas. El sentimiento era mutuo. Se reunieron para cenar en Las Vegas durante la liga de verano. Se creó la base de un trato.

Y luego un acuerdo.

“Tener una relación cercana con el entrenador Malone fue, probablemente, el factor clave”, dijo Thomas. “Con eso en mente, quería llegar a un lugar donde me permitieran ser quien soy, donde me permitieran jugar con todas mis fuerzas y, al mismo tiempo, estar rodeado de un buen grupo de chicos que tuviesen el potencial de ser especiales”.

Malone y Thomas, que no habían estado en contacto por un largo tiempo, tienen una relación cercana como cualquier jugador y entrenador. Malone entrenó a Thomas en Sacramento durante la temporada 2013-14. Y, como señala Thomas, “fue uno de mis mejores años. Ese fue uno de mis años más exitosos. Promedié 20 puntos y 6 asistencias, y él confiaba en mí”.

En Denver, Thomas se encargará de llenar el puesto de escolta en la segunda unidad de los Nuggets, con Will Barton entrando como titular.

Thomas es el tipo de jugador que puede hacer 30 puntos en cualquier partido. Tiene juegos en eliminatorias de 53 puntos, 42 puntos y otros tres con más de 30 puntos. Llevó a Boston en una increíble temporada a la final de la Conferencia Este en el 2017.

Thomas es categórico al afirmar que tiene un buen estado de físico y que es capaz de jugar a un alto nivel todas las noches, que la lesión en su cadera derecha —que le obligó a perderse los primeros 36 juegos de la última temporada— es cosa del pasado.

Cuando le preguntaron qué quería demostrar, Thomas no dudó.

“En primer lugar, mostrarle al mundo que estoy en forma”, comentó. “Eso es, probablemente, lo más importante. Lo que he logrado en esta liga habla por sí solo. Ya no tengo que demostrarle a nadie quién soy. No tengo que demostrarle a nadie lo que puedo ofrecer. Creo que lo saben. Soy un ganador. Voy a hacer lo que sea necesario para ganar. Voy a ofrecer emoción. Voy a traer liderazgo. Voy a ser un jugador con el que puedan contar cada noche; alguien muy constante”.

Sus nuevos compañeros lo saben.

Es por eso que lo contactaron tan pronto como las noticias comenzaron a filtrar que el traspaso de Thomas a Denver se haría realidad. Barton, Paul Millsap y Malik Beasley llegaron a darle la bienvenida a los Nuggets.

“Lo que quería era tener la oportunidad de jugar, la oportunidad de demostrar quién soy otra vez; mostrarle al mundo lo que puedo ofrecer”, dijo Thomas. “Y, al mismo tiempo, solo el hecho de poder tener esa oportunidad. No me importaba el dinero. No me importaba nada de eso. Me preocupaba ser capaz de mostrar mis habilidades y estar en un buen ambiente. No conozco a muchos jugadores de este equipo, pero viendo desde afuera se nota que les encanta jugar entre ellos, que disfrutan estando cerca el uno del otro y que tienen un buen ambiente; quería ser parte de eso”.

“Creo que se adapta perfectamente a mi estilo. Tienen una ofensiva rápida y expanden la cancha; tienen a uno de los mejores jugadores de gran altura de la NBA que puede dar pases y crear jugadas para otros. Todo se trata del espacio y la oportunidad. He jugado en los sistemas de Mike Malone, así que sé lo que quiere de sus jugadores y sé lo que espera. Era simplemente un ajuste perfecto en todo sentido, y estoy feliz de estar aquí y ansioso por ayudar. Para eso vine”.

Christopher Dempsey: christopher.dempsey@altitude.tv y @chrisadempsey en Twitter