Presentado Por

(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers remontan a Spurs, suman cuarto triunfo consecutivo

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – La tercera fue la vencida.

Tras caer en sus dos primeros duelos de la temporada contra los Spurs, el equipo lagunero volvió a encontrarse en una situación adversa ante los tejanos. La diferencia fue que, en esta ocasión, los Lakers estuvieron mucho mejor preparados para superar la tormenta y dar el golpe sobre el final.

Y es que la lesión de Brandon Ingram en el primer cuarto cambió totalmente el rumbo del partido. El alero, que se había perdido los dos duelos previos ante San Antonio por suspensión, duró apenas cinco minutos el miércoles antes de sufrir un esguince en su tobillo izquierdo al caer sobre el pie de LaMarcus Aldridge. El ex Duke le estaba complicando la existencia a DeMar DeRozan en esos primeros minutos, y su ausencia – en conjunto con una noche cargada de faltas de Josh Hart – desacomodó totalmente la rotación de Luke Walton.

Ese suceso convirtió al partido en un duelo tan parejo como irregular, con ambos equipos mostrando poca puntería en el aro rival. Sin embargo, Rudy Gay (31 puntos) tuvo una noche memorable y DeRozan eventualmente calibró la mira, poniendo a los Spurs arriba por 91-83 a 10:02 del final.

Fue en ese momento que LeBron James regresó a la cancha, y el desenlace del partido fue uno al cual la afición púrpura y dorada comienza a acostumbrarse.

King James anotó 20 de sus 42 puntos en el cuarto periodo, con una mezcla de definiciones acrobáticas, tiros desde otro código de área, y varios merecidos puntos extra en la línea de tiros libres.

Pese a esos escalofriantes registros, el astro no estuvo solo. Los Lakers necesitaron a varios otros héroes dado que los Spurs vendieron cara la derrota, con Aldridge, DeRozan y compañía haciendo todo lo posible para sacar a San Antonio del mal momento que atraviesan.

Y a favor del núcleo joven, todos ellos respondieron.

El equipo encontró la puntería de larga distancia, disparando 7/11 en triples. Para poner en contexto, los laguneros habían tirado 7/28 en los primeros tres cuartos.

“Tiros abiertos en ritmo”, resumió Lonzo Ball. “Sé que Josh falló el primero que le di y luego metió los siguientes dos. Josh es un gran jugador. LeBron me dio el mío en ritmo. Obviamente Bron se generó los suyos. Estábamos fallando triples…hasta el cuarto periodo. En el cuarto metimos siete. Eso ayudó mucho”.

Lo de Hart fue especial, ya que había visto solo 4:35 de cancha en los primeros tres cuartos al acumular varias faltas personales.

El escolta conectó a falta de 3:03 y 1:38, con el segundo extendiendo la ventaja de Lakers a cinco puntos.

LeBron metió 3/3, acertando desde 28, 29, y 36 pies. Kyle Kuzma (vice-goleador de los Lakers con 22 puntos) tuvo un al comienzo del parcial, y Ball agregó uno clave, rompiendo un empate 104-104 en los últimos tres minutos – su tercero de la noche.

Fue entonces un cierre fantástico, con los Lakers tirando 13/20 en el último parcial y superando a los Spurs 43-31 para sumar su cuarta victoria consecutiva – igualando su racha triunfal más larga de la temporada.

Walton quedó conforme con el proceso, y con cumplir las metas que se habían planteado en la previa del partido.

“Cerramos una seguidilla en casa que fue muy exitosa para nosotros”, recalcó el entrenador. “Hablamos de defender nuestra casa. Creo que hicimos un muy buen trabajo de confiar en el pase esta noche. No metimos casi ningún tiro, realmente toda la noche, pero seguimos dando el pase extra, hasta el final, y finalmente metimos algunos triples. Y con las pérdidas, creo que tuvimos 12 al final del partido”.

James, además, se fue satisfecho con el aporte de los jóvenes.

“Lo más importante es ver a mis compañeros meter grandes tiros en el cuarto periodo”, señaló. “J Hart no tuvo ritmo todo el partido por los problemas de faltas. Él vino y metió dos triples gigantes en el cuarto. Zo tuvo un triple gigante en el ala izquierda. Kuz hizo jugadas al final también”.

Artículos Recientes