Presentado Por

Producto de Kinston

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

Cuando hablamos con Brandon Ingram antes de la temporada, era bastante claro lo motivado que estaba para convertirse en un gran jugador. La cantidad de trabajo que ha dedicado el jugador de años ha causado sorpresa dentro de la sede de los Lakers, y en conjunto con su talento y longitud, ha sido causa de un optimismo considerable.

En Los Ángeles, la mayoría de nosotros conocemos a Ingram desde hace solo 17 meses, desde el día que fue seleccionado No. 2 desde Duke.

Pero Jerry Stackhouse – un veterano de 18 temporadas en la NBA, en las que promedió 16.9 puntos por juego – lo conoce desde que él estaba en cuarto grado.

Stackhouse, ya pasado los 40 años, creció a unos 10 minutos del hogar de Ingram en Kinston, Carolina del Norte.

“Él solía venir con su familia y jugar partidos en el centro de recreación”, contó Ingram. “Yo siempre estaba ahí, y siempre me daba consejos para seguir trabajando. Definitivamente me apadrinó”.

Eventualmente, Ingram no solo brilló en el equipo de AAU de Stackhouse, sino que también se convirtió en el primer chico de la histoia de Kinston en ganar cuatro campeonatos estatales de preparatoria consecutivos.

Los dos están en contacto constante hasta ahora, y tuvieron la chance de ir a cenar juntos en Toronto – donde Stackhouse trabaja para los Raptors como entrenador en jefe de su equipo de la G League – el sábado por la noche.

Allí Mike Trudell charló con Stackhouse antes del partido entre Lakers y Raptors para tener la perspectiva acerca de su pupilo, y luego hablamos con Ingram para medir la influencia de Stackhouse sobre él. Esta es la transcripción: Jerry Stackhouse

Jerry Stackhouse

MT: ¿Cuándo fue la primera vez que pensaste que Ingram sería el próximo chico de Kinston en seguir tus pasos?

Stackhouse: Cuando lo vi jugar en séptimo grado…lo sabía antes, pero ver su longitud fue lo primero (que resaltaba). Luego cuando estaba en octavo, él trabajaba con el equipo de la secundaria. Desde su comprensión del juego, estar en los lugares correctos…era un chico que corría hacia la bola. Era impresionante ver a un chico que estaba cómodo con el movimiento, estar lejos de la bola, que no necesitaba tocarla para ser efectivo. Él ponía cortinas…manejaba la bola…absorbía todo lo que tratábamos de enseñarle defensivamente, y luego su habilidad para disparar. Es por eso que es muy gracioso cuando hablan de su tiro de tres puntos. Esa era la mejor parte de su juego de joven, el salir y disparar. Creo que se trata de que se sienta cómodo de la misma manera que estaba en Duke. Él realmente va a mostrar lo capaz que es disparando en este nivel. Pero si, era especial. Es una esponja, y mientras lo sigan entrenando bien, él mejorará.

MT: ¿Qué tan importante era para ti volver a tu ciudad y tratar de ayudar a la siguiente generación?

Stackhouse: Hombre, Brandon es olo uno. Está Reggie Bullock (Detroit Pistons), y muchos otros chicos que tratamos de ayudar desde el programa de Kinston High School, y ahora la responsabilidad es de Brandon, y está haciendo todas las cosas que yo hacía, desde asegurarse que tengan uniformes nuevos, zapatos y todo eso*. No fue solo Brandon. Tenemos a un chico que está en su segundo año en Pepperdine ahora (Darnell Dunn) que es el único otro en ganar cuatro campeonatos estatales como Brandon. Son los únicos dos en la historia. A esos chicos se los miraba igual. No sabíamos que Brandon se iba a convertir (exactamente) en lo que es ahora, solo trabajó para llegar y queríamos ayudarle a manejarlo y tener una hoja de ruta para su éxito. Él la sigue. Envié a alguien para que trabaje con él individualmente, en cuanto a su fortaleza, y Brandon hace todo el trabajo. Es por eso que estoy feliz de ver que se le está empezando a dar.
*Con la ayuda de Adidas, Ingram recientemente fue a remodelar el gimnasio en el que creció jugando.

MT: Él parece solo enfocado en ser grande en el baloncesto…

Stackhouse: (Se ríe) Le gusta la ropa, puedo verlo. Él piensa que es un tipo de moda. Al ver algunas de las cosas que usa, y algunos de los patrocinadores que le hemos podido conseguir. Es divertido ver que salga su personalidad, porque siempre ha sido callado. Especialmente cerca de las autoridades. Conmigo como entrenador, cuando estoy en el mismo lugar, ellos podrán estar riéndose y de repente se callan. Pero él es el que hace las bromas cuando yo no estaba. Así que es bueno que otra gente vea su personalidad.

MT: ¿Cómo han mantenido la conexión desde que fue elegido por los Lakers?

Stackhouse: Lo llevé a cenar anoche, con algunos amigos y familia para que lo vean en este juego. Solo pasamos un poco te tiempo juntos. Con nosotros es siempre baloncesto, así que vimos el juego entre Boston y Golden State. Siempre trato de estar en su mente con las pequeñas cosas que pueden ayudarlo, especialmente en la parte defensiva. Todos ven lo que es capaz de hacer en la parte ofensiva. Él siempre hace la jugada correcta. Eso es lo que más me impresionó. Miro (a los Lakers) todo el tiempo, y continúa haciendo el pase extra. Luke (Walton) está haciendo un gran trabajo. Estamos mejorando juego a juego. Es bueno.

MT: Mencionaste que siempre hace lo correcto, y a los entrenadores de los Lakers les encanta, pero al mismo tiempo, a veces quieren que él sea más agresivo. Pero al final uno nunca quiere que alejar a alguien de hacer la “jugada correcta”.

Stackhouse: Pienso que cuando vuelva Lonzo, eso se hará contagioso con este grupo. Eso es lo que debe ser contagioso, para que confíen entre ellos un poquito más. Ese es un buen tiro, pero si la paso una vez más, ese es uno mejor. Si consigues que más jugadores hagan eso, (Brandon) no tendrá que ser más agresivo porque la bola fluirá naturalmente hacia él. Él será el que reciba el pase extra, y cuando esté en ese lugar, él será el que de el pase extra. Eso es juventud. Ahora cuando descifren que realmente se necesitan entre ellos para ganar, eso empezará a cambiar.

MT: ¿Entiende Brandon lo que le dices de una manera diferente ahora que está en la NBA, y hablando el mismo lenguaje de baloncesto?

Stackhouse: Te digo, era especial. Él (siempre) entendió. Recuerdo algunas jugadas e instintos que tenía pasando la bola: lo hacía en noveno grado. Él estaba muy adelantado desde ese punto de vista viendo el juego. Ahora que lo pienso, realmente no me sorprende. Él entiende exactamente de lo que le hablo. Es un jugador. Y debes continuar entrenando jugadores. Ellos necesitan que constantemente les recuerdes los detalles pequeños. ¿Las cosas grandes? Él las puede hacer. Ahora se trata de las cosas pequeñas.

Braondon Ingram

Brandon Ingram

P: Sobre la cena con Stackhouse la noche previa al juego:

Ingram: Fue bueno verlo en persona. Estamos conversando cada tres días, solo hablando. Él me ha ayudado mucho en el proceso. Él estará en el Juego de Estrellas (en Los Ángeles), estará durante mucho tiempo mientras yo esté en la liga y trate de ser lo mejor que puedo ser. Él ha sido realmente bueno para mi a medida que voy trabajando dentro y fuera de la cancha.

Sobre dónde Stackhouse le ayuda más:

Ingram: Mentalmente. Intentando ser lo mejor que pueda. Tratando de tomar las mejores decisiones para mí dentro y fuera de la cancha. Defensivamente me ayuda mucho. Él siempre me señala cuando me ganan la espalda en un juego (por ejemplo). Él siempre está mirando los pequeños detalles de todo lo que hago para hacerme una mejor persona.

NOTA ORIGINAL DE MIKE TRUDELL

Artículos Recientes