Presentado Por

Los Lakers completaron una gran Liga de Verano 2018 en Las Vegas.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers completan en Las Vegas un verano de crecimiento

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LAS VEGAS – Un éxito por donde se lo mire.

Así fue la experiencia de los Lakers en Las Vegas, pese al mal sabor de boca que dejó la derrota del martes en la final de la Liga de Verano 2018 ante los Blazers.

Y es que pese a que el plantel no pudo deleitar a Magic Johnson, Rob Pelinka, Luke Walton y compañía con un nuevo título veraniego, la actuación colectiva del equipo de Miles Simon y varios rendimientos individuales son razones suficientes como para ilusionarse.

Tras perder tres partidos consecutivos en Sacramento, los laguneros ganaron seis al hilo en Las Vegas, enfrentándose a rivales talentosos y dejando en el camino, entre otros equipos, a los Knicks de Kevin Knox y los Cavaliers de Collin Sexton – selecciones de lotería con futuros brillantes.

“Impresionante”, resumió Simon. “Les dije a los muchachos que estoy muy orgulloso de ellos por el crecimiento que tuvieron como individuos y como equipo. Hemos mejorado mucho en estos 20 días que estuvimos juntos, con muy pocas prácticas”.

Pelinka, quien viajó desde Los Ángeles para ver la final, también aprobó la labor.

“Más que nada estoy orgulloso de cómo el equipo tomó la mentalidad de Luke y Miles Simon, de jugar duro, con la defensa primero”, aseguró.

El equipo exhibió una gran presencia defensiva, dominando de la mano de Alex Caruso y Josh Hart – dos jugadores que piden pista de cara a lo que se viene.

“Tuvimos grandes muchachos, tipos que jugaron duro y por el compañero”, opinó Caruso. “Me gustaría estar hablando tras ganar el título y ser bicampeones, pero no se puede ignorar el crecimiento de esta unidad en un corto periodo de tiempo”.

En cuanto a lo individual, el balance fue positivo en general, con picos muy altos y nombres interesantes a futuro.

JOSH HART, FIGURA INDISCUTIDA

Frustrado por la derrota, Hart no quiso decir mucho acerca de lo que significó para él recibir el premio al Jugador Más Valioso de la Liga de Verano, pero realmente no hizo falta.

El mensaje fue recibido por propios y extraños.

“Hemos estado (trabajando) desde mediados de mayo”, confesó Simon, su entrenador de desarrollo desde que arribó desde Villanova. “Él se tomó unas tres semanas, tres semanas y media de descanso cuando terminó la temporada, volvió al gimnasio y nos enfocamos en algunas cosas que tenía que mejorar. Su manejo de la bola, tirar en movimiento, jugar el pick and roll. Hablamos de liderazgo de cara a la Liga de Verano, porque era una de nuestras presencias veteranas que había jugado minutos legítimos en la NBA, y tomó todo eso y lo trajo a este proceso de tres semanas aquí. Fue fenomenal aquí, y realmente quiero mucho a Josh por eso. Él peleó para seguir jugando porque es un competidor y un ganador, y estamos tratando de construir una mentalidad de campeonato en la organización. Hablamos de esas cosas todos los días, y Josh personificó eso”.

Walton quedó muy complacido con el escolta, que promedió 22.4 puntos, 4.7 rebotes, 2.3 asistencias y 1.3 robos.

“Ha trabajado duro, eso es todo”, explicó. “Ha estado en el gimnasio todo el verano. Él viene, va a la sala de pesas, trabaja en la cancha con Miles, y está comprometido con eso. Él vino a nosotros y nos dijo, ‘no sé cual es el plan para la Liga de Verano, pero quiero jugar, quiero mostrar lo que he trabajado, y quiero competir contra gente’. Le dijimos, ‘no vamos a frenar a nadie que quiera jugar’, y ha sido bueno verlo mostrarle a otra gente lo que ha trabajado.

Rob Pelinka también lo llenó de elogios, y no dejó pasar la oportunidad de poner en contexto la habilidad que ha tenido la organización en los últimos años para reforzarse de gran manera mediante el Draft.

“Cuando los jugadores están jugando y el juego se les hace fácil, ahí es cuando sabes que realmente han avanzado”, dijo sobre Hart. “Josh lo hace ver fácil. Está jugando con un ritmo regular, llegando al aro cuando quiere, metiendo los triples y defendiendo primero. Magic y yo cuando volamos esta noche nos sentíamos muy bendecidos de haber seleccionado a Kyle Kuzma con el No. 27, que fue el Jugador Más Valioso el verano pasado, y ahora Josh Hart, el pick No. 30, el Jugador Más Valioso de este verano. Es un momento de orgullo para los aficionados de los Lakers, para nuestro departamento de scouting y para nosotros. Estamos realmente emocionados”.

Para Simon, no quedan dudas de que Hart será protagonista en la rotación de los Lakers en la temporada 2018-19.

“Luke Walton tomará esas decisiones, pero Josh Hart es uno de los jugadores más versátiles que hay en la NBA”, decretó. “Él puede defender múltiples posiciones, puede manejar la bola, puede disparar, puede llegar al aro…cuando te das cuenta que necesitas ese tipo de jugadores para emparejarte en la cancha con los Golden State Warriors o los Houston Rockets, ese tipo de versatilidad (encaja) con el tipo de plantel que Magic Johnson y Rob Pelinka han ensamblado. Tipos versátiles, y Josh encajará sin problemas”.

SVI, LA REVELACIÓN

La performance de Svi Mykhailiuk sorprendió absolutamente a todos.

Y es que, rápidamente, el ucraniano demostró ser mucho más que un tirador.

“Con Svi obviamente todos ven su capacidad para el tiro, pero lo que a Magic, a mí, a Jesse Buss y a los scouts nos gustó fue que no se achica ante ningún reto”, señaló Pelinka. “Se lo ve defendiendo jugadores más grandes aquí, y con el talento de elite que tenemos ahora con los Lakers, él tendrá tiros abiertos. Con LeBron James atacando el aro o Brandon Ingram encontrando huecos, tener un tirador así que sepa defender es un gran activo”.

A los 21 años, Mykhailiuk destacó por su versatilidad y fuego competitivo, pero también mostró facetas poco conocidas de su juego, como la capacidad para disparar en movimiento, manejar la bola en un contragolpe o ejecutar exitosamente un pick and roll.

Para un jugador seleccionado en la segunda ronda del Draft, su rendimiento superó las expectativas de todos – dándole a Walton otra variante de cara a la temporada que se viene.

UN PLANTEL TALENTOSO Y COMPETITIVO

La construcción de la nómina veraniega fue todo un éxito, y el crédito también le pertenece a Joey Buss y Nick Mazzella, las caras visibles de los South Bay Lakers.

Además de acertar con Simon en la conducción, el equipo desafió el molde de la mayoría de los participantes, enfocándose primero en la defensa en detrimento de jugadores solo enfocados en subir puntos al marcador.

Para eso la presencia de Caruso fue clave, y más adelante en el torneo lo hecho por Jeff Ayres sirvió para estabilizar a un plantel joven y darle la cuota justa de experiencia.

“Estos muchachos se hicieron responsables de todo”, aseguró Simon. “Ellos tomaron el control del grupo. AC, Josh, Jeff Ayres…en las sesiones de video, en las prácticas, era importante para ellos tener éxito. La atención al detalle, de jugar por el campeonato, y fue muy divertido ver a este grupo, y ver a los jóvenes seguir su liderato. Svi, Moe Wagner…Johnathan Williams, Nick King…fue un grupo muy divertido”.

Caruso, disminuido físicamente por una gastroenteritis que lo dejó fuera del partido del sábado, tuvo un buen torneo y sigue en alza.

“Hay que seguir mejorando”, avisó. “Hay algunas cosas en mi juego que siento que he mejorado un poquito. Obviamente hay demasiado lugar para seguir adelante. Será volver al gimnasio, levantar (pesas), ponerme en forma, practicar, y hacer las cosas que los basquetbolistas hacemos en los veranos”.

Los mencionados Williams y King mostraron destellos interesantes, y podrían volver a tener oportunidades en la organización. Malik Newman, con contrato dual, fue de menor a mayor tras una lesión que arrastraba desde antes de la cita en Sacramento.

Otros, como el base Xavier Rathan-Mayes (quien jugó algunos partidos en la NBA la temporada pasada), son para seguir de cerca.

Y los alemanes Bonga y Wagner tendrán oportunidades de mostrarse más adelante. El armador tuvo destellos en minutos limitados y algunas actuaciones irregulares, algo de esperase a los 18 años y en plena transición a una liga y un país nuevo. El pivot sufrió un golpe en la rodilla, y por precaución se decidió no arriesgarlo en el tramo final del torneo.

Por todas esas razones, el balance es ampliamente positivo.

“Es un momento emocionante para ser un Laker y para venir al campamento de entrenamientos”, avisó Simon. “Deberían encararlo con un sentimiento positivo por cómo están sus juegos, por lo que pueden contribuir una vez que empiece la temporada, y será un año divertido”.

Y tras un merecido descanso, se vendrá la hora de la verdad.

“Ese momento no puede llegar lo suficientemente rápido”, reconoció Hart.

Artículos Recientes

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter