Presentado Por

Rob Pelinka habló sobre el presente de los Lakers tras los eventos del Draft y la agencia libre.
(J Alexander Diaz/Lakers.com)

Rob Pelinka, el alquimista de estos nuevos Lakers

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – A Rob Pelinka no se le pasa por alto su rol en esta historia.

Vestido impecablemente como de costumbre, y acompañado por una copia de ‘El Alquimista’ de Paulo Coelho, el gerente general de los Lakers se enfrentó a los medios de comunicación para hacer un repaso exhaustivo de los últimos 10 días – un periodo de tiempo frenético que promete cambiar el rumbo de la franquicia.

“Pero el jovencito fue capaz de entender una cosa: tomar una decisión era solo el comienzo de algo. Cuando alguien toma una decisión, se zambulle en una poderosa corriente que lo llevará a lugares que nunca había soñado al momento de tomar la decisión”, escribió el novelista brasileño en la frase que leyó el ejecutivo.

Pelinka sabe mejor que nadie que cada decisión tiene una consecuencia, y que la llegada de LeBron James a los Lakers no es una casualidad o un milagro, sino el fruto de una serie de aciertos apoyados en la planificación y el trabajo.

El producto de la Universidad de Michigan confesó que el compromiso del mejor del mundo fue la mayor validación al proyecto y la visión que trazaron junto a Jeanie Buss y Magic Johnson, y que esta los llenó de orgullo.

Y el trabajo apenas comenzó allí. Lo que siguió fue una dramática restructuración del plantel, que acabó con los arribos de Rajon Rondo, Lance Stephenson y JaVale McGee, además de la renovación de Kentavious Caldwell-Pope y las firmas de Moe Wagner, Svi Mykhailiuk y el adolescente Isaac Bonga.

Pelinka explicó que tratar de emular a los Golden State Warriors, sería caer en la trampa del actual bicampeón de la NBA. La idea fue evitar ‘especialistas’ e ir a por jugadores que puedan rendir tanto en defensa como en ataque.

El ejecutivo también hizo referencia a la situación salarial (y las deudas en el Draft por los canjes de Steve Nash y Dwight Howard años atrás) al momento de tomar las riendas de la organización, y lo que representó volver a la buena senda en cuanto a flexibilidad para maniobrar.

“Earvin y yo, en nuestras carreras pasadas, sentimos que habíamos hecho lo imposible, trabajamos en tareas difíciles, y nos miramos y dijimos: ‘debemos hacer que esto funcione’”, confesó. “Es un reto, pero debemos empezar a jugar ajedrez, hacer las movidas correctas y llegar a un punto en el que tuviéramos flexibilidad”.

Es sabido ya que tres canjes puntuales (Lou Williams a Houston, D’Angelo Russell y Timofey Mozgov a Brooklyn, y Jordan Clarkson y Larry Nance, Jr. a Cleveland) cambiaron por completo el panorama, permitiéndole a Lakers no solo el espacio salarial para fichar a James y compañía, sino que también para poder conseguir en el Draft a Kyle Kuzma, Josh Hart y Moe Wagner, piezas fundamentales para poder rodear a LeBron de piernas frescas, piezas versátiles y talento sustentable.

“Vemos a esta como una plantilla de playoffs, un equipo de playoffs”, aseguró Pelinka tras señalar la experiencia de jugadores como Rondo.

De Stephenson, apuntó que las grandes dinastías tuvieron a jugadores de sus características, mencionando a Dennis Rodman con los Bulls de Michael Jordan o a Metta World Peace con los Lakers de Kobe Bryant.

Sobre McGee, Pelinka explicó la frase que utilizó en el comunicado de prensa, aquella sobre ‘cambiar la geometría del juego’.

“Para jugar el estilo que queremos, necesitamos alguien que ataque el canasto y alguien quien proteja al aro”, avisó. “Si Kyle Kuzma supera a su defensor en el perímetro y va hacia el aro, dos o tres defensores no pueden colapsar sobre él porque tendrá un ángulo para dar el pase hacia el aro. Los defensores deberán honrar eso, y JaVale abrirá muchos caminos para nosotros”.

El gerente general redobló la apuesta en cuanto a la condición física que espera de sus jugadores llegando a la temporada, aclarando que la meta es de un 8 por ciento de grasa corporal o menos para todos.

Y en esa misma línea, la del trabajo veraniego, resaltó lo hecho por Josh Hart, quien está deslumbrando a todos en los juegos en Sacramento y Las Vegas.

“Si ves lo que Josh Hart está haciendo en la Liga de Verano, para aquellos que han visto los juegos o estuvieron ahí, Josh se comprometió al final de la temporada a regresar de inmediato al gimnasio”, recordó. “Trabajó en su explosividad, trabajó en fortalecerse, y ahora es uno de los tres mejores anotadores y el juego le parece fácil”.

Finalmente, Pelinka se encargó de despejar el mito de la falta de tiradores en la plantilla, destacando que Hart disparó (39.7) por ciento en triples la temporada pasada, Ingram un 39.0 por ciento, KCP 38.3, y Kuzma apenas por debajo del 37 por ciento.

“Queríamos a un tipo particular de tirador”, avisó. “Solo porque no firmamos al tradicional tirador especialista…sentimos que ensamblamos un elenco de jugadores que realmente saben tirar pero también defender y ser versátiles”.

La hoja de ruta está lista. La composición del plantel, prácticamente definida. Lo que se viene será la mejor parte.

Artículos Recientes

Related Content