Presentado Por

(J Alexander Diaz/Lakers.com)

El Camino Real: Cronología del Arribo de King James a L.A.

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LAS VEGAS – Las casualidades no existen.

Desde el ocaso de la carrera de Kobe Bryant – incluso antes, si se tiene en cuenta el anulado canje por Chris Paul en 2011 o el trabajo de seducción sobre LaMarcus Aldridge en 2015 – los Lakers habían puesto la mira en sumar una nueva estrella a su constelación.

Ese largo y arduo proceso finalmente llegó a su conclusión el lunes tras el anuncio de la llegada a Los Ángeles de LeBron James.

Los arribos de Magic Johnson y Rob Pelinka en febrero de 2017 fueron el punto de inflexión, y su compromiso inquebrantable para poner a los Lakers en esta posición fue lo que eventualmente permitió cumplir el objetivo.

Esta es una cronología de las decisiones tomadas por la gerencia, muchas de ellas polémicas en su momento y con un alto grado de riesgo. La moraleja es clara: el que no arriesga, no gana.

FEBRERO/MARZO DE 2017: LLEGAN JOHNSON & PELINKA

El 21 de febrero, escasos días antes de la fecha límite de canjes, Jeanie Buss decidió retirar de su cargos a Jim Buss y Mitch Kupchak, dándole el título de Presidente de Operaciones de Baloncesto nada más y nada menos que a Magic Johnson.

El legendario ex jugador de la franquicia, con cinco títulos de la NBA en su palmarés con la camiseta púrpura y dorada, se puso manos a la obra de inmediato, ejecutando su primer cambio. Johnson envió al por entonces goleador del equipo, el escolta Lou Williams, a los Houston Rockets a cambio del alero Corey Brewer y una selección de primera ronda (No. 28) del Draft 2017.

Algunos días más tarde, el 7 de marzo, se haría oficial el arribo de Rob Pelinka, quien firmó un contrato de cinco años para convertirse en el nuevo gerente general.

En la presentación de ambos, la visión de cara al futuro quedó clara:

“El espacio salarial es sagrado”, declararía Pelinka.

JUNIO DE 2017: UNA APUESTA FUERTE

Otra vez casi sobre una fecha clave, en este caso la del Draft, los Lakers tomaron quizás su mayor riesgo.

En un canje con los Nets, Johnson y Pelinka enviaron a D’Angelo Russell (selección No. 2 del Draft 2015 y armador titular del equipo) y al pivot Timofey Mozgov a Brooklyn a cambio del pivot Brook Lopez y la selección No. 27 del Draft.

El traspaso permitió a los Lakers liberar los $16 millones de salario Mozgov en el verano de 2018. Además, Lopez tuvo una sólida temporada en L.A. (13.0 puntos y 4.0 rebotes), ayudando al equipo a dar un gran salto de calidad en defensa.

Por si fuera poco, la selección No. 28 fue canjeada en la noche del Draft a Utah a cambio de los picks No. 30 y No. 42.

DRAFT 2017: TRES PILARES PARA EL NÚCLEO

Decir que, un año después, los Lakers fueron los grandes ganadores del Draft 2017 no le hace justicia a lo que sucedió la noche del 22 de junio.

Los Lakers seleccionaron a Lonzo Ball con el No. 2, tras subir un puesto en la lotería, y de esa forma adquirieron a su nuevo armador del futuro. Ball apenas disputó 50 partidos en su temporada de novato, pero maravilló a todos con su visión de juego, sorprendiendo además al realizar una gran tarea defensiva y dominar en otras áreas, como lo fue el rebote.

Unas horas más tarde, los Lakers utilizarían el No. 27, adquirido desde Brooklyn, de la mejor forma posible. Esa selección se convertiría en Kyle Kuzma, quien fue votado al Primer Equipo de Novatos tras una temporada 2017-18 en la que promedió 16.1 puntos y 6.3 rebotes, erigiéndose casi de inmediato en una de las figuras del equipo.

Con el No. 30, aquel adquirido desde Utah pero originalmente conseguido en el canje de Williams, llegó Josh Hart a los Lakers, dueño de una gran temporada de novato y actualmente brillando en la Liga de Verano 2018 en Las Vegas – ya establecido como una pieza importante del andamiaje de cara al futuro.

Sin dudas una de las mejores cosechas en el Draft en la memoria reciente.

“(Los que me conocen) saben que siempre he apostado por mí”, dijo Johnson tras presentar a las caras nuevas. “Estoy bien donde estamos. Estoy feliz, estoy emocionado. Los fanáticos de los Lakers deberían estar emocionados. Estamos de regreso. Este Draft fue espectacular. Esta clase, no solo Lonzo, sino que también Kyle (Kuzma), Josh (Hart)…estamos muy felices con esta clase, y cuando tienes tanto espacio salarial, seremos (protagonistas) importantes el verano que viene. La marea ha cambiado. La gente quiere jugar aquí de nuevo y es un momento emocionante para Los Angeles Lakers. No hubiera hecho (ese canje) si no pensara que puedo utilizar ese dinero…y que alguien lo aceptará”.

Todo un presagio…

FEBRERO 2018: MÁS FLEXIBILIDAD, VUELTA AL DRAFT

El 8 de febrero de 2018, durante la mañana de la fecha límite de canjes, Johnson y Pelinka volvieron a hacer de las suyas.

En un canje con los Cavaliers, los Lakers enviaron a Jordan Clarkson y Larry Nance, Jr. a Cleveland a cambio de Isaiah Thomas, Channing Frye y la selección No. 25 del Draft 2018.

Sin dudas, esa fue una decisión difícil ya que tanto Clarkson como Nance, Jr. habían sido escogidos y criados por los Lakers. Sin embargo, el traspaso permitió a los Lakers deshacerse de poco más de $13 millones, ya que los vínculos de Thomas y Frye expiraban a finales de temporada.

De esa manera, los Lakers aligeraban aún más su nómina, y abrían espacio salarial para ir en busca de ese pez gordo.

Por si fuera poco, la selección No. 25 sería utilizada en el alemán Moritz Wagner, de sólido debut en la Liga de Verano. Los Lakers también escogerían al ucraniano Sviatoslav Mykhailiuk en la segunda ronda (No. 45), otro jugador con las características apropiadas para flanquear a King James.

“Este canje acertó en todos los frentes”, dijo Pelinka en su momento. “Si ves el camino hacia la grandeza, los grandes equipo y el éxito en la NBA, la mayoría de las veces es mediante un camino en el que el equipo tiene gran flexibilidad y activos en el Draft para aprovechar oportunidades de conseguir jugadores de élite. Creo que, probablemente, más que cualquier organización en la NBA en este momento, tenemos la estructura salarial más saludable, y la flexibilidad más saludable”.

9 DE JULIO DE 2018: ASCIENDE EL REY

La firma se rubricó por la noche del 9 de julio en Los Ángeles, y de esa forma se hizo oficial la llegada de uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA.

James eventualmente explicará cuáles fueron los factores que inclinaron la balanza para su desembarco en el sur de California, pero lo más probable es que tenga que ver con esta serie de decisiones tomadas por aquellos que están a cargo de este proyecto.

Y es que Pelinka y Johnson nunca dudaron de su plan, una estrategia meticulosa, y un castillo construido piedra por piedra. Cada decisión fomentó a la siguiente, siempre siguiendo la misma línea y con el objetivo primordial siempre de frente.

Menos de 17 meses, Pelinka y Johnson ya cumplieron sus promesas, y además de contar con uno los núcleos jóvenes más prometedores de la NBA, también lograron rodear a su gran estrella con veteranos de la talla de Rajon Rondo y Kentavious Caldwell-Pope. Otros, se sabe, llegarán a la brevedad.

LeBron James hoy ya es parte de la familia de los Lakers, y esto es solo el comienzo.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Artículos Recientes