Presentado Por

Desglosando el calendario 2018-19 de los Lakers

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

NOTA ORIGINAL DE MIKE TRUDELL

Cuando LeBron James firmó con los Lakers, los 82 juegos de temporada regular se pusieron más interesantes de forma instantánea.

L.A. ya estaba construyendo algo divertido, tras una temporada en la que mejoraron por nueve su caudal de victorias – de la mano de un talentoso grupo de jugadores jóvenes y con flexibilidad salarial para sumar a una estrella.

LeBron, está claro, es esa estrella.

La primera vez que él vestirá la camiseta púrpura y dorada en un partido de temporada regular será el 18 de octubre (en POR). La primera vez que Lawrence Tanter anunciará su nombre en STAPLES Center será contra Houston el 20 de octubre. El cuatro veces JMV regresará a Cleveland el 21 de noviembre. King James se medirá a su archirrival de las Finales en Navidad.

¿Pero cómo le afectará a LeBron su primer calendario de Conferencia Oeste? ¿Cómo le afectarán los juegos en noches consecutivas a Lonzo Ball y Brandon Ingram tras sus lesiones? ¿Cómo lucirán Kyle Kuzma y Josh Hart tras dejar atrás sus temporadas de novato? ¿Qué pueden ofrecer Lance Stephenson o Michael Beasley en una noche adversa en enero o febrero? ¿Cuánto ayudará el intelecto de Rajon Rondo a los jóvenes para maximizar su producción a lo largo de 82 juegos?

A continuación, tratamos de contestar esas preguntas y más, analizando el calendario, revisando lo más importante y ahondando en las curiosidades para entenderlo de la mejor manera posible:

BAUTISMO DE FUEGO
En la NBA, la continuidad es una parte subestimada pero esencial del éxito en la mayoría de los casos. Eso parte del plantel, pero también va al cuerpo técnico y a la gerencia. En el caso de los Lakers, ellos han establecido a los dos últimos bastante bien en las últimas dos temporadas, pero la rotación ha cambiado considerablemente, incluyendo la incorporación de cuatro veteranos agentes libres y tres novatos para la próxima temporada.

Podría llevarles algo de tiempo para que todos esos nuevos jugadores descubran cómo jugar con los que quedaron, y tener un calendario más suave al inicio de la temporada puede mitigar eso, como lo hizo el año pasado cuando los Lakers no enfrentaron a seis de los mejores siete equipos en la liga hasta después del 27 de noviembre.

Este año, sin embargo, no ofrece tal lujo. De los primeros 11 juegos de L.A., ocho son contra equipos de playoffs, incluidos siete del Oeste (además del No. 1 del Este, Toronto). Uno de los otros tres es Denver con 46 victorias. Sin embargo, el calendario se suaviza del 10 al 30 de noviembre, con seis de 11 juegos contra equipos que no vienen de clasificar a playoffs.

CURIOSIDADES DEL CALENDARIO
Un vistazo a los detalles del calendario 2018-19:

  • Por segunda temporada consecutiva, los Lakers jugarán 13 pares de partidos en noches consecutivas (B2B),. Un puñado de equipos jugarán 12, mientras que algunos tendrán 16. El promedio es de 13.9, menos que los 14.4 de la temporada pasada.
  • De esos 13 B2Bs, en dos no se viaja, ya que uno es IND/DAL (Nov. 29 y 30) y en el otro es con GSW en casa y LAC en “carretera.” El promedio de la liga es de 2.3. L.A. también tendrá cuatro B2Bs de más de 750 millas de viaje.
  • La gira de carretera más larga tendrá a L.A. jugando de visitante del 31 de enero al 12 de febrero, un total de 13 días y seis juegos, sin siquiera un B2B. Aunque en realidad, el primer juego es contra los Clippers, así que es un viaje de cinco juegos y 12 días. De todas maneras, es más largo que el más extenso de la temporada pasada (cinco juegos, 10 días).
  • El pasaje más largo en STAPLES es de nueve días y cuatro juegos, del 21-29 de enero. /li>
  • L.A. tendrá 10 juegos en casa en domingos, ocho los miércoles y viernes, cinco los jueves, cuatro los lunes y martes, y dos en sábados.
  • Además, los laguneros jugarán 10 sábados en carretera, muchos de ellos en el calendario de televisión nacional de ABC.
  • L.A. solo va a Dallas y Denver una vez, y recibe a Oklahoma City y Memphis también en una ocasión. Cada equipo del Oeste juego contra cuatro equipos de su conferencia tres veces, , 10 equipos cuatro veces, y rivales del Este en dos ocasiones.

LAS BATALLAS DEL JOVEN NÚCLEO
Los Lakers tienen a varios jovencitos en su escuadra que esencialmente deberán andar bien para que el equipo cumpla sus objetivos. Dos de ellos todavía no cumplen 21 años, pero lo harán a la brevedad, ya que el cumpleaños de Ingram es el 2 de septiembre y el de Ball el 27 de octubre. Ellos estarán acompañados por Kuzma (Primer Equipo de Novatos) y Hart (JMV de la Liga de Verano), además de Ivica Zubac y los novatos de 21 años Moe Wagner y Svi Mykhailiuk (Segundo Equipo de la Liga de Verano), para formar uno de los núcleos jóvenes más prometedores de la liga.

Al final, no importará que sean buenos antes jóvenes o veteranos…ellos deberán lucirse de todas maneras. Pero siempre es interesante compararlos con otros jóvenes.

Primero llegará la cita del 24 de octubre en Phoenix, donde se medirán al talentoso anotador Devin Booker, la selección No. 4 del Draft del año pasado Josh Jackson, y el No. 1 de este año DeAndre Ayton.

La siguiente noche, L.A. se medirá al serbio Nikola Jokic de 23 años, el todoterreno Gary Harris de 23 años, y al francotirador Jamal Murray de 21 años en Denver*. Tres días más tarde, ellos irán a Minnesota a medirse a los No. 1 de 2014 (Andrew Wiggins), y 2015 (Karl-Anthony Towns), de apenas 23 y 22 años, respectivamente.
*El No. 14 Michael Porter, Jr. está lesionado.

A post shared by PAW Patrol (@pawpatrol) on

Los Lakers no se medirán a los dos mejores equipos jóvenes del Este, Philly y Boston, hasta el 29 de enero (vs. PHI) y 8 de febrero (en BOS).

Cuando se habla de todos los talentos de elite en la NBA, no hay que olvidarse de Ingram y Ball solo porque se lesionaron al final de la 2017-18. El mes de febrero de Ingram (18.6 puntos, 5.6 asistencias, 5.5 rebotes tirando 54.5 por ciento de cancha y 52.2 en triples) y el hecho de que Ball básicamente replicó los números de Jason Kidd en su temporada de novato, mientras lideraba a los Lakers en eficiencia neta, no debería ser menospreciado.

Además…cuando Ingram y Ball jugaron juntos con los Lakers – algo que no sucedió lo suficiente debido a las lesiones de ambos – ellos terminaron 3-4 en octubre, 5-9 en noviembre y 3-6 en diciembre. Sin embargo, después del 1 de enero, L.A. terminó 8-1 en los nueve juegos que ambos disputaron. Eso es un total de 19-20. Y además, 8-1 en 2018.

A VOLAR TODOS (POR DELTA)
Los Lakers nuevamente estarán entre los que más consuman gasolina de avión en la NBA, al ritmo de 53,455 millas por volar. Eso estará un poquito por encima de las 53,090 del año pasado, y bastante más de las 44,992 de la 2015-16. ¿Por qué? El recorte en la cantidad de B2B, que para un equipo costero significa menos viajes al Medio Oeste y otros más largos en el lado opuesto del país. En el pasado, L.A. quizás hubiera tenido el juego contra Utah del 11 de enero como parte de un B2B con OKC (17 de enero), pero por estos días, los Lakers solo viajan a Utah para un partido, y luego regresan para enfrentar a Cleveland (13 de enero) y Chicago (15 de enero) en casa antes de hacer ese viaje a OKC.

Mientras que los Lakers están acostumbrados a este tipo de viajes, LeBron no. Él ha estado en la Conferencia Este* durante 15 años. Debido a la geografía, cuando él estaba en Cleveland (11 años), el viaje era de los más livianos de la NBA, ya que muchos de los equipos de la Conferencia Este están muy cerca, y además, los equipos de la Conferencia Oeste estaba a menos millas que la mayoría de sus oponentes del Este.
*Phil Jackson siempre hablaba de la ventaja que tenían sus equipos de Chicago con el calendario, ya que no había vuelos que fueran de mucho más que tres horas. A solo una hora en el aire de la Ciudad del Viento, Cleveland está en esa conversación.

Hubiera sido raro para LeBron el volar el tipo de distancia que los Lakers harán cuando vayan desde LAX hasta Minnesota el 6 de enero, y luego tener que volar hasta Dallas para el B2B el 7, para luego regresar a Los Ángeles temprano por la mañana el 8 de enero (seguramente arribando a las 2 a.m.). Ellos luego jugarán contra Detroit el 9, y se irán a Utah el 10.

Por contrapartida, Miami (cuatro años para LeBron) es el que más viaja de la Conferencia Este, y está a la par de la mayoría de los equipos del Medio Oeste de la Conferencia Oeste, así que no es tan diferente. Especialmente en los lujosos aviones privados de Delta. Y…además…él es LeBron James. No apostaría a que algunas millas más en el aire impacten al mejor jugador de la NBA.

LA ROTACIÓN Y EL JUEGO DE BEASLEY/LANCE
Cuando L.A. firmó a Michael Beasley y Lance Stephenson en julio, empecé a jugar con diferentes situaciones para la rotación, y lo que tomaría para ganarse un lugar sólido en ella. A primera vista, se podría armar el equipo así:

B: Lonzo Ball, Rajon Rondo, Alex Caruso (contrato dual), Isaac Bonga
E: Kentavious Caldwell-Pope, Josh Hart
A: Brandon Ingram, Lance Stephenson, Svi Mykhailiuk
AP: LeBron James, Kyle Kuzma, Michael Beasley, Luol Deng, Travis Wear (contrato dual)
AP: JaVale McGee, Ivica Zubac, Moe Wagner

Aclaración obvia: mi versión es claramente irrelevante a lo que Luke Walton hará, y esa versión también cambiará varias veces con el correr del año. Además, muchos de los jugadores de L.A., por la composición de la plantilla que Magic Johnson, Rob Pelinka y Walton armaron, son intercambiables en varias posiciones en una liga que cada vez busca más ese estilo.

Por ejemplo, Hart brilló al final de su temporada de novato y especialmente en Las Vegas, y podría pelear por un cupo de titular (y para cerrar), y de no ser así, llevarse la mayoría de los minutos de suplente tanto de escolta como de alero. Mientras tanto, Kuzma – quien no pasará mucho tiempo en la banca – jugará tanto de alero como de ala-pivot, asumiendo que Ingram será titular junto a LeBron. Es por eso que podría ser difícil tanto para Stephenson como Beasley recibir los minutos que por ejemplo Rondo tendría como suplente (o titular, dependiendo de cómo regrese Ball de su operación en la rodilla) en la conducción.

Pero aquí llegamos al título de esta sección. Digamos que L.A. enfrenta a Memphis (8 de diciembre) tras dos juegos seguidos ante San Antonio (5 y 7 de diciembre), en la segunda noche de un B2B, y la escuadra llega cansada. Quizás sea un buen momento para que Walton revise la banca, llame a Beasley, y este te de 15 puntos rápidos de manera eficiente (13 puntos en 51 por ciento en tiros de cancha en 22 minutos de juego la temporada pasada), a quien el asistente Jesse Mermuys llamó uno de los jugadores más difíciles de marcar de la NBA. ¿O que tal el 15 de marzo en Detroit, el tercer juego en cuatro noches, todos de visitante ante equipos del Este (comenzando en CHI y en TOR), con dos partidos más de carretera (NYK, MIL)? Quizás también sea un buen momento para darle más minutos a Lance, quien también recibió los elogios de Mermuys por su intensidad cada noche.

I PROMISE
Durante el discurso de LeBron a los estudiantes de su nueva escuela I Promise en su Akron (Ohio) natal, él mencionó lo agridulce que será para él abrir la escuela, pero tener que dejar la ciudad para irse a jugar a Los Ángeles. James dijo que le encantaría poder ir a la escuela todos los días para ver a los niños.

Así que no será todos los días, pero L.A. hará su único viaje a Cleveland (21 de noviembre), tras enfrentar a Miami el 18. Ese es un pasaje largo entre partidos de carretera, pero le permitirá a LeBron tener algunos días más para compartir con los niños a los que tanto está ayudando.

DENTRO DEL ESTUDIO DE SPECTRUM
Mientras que los que viajan estarán en carretera cubriendo un partido, el equipo de Spectrum TV estará en El Segundo desde el estudio. Hablamos con el capitán de ese equipo, el adorado Chris “Geeter” McGee:

Sobre lo que es para él y el equipo de estudio cuando los Lakers están 12 días en carretera, comparado con tener al equipo en casa cuatro juegos seguidos:
Geeter: Para ser honesto, no es demasiado diferente en términos de preparación o el estilo del show, pero lo diferente es llegar más temprano, especialmente cuando el equipo juega en la Costa Este. Tenemos que encendernos un poquito más porque el show pre-partido comienza a las 3 p.m., y eso no siempre tiene la misma energía natural que una noche en STAPLES. En cuanto a preparación, para mí no hay mucha diferencia: cuando el equipo está en casa nosotros vamos a las prácticas, vemos a los jugadores y entrenadores, y a los escritores y estás un poco más metido. Cuando el equipo está en carretera, uno tiene que leer un poco más y seguir lo que está pasando. Es más fácil cuando el equipo está en casa, se siente más natural y conectado.

Sobre cómo mantiene contento a James Worthy tras las derrotas, especialmente si toca una contra Boston:
Geeter: James ama los grandes partidos, por eso su apodo Big Game, pero Boston es el más grande. Obviamente cuando juegas contra los Warriors o los otros equipos e elite tienes esa adrenalina, pero lo único que tenemos que hacer es mostrarle un clip de los Showtime Lakers y los Celtics, y se enciende y regresa. Es divertido, porque los dos odiamos perder, y él piensa que yo soy más emotivo que él, y tiene razón…pero cuando las derrotas se acumulan como hace algunos años, y el equipo está siendo aplastado, él lo toma mal. El año pasado fue el que más disfrutamos, ya que ambos genuinamente amamos al equipo y los muchachos, y creemos en ellos. Vimos crecimiento real, vimos que nunca se rindieron, y siempre compitieron. Pero nos conocemos bien, así que sabemos cuando el otro no está feliz, y nos ayudamos entre nosotros.

Sobre trabajar con varios analistas: Geeter: Puedo decir honestamente que me gustan todos los que traen. Fish, Rob, Caron, Twan, AC, Coop*…todos son increíbles e interesantes. Tengo amistad con todos ellos, y como fanático de toda la vida de los Lakers, eso es algo increíble. Algunos fanáticos, muy pocos, no saben lo que tienen al contar con tal colección de ex jugadores de los Lakers que son parte de los shows. Ningún equipo en ningún otro deporte puede decir eso. Créeme, ve a ver un show pre-partido de cualquier equipo y encuéntrame una franquicia que tenga a esos tipos en un show de dos horas y media en vivo.
*Derek Fisher, Robert Horry, Caron Butler, Antawn Jamison, A.C. Green y Michael Cooper.

TOP 5 DE JUEGOS ESCONCIDOS INTERESANTES
Sabemos de los partidos estelares, como la apertura en casa contra Houston, el regreso de LeBron a Cleveland o el partido de Navidad contra Golden State. Aquí hay algunos otros que nos llaman la atención:

1) Diciembre 21 vs. NOP: La primera vez que Rajon Rondo enfrentará a su ex compañero Anthony Davis desde que ayudaron a los Pelicans a barrer a Portland en la primera ronda y, obviamente, el regreso de Julius Randle a Los Ángeles.
2) Diciembre 28 vs. LAC: Lou Williams le dijo recientemente a TMZ que “Por récord, los Clippers siguen siendo el equipo a vencer (en L.A.). Los Lakers no nos han ganado desde que estoy Clippers, así que si, somos el mejor equipo en L.A. hasta que demuestren lo contrario.” Técnicamente, los Lakers vencieron a los Clippers en el último juego de la temporada pasada, pero Williams no jugó.
3) Enero 2 vs. OKC: Esta será la única vez que Russell Westbrook y Paul George vendrán a STAPLES Center.
4) Marzo 17 en New York: Se sabe que los Knicks no deberían ser muy buenos tras una temporada de 29-53. ¿Pero han visto a LeBron jugar en Madison Square Garden? Preparen las cámaras de sus iPhones.
5) Marzo 19 en Milwaukee: El mejor jugador del Este durante los últimos 15 años* se enfrenta a uno de los grandes candidatos a reemplazarlo, Giannis Antetokounmpo.
*LeBron quedó en el Segundo Equipo de la NBA en su segundo año, cuando el único jugador del Este en el Primer Equipo era Allen Iverson. Él pasó al Primer Equipo en 2005-06.

Artículos Recientes