Presentado Por

(Streeter Lecka/Getty Sports North America)

LeBron guió a su equipo al triunfo en el Juego de Estrellas

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

NOTA ORIGINAL DE JOEY RAMIREZ

Esta fue su primera vez representando a los Lakers entre los jugadores elite del baloncesto, pero para LeBron James, su decimoquinta aparición en el Juego de las Estrellas fue solo otra oportunidad para medirse a los mejores.

“Si me pones en la cancha, yo amo competir”, aseguró. “Soy un competidor, sin importar lo que sea”.

James luego bromeó que fue el primero en llegar al podio post-partido. Esa fue su segunda victoria de la noche, tras capitanear a Team LeBron a un triunfo por 178-164.

Este fue el segundo año consecutivo que James fue elegido como capitán por los fanáticos, algo que le dio la chance de elegir a los jugadores en su equipo. Y también fue su segundo año al hilo escogiendo a la escuadra ganadora.

LeBron tuvo 19 puntos, ocho rebotes, y cuatro asistencias. Su “primera selección”, Kevin Durant, fue elegido como el JMV tras anotar 31 puntos con seis triples.

Al comienzo, parecía que ninguno de sus compañeros estarían en la contienda por el JMV, ya que Giannis Antetokounmpo (quien anotó 38 puntos), le había dado a los suyos una ventaja de 20 puntos.

Pero en un partido en el que ambos equipos se combinaron para anotar 342 puntos, las defensas daría suficientes chances para lograr una remontada.

Mike Malone, el entrenador de Team LeBron — y ex asistente de los Cavaliers durante el primer paso de James por Cleveland — también le dio mucho crédito al líder del equipo.

“LeBron es el mejor jugador del mundo”, dijo Malone. “Todo lo que hace es hacer mejores a sus compañeros. Esta noche fue otro ejemplo de eso”.

Malone — actual entrenador de los Denver Nuggets — incluso envió a LeBron contra su propia estrella: el pivot Nikola Jokic.

“Él estaba marcando a LeBron en un momento y pedí un uno contra uno, y LeBron anotó”, dijo Malone. “No creo que le haya gustado mucho eso a Nikola”.

Hubo muchas jugadas destacada de James, comenzando por una secuencia al comienzo de la segunda mitad en la que le sirvió un alley-oop a Dwyane Wade, quien luego le devolvió el favor con un pase contra el tablero para su volcada.

James pasó bastante tiempo en el aire, terminando con cinco volcadas en una noche en la que metió sus nueve tiros de dos puntos. Y pese a que solo disparó 1/8 en triples, él aportó adentro y afuera en los minutos finales.

Team LeBron empató el partido a siete minutos del final, y luego tomó una ventaja de cinco puntos con cuatro minutos por jugarse. Allí el capitán hizo de las suyas.

Primero, James quedó emparejado con Joel Embiid, y sorprendió al pivot con un triple. Y en la siguiente posesión, él salió en transición y completó una volcada a pase de Kyrie Irving.

Y con Team Giannis buscando la remontada, LeBron aportó un poco de defensa al bloquear a Embiid – el pivot de más goleo de la liga – en el aro.

Con este juego, LeBron igualó a Kobe Bryant y Tim Duncan para la segunda mayor cantidad de apariciones en la historia del Juego de Estrellas (15), solo por detrás de Kareem Abdul-Jabbar (18).

Ahora James se enfocará en liderar a los Lakers en los últimos 25 partidos de la temporada y de regreso a una posición de playoffs, donde estaban antes de que se perdiera cinco semanas por una lesión en la ingle.

“Estoy ansioso por la segunda mitad de la temporada”, dijo James. “Ansioso por ver lo que podemos hacer para volver a la carrera por los playoffs. Esa es mi única mentalidad”.

“Eso es lo único que sucederá en mi mente estos próximos dos meses…cómo hacer que este equipo juegue al nivel de baloncesto en el que estábamos antes de mi lesión”.

View this post on Instagram

First in Flight #NBAAllStar

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Artículos Recientes

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter