Presentado Por

JaVale McGee
(J Alexander Diaz/Lakers.com)

JaVale McGee, presencia en el corazón de la defensa de L.A.

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LAS VEGAS – JaVale McGee llega a Lakers con el aura de campeón.

Bicampeón, para ser más exactos. Tras lograr los títulos en 2017 y 2018 con los Golden State Warriors, el pivot fue el elegido para ser la presencia en el corazón de estos nuevos Lakers.

A los 30 años, McGee afronta un nuevo reto, el de devolver a los laguneros a la relevancia, como parte de un plantel que reforzó a su núcleo joven con LeBron James y otros jugadores de la talla de Lance Stephenson y Rajon Rondo.

“Todas las piezas van a encajar perfectamente”, aseguró. “Todos tenemos grandes mentes defensivas. Rondo es muy bueno con los robos, y también en ofensiva con el pase y la visión de juego. Lance también es muy bueno en defensa. Y traerme como protector del canasto y un interno que puede intercambiar (marcajes) es fantástico. (Le doy) mucho crédito a la gerencia”.

McGee se mostró entusiasmado por poder complementarse con el prometedor núcleo joven, formado por Lonzo Ball, Brandon Ingram, Josh Hart y los miembros de la Clase 2018 del Draft de la NBA.

“Los jóvenes Lakers son grandes muchachos”, opinó. “Tipos hambrientos que están en el gimnasio todo el tiempo. Es impresionante qué tan enfocados están en su arte con toda la atención que reciben”.

También de compartir equipo con Kyle Kuzma, con el que comparte raíces.

“Conozco a Kuz personalmente, somos de Flint (Michigan)”, confesó. “Lo conocía de antes, pero el año pasado fuimos a cenar un par de veces. Ahí es cuando empecé a tener una buena relación con Kuz”.

Sin embargo, su gran motivación es la de unir fuerzas con James, tras hacerlo los últimos dos años con Stephen Curry, Kevin Durant, Klay Thompson y Draymond Green.

“Es un sentimiento increíble poder decir personalmente que he jugado con algunos de los mejores jugadores de todos los tiempos en la NBA”, explicó. “Desde ese punto de vista, es algo impresionante”.

Ahora en la vereda de enfrente, McGee sabe que el objetivo será destronar a sus ex compañeros.

“Es posible pero no será fácil”, se sinceró. “Deberá ser defensa sobre cualquier otra cosa. A ellos les gusta aprovecharse cada error que cometes. Habrá que mantener las pérdidas bajas y jugar defensa, eso incrementará nuestras chances de ganarle a los Warriors”.

Para eso deberá apoyarse en James, no solo en la cancha, sino para que les marque el camino fuera de ella con su ética de trabajo y liderazgo.

“Su motor”, señaló McGee como el área que quiere emular de James. “Quiero poder estar detrás de escenas y ver cómo mantiene su intensidad, jugando los 48 minutos, que es algo increíble. Ser capaz de ver eso será inspirador y enaltecerá mi juego y me ayudará. Ver el trabajo que dedica y cómo nunca se cansa”.

Artículos Recientes

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter