Los Nets de vuelta en la serie: Vencen al Heat en el Juego 3

BROOKLYN – Paul Pierce se paró frente al banco de los Brooklyn Nets, cara a cara con la fanaticada enardecida del Barclays Center, y movió su cabeza hacia arriba y abajo en señal de aprobación.

Quedaban 9:34 en el tercer periodo del Juego 3 de la semifinal de la Conferencia Este y Pierce afirmó lo que todo fanático estaba pensando:

¡Ahora esto es una serie!

Los Nets ganaron el Juego 3, 104-90, propinándole al Heat su primera derrota en las eliminatorias esta temporada y demostrando sin duda alguna que Miami está arriba 2-1 y no 3-0.

“No ibamos a entrar en pánico,” dijo Pierce. “Queriamos demostrarles que no les tenemos miedo.”

¿Miedo? ¿En Brooklyn? ¡Ja!

Los Nets estaban arriba 85-67 cuando Alan Anderson se enredó con Ray Allen, quien le ha hecho daño a los Nets en esta serie.

Intercambiaron palabras. Se empujaron. Se quitaron sus protectores. Se removieron la boquilla.

Cuando Anderson y Allen fueron separados, los 17,732 fanáticos en un Barclays Center lleno a capacidad, gritaban en aprobación. Pierce dió su bendición: Esto es baloncesto de postemporada.

“Me encanta,” Pierce dijo cuando se le preguntó sobre el ambiente en el Barclays Center. “Me encanta. Nosotros nos alimentamos de esto. Es como una dosis de adrenalina.”

Los Nets compartieron el balón, hicieron una marca de franquicia, anotando 15 canastas de tres puntos y tirando para un 60 porciento (15-25) de la línea de tres. El banco, liderado por 15 puntos y 10 rebotes de Andray Blatche, contribuyó 40 puntos.

Seis jugadores anotaron en doble figura, liderados por 19 puntos de Joe Johnson. Deron Williams se recuperó de un mal juego en el Juego 2 para anotar nueve puntos y repartir 11 asistencias.

Lebron James lideró a todos los jugadores con 28 puntos, pero lo limitaron a 12 puntos después del primer periodo.

Esta serie se ha vuelto más física al pasar los juegos. Fue James el que tras donquear sobre Pierce en el Juego 2 empezó a hablar de más. Pierce lo empujó.

El Heat, que perdió los cuatro juegos de temporada regular contra los Nets, se sentían superiores tras ganar los primeros dos juegos en el American Airlines Arena. Pero Miami, como dice la broma, es donde los New Yorkers van a retirarse. Aquí es donde ellos dejan su marca.

Los Nets hicieron su marca. No importa como la serie se pusó 2-1. Pero, así es. Ocurrió. Ahora es.

  • Pin It