Presentado Por

(Ty Nowell/Lakers.com)

Josh Hart, nombrado JMV de la Liga de Verano Las Vegas '18

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LAS VEGAS – Josh Hart se lo ganó a pulso.

El escolta fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga de Verano Las Vegas 2018 y el premio no podría haber sido más merecido, dada su producción en la cancha y su liderazgo fuera de ella – sobre todo con el mensaje que envió su presencia a lo largo del torneo.

Y es que la presencia del producto de Villanova no estaba confirmada para todo el certamen, y Hart debió convencer al gerente general Rob Pelinka y a Luke Walton para que le dejaran jugar hasta la final.

“Les expresé que quería competir”, contó durante el torneo. “Estamos construyendo una cultura ganadora aquí y queremos competir, y sería equivocado que venga por un juego y diga, ‘listo, ya terminé’.

Tras seis partidos disputados – previa a la final del martes contra Portland – Hart promediaba 24.2 puntos (líder de la competición), 5.2 puntos, 2.3 asistencias y 1.5 robos, disparando 47.1 por ciento en tiros de cancha y un excelente 39.6 en triples.

“No soy demasiado grande para la Liga de Verano, ni nada eso”, avisó. “Soy un chico que amar jugar baloncesto, un chico que tiene mucho que demostrar, y quiero hacerlo”.

Hart se mostró contento por su producción a lo largo del torneo, exhibiendo su usual buen humor, pero se aseguró de no alardear – dando a entender que al ser un jugador de segundo año y con cierta experiencia en la NBA, su papel protagónico era previsible.

“Eso se espera de mí”, opinó. “Al final del año (pasado), cuando tuve algunas oportunidades más, pude aprovecharme de eso, y lo usé de motivación y envión al llegar aquí a la Liga de Verano. Trabajé dos meses con Miles Simon y me siento extremadamente cómodo, así que es como esperaba jugar. Y espero seguir mejorando”.

Simon, el entrenador de los Lakers en la Liga de Verano, viene trabajando mano a mano con Hart desde que este fuera seleccionado en el Draft el año pasado. Él, mejor que nadie, puede poner en contexto el crecimiento del oriundo de Silver Spring, Maryland.

“Lo veo todos los días, las mejoras”, aseguró. “Ahora, se cometen errores cuando estamos practicando, si, pero se ve cómo lo que hemos hecho se traslada a los juegos, lo cómo que se siente con la pelota en las manos. Creando un tiro, yendo al aro. Amo ver cómo el trabajo duro está dando resultados”.

A los 23 años, y con un título de la NCAA en su currículum, Hart no es ningún diamante en bruto. Al contrario, él llegó a la NBA como un producto casi terminado, con un piso alto pero sin potencial ilimitado.

Al menos eso es lo que se decía…

En apenas 12 meses Hart ha superado todas las expectativas, disparando 39 por ciento en su temporada de novato y anotando 20+ puntos en cuatro juegos consecutivos – solo uno de cuatro novatos en lograrlo la temporada pasada.

Y lo hecho hasta ahora en Las Vegas ha sido deslumbrante, no solo con el tiro y la defensa, sino con el manejo del balón, la capacidad para definir en el aro absorbiendo contacto, y su liderazgo – apareciendo en los momentos calientes para echarse al equipo al hombro.

La insistencia de quedarse, a pesar del cansancio, pagó dividendos.

“Es un beneficio gigante”, dijo sobre la oportunidad de jugar en Las Vegas. “Quieres demostrar que perteneces en esta liga. Ya sea que fuiste seleccionado alto, o en la segunda ronda, o que no te seleccionaron, esta es una gran plataforma para mostrar tu talento, tu carácter. Es algo que todos los que tengan la oportunidad de hacerlo deberían hacerlo”.

A Hart la Liga de Verano le quedó grande, pero él nunca actuó de tal forma. Y tras perderse casi toda la edición 2017 por una lesión de tobillo derecho, esta vez se lleva de Las Vegas un abrazo de LeBron James, el trofeo al JMV, y la satisfacción de haber redefinido las expectativas, dejándole saber al mundo que está listo para brillar en las grandes ligas.

Artículos Recientes