Charles Matthews de Michigan se suma al entrenamiento previo al draft; habla con Gary Harris

by Christopher Dempsey
Nuggets Insider
@chrisadempsey

Durante algunos momentos, el martes en la mañana, en el Pepsi Center, el escolta de los Nuggets, Gary Harris, logró que la promesa de Michigan, Charles Matthews, se comprometiera a una conversación. Era la segunda vez que ayudaba a Matthews a comprometerse. Pero esta vez, Matthews cumplió.

Tres años atrás, Harris ayudó a Matthews, quien era uno de los jugadores promesa más codiciados, a comprometerse con su primera escuela, Michigan State. Pero el entrenador de Kentucky, John Calipari, se interpuso.

“Me iba a ir (a Michigan State)”, dijo Matthews, sonriendo. “Y luego, apareció el gran Cal. Es difícil decirle que no a Cal”.

Y no lo hizo. Se fue a Kentucky.

Pero un año después, Matthews le dijo que no a Cal. No a otra temporada en Kentucky. Se fue a Michigan State y su juego floreció bajo la tutela de John Beilein.

“Ir a Michigan State fue un proceso completamente diferente”, dijo Matthews. “Aprender a pasar el balón. Le dije a los medios que durante el campeonato nacional me sentí de nuevo como un niño de primaria jugando básquetbol; me decían cuando lanzar, cuando cortar y cuando dar pases. Pero, fue divertido. Él es un genio del básquetbol”.

Fue el paso por el Campeonato NCAA lo que convenció a Matthews que tantear terreno en la NBA era lo correcto. Promedió 14.8 puntos y 6.1 rebotes por partido en el Campeonato NCAA, lo cual llevó a los Wolverines al partido por el título nacional.

“Fue un gran logro”, dijo Matthews. “En ese momento me sentí listo para dar el salto; después de haber competido en ese campeonato y haber llegado tan lejos. Técnicamente, esos son los mejores equipos en el básquetbol universitario, así que, de todos modos, es una competencia de alto nivel. Eso despertó mucho interés en mí”.

ESPN tiene a Matthews en la lista de las primeras selecciones en el draft de la NBA del 2019. Matthews no ha contratado un agente y sería un júnior si vuelve a Michigan State en la siguiente temporada. Era una de los seis jugadores promesa para el entrenamiento previo al draft del día martes.

Los otros: Tyler Cook de Iowa, Ethan Happ de Wisconsin, Mustapha Heron de Auburn, Shamorie Ponds de St. John y Jon Elmore de Marshall.

HAPP Y EL GUASÓN: Ethan Happ, el alero de 2,08 metros de Wisconsin está tanteando el terreno de la NBA antes de decidir si vuelve a los Badgers para su temporada como sénior. ¿De todas las comparaciones sobre tu juego que has escuchado, cual es la que te ha causado más impresión?

Nikola Jokić.

“Honestamente, el Guasón”, dijo Happ, haciendo referencia al hecho de ser un jugador grande que también puede lanzar. “Me han comparado muchas veces. Obviamente, el lanza mucho mejor. Es un gran jugador. Es divertido verlo”.

COOK HABLA SOBRE TATUM: El central de Iowa, Tyler Cook, es un alero grande y fornido (mide 2,11 metros y pesa 115 kilos), que tiene una famosa conexión con estas eliminatorias de la NBA: en la secundaria, jugó en el mismo equipo que el novato de los Boston Celtics, Jason Tatum.

“No puedo decirte que sabía que iba a anotar 23 puntos por noche en las eliminatorias, pero sí sabía que sería una estrella en esta liga”, dijo Cook, quien empezó a jugar en la preparatoria Chaminade, en San Luis, Misuri. “Lo conozco desde que iba en séptimo u octavo. Ahí empecé a tomarme el básquetbol en serio. Verlo ir al gimnasio a las 5:30 de la mañana todos los días antes de ir a clases me enseñó que esa es la forma en la que tienes que trabajar para ser bueno en lo que haces”.

Christopher Dempsey: christopher.dempsey@altitude.tv y @chrisadempsey en Twitter