Presentado Por

Brandon Ingram redondeó otra gran actuación ante los Denver Nuggets.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers pierden el control en derrota ante Nuggets

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – El cierre ante los Denver Nuggets el viernes por la noche fue una tormenta perfecta de imprecisiones y fallos.

Los Lakers ganaban por seis puntos a 8:01 del final antes de que una serie de pérdidas y desatenciones permitieran a los locales remontar con una seguidilla de 28-7, causando el cuarto revés consecutivo de los laguneros.

Los dirigidos por Luke Walton pagaron demasiado caras las 21 pérdidas, que los Nuggets convirtieron en 28 puntos. Eso no hizo más que desperdiciar una clara supremacía en los rebotes, particularmente en el tablero ofensivo, donde los Lakers limpiaron 17 ventanas.

Un poco más adelante, con el partido empatado 100-100, los angelinos se apagaron. Denver no solo cerró con un pasaje de 15-0, sino que los Lakers que en ese pasaje los Lakers fallaron sus cuatro tiros – tres de ellos desde larga distancia. Por si fuera poco, en los últimos 3:57 los Lakers tuvieron cuatro pérdidas y 0 tiros libres. Los Nuggets no cometieron faltas en ese lapso.

“El final del cuarto (periodo) fue probablemente tan malo podríamos haber jugado”, reconoció Luke Walton.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

El descalabro colectivo llegó al alejarse de la recete que le ha funcionado bastante a los Lakers: los puntos en la pintura. Jugando sin Nikola Jokic, Paul Millsap o Wilson Chandler – su delantera titular – los locales terminaron 38-14 en la segunda mitad en puntos en la pintura, contrarrestando una de las estadísticas positivas de los Lakers en la primera mitad.

Por todo esto fue que no alcanzaron algunas sólidas actuaciones individuales.

Brandon Ingram tuvo un partido aceptable, terminando con 20 puntos y cuatro rebotes, producto de un inmaculado 8/8 en tiros libres. Sin embargo, el alero cayó en la vorágine del equipo sobre el final, y cerró la noche con cinco pérdidas. Con él en cancha los Lakers terminaron -26.

Julius Randle (15 puntos y seis rebotes), Kyle Kuzma (sexto doble-doble con 13 puntos y 10 rebotes) y Jordan Clarkson (12 puntos y cuatro asistencias) hicieron sus aportes desde la banca, pero tampoco fueron capaces de cambiar el rumbo de un partido que se le fue de las manos a los visitantes.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Para resaltar quedó la producción ofensiva de Brook Lopez, quien quebró una sequía de cinco partidos sin anotar en dobles dígitos. El pivot se fue con 15 puntos y cinco rebotes, disparando 7/14 de cancha – incluyendo un triple tras fallar sus últimos 12 intentos.

Walton agregó que los fallos son corregibles ya que son errores propios.

“Si es algo autoinfligido, nosotros podemos ser los que lo cambien sin que nada más suceda”, opinó.

Los Lakers regresarán de inmediato al sur de California, donde enfrentarán el domingo a los Houston Rockets.

Artículos Recientes