TEMPORADA 2013-14 EN EL RECUERDO: CAMBIOS EN EL BANQUILLO

by Timberwolves.com

Por Miguel Ángel Martín
Colaborador de Timberwolves.com
@BerkutMartin

Sin duda los Lobos van a comenzar una nueva era en su historia, a partir de la próxima temporada. Y uno de los más importantes cambios que vamos a tener a partir de noviembre es que habrá nuevo entrenador en el banquillo de los Timberwolves. Rick Adelman dejó su puesto de entrenador del equipo NBA y dejó a Flip Saunders una gran tarea, la de devolver a los Lobos a la postemporada, más de una década después.

Rick Adelman dejaba el banquillo de los Lobos, tras finalizar la temporada regular para cuidar a su mujer, que está enferma, a pesar de no terminar su relación con los Timberwolves, ya que continuará dentro de la organización como consultor de la franquicia.

Con su retirada, la NBA se quedó sin uno de los mejores y más célebres entrenadores de la historia de la liga. Y es que Adelman se retira tras 23 años como entrenador de la mejor liga de baloncesto del mundo, con más de 1.000 victorias en su curriculum y una enorme cantidad de temporadas en las que sus equipos visitaron los playoffs, incluso con notable éxito. Sus 1.042 victorias en total, le colocan como el octavo entrenador que más victorias ha logrado en la historia de la competición.

De las 23 temporadas en las que estuvo como entrenador, en 16 de ellas logró clasificar a sus equipos para la luchar por el título. De esas temporadas, destacaron sobre manera las temporadas de 1990 y 1992 en las que dirigió a los Portland Trail Blazers a las finales. Dos finales en las que peleó por la gloria con otros dos gigantes de la historia de los banquillos de la NBA como eran Chuck Daly y Phil Jackson.

Adelman también dirigió a Golden State Warriors, Sacramento Kings, Houston Rockets y finalmente a los Minnesota Timberwolves, donde ha puesto fin a su periplo con entrenador.

Con él se va parte de la historia de la NBA y parte de la historia reciente de los Timberwolves. No logró clasificar al equipo para los playoffs, pero fue una pieza clave para construir al equipo que trata de romper una larga racha de temporadas sin playoffs, que dura más de una década.

Esa es una cara de la moneda del cambio que hemos vivido en el banquillo de los Lobos. La otra cara de esa misma moneda la protagonizó el General Manager de los Lobos, Flip Saunders, que después de sopesar varias opciones decidió él mismo hacerse cargo de la dirección técnica del equipo y llevar a los Lobos a una gloria que ya consiguiera la organización, cuando Saunders dirigía a los Timberwolves en otra etapa al frente del equipo.

Saunders dirigió a Pistons y a Wizards después de estar una larga temporada al frente del banquillo de los Lobos entre 1995 y 2005, la época más dorada de la organización. Con Saunders al frente de los Lobos, estos lograron encadenar una larga racha de temporadas en la que se alcanzaron los playoffs, lo que no se ha vuelto a conseguir desde que se marchara del banquillo de Minnesota.

Pero fue en 2004 cuando los Lobos llegaron a la final del Oeste, realizando la mejor temporada que Minnesota hay podido disfrutar en la NBA desde 1989, a pesar de caer frente a los Lakers y quedar a un solo paso de disputar una final de la NBA.

Ahora  Saunders ha decidido, junto al dueño Glen Taylor, tratar de revivir esos sensacionales momentos mágicos de la franquicia.

Que él lidere de nuevo un proyecto ganador, en el que él cree firmemente y que conoce como nadie, ya que es el arquitecto del proyecto, puede ser el mejor opción para el futuro de unos Lobos que necesitaba este cambio de rumbo, para romper con la larga sequía de éxitos que sacudían con mucha fuerza a la organización.

Los números de su carrera son los siguientes: Un total de 10 temporadas en los Minnesota Timberwolves, en los que dirigió al equipo en 737 partidos de temporada regular (con un record favorable de 411-326), más 47 partidos más de playoffs en ocho temporadas (con un balance de 17-30).

Con los Detroit Pistons estuvo tres temporadas al frente del equipo con un balance de 176-70 en temporada regular y 30-21 en playoffs, llevando a los Pistons a las finales de conferencia en tres ocasiones consecutivas en las temporadas 2005-06, 2006-07 y 2007-08.

Con los Wizards también estuvo tres temporadas pero con peor suerte. Su record en Washington fue de 51-130, perdiéndose en estas tres temporadas los playoffs.

Ahora tendrá que tomar serias decisiones que afectarán al futuro de la organización. Una vez que sepamos quienes serán los hombres que defiendan los intereses de los Lobos a partir de la próxima temporada, si que podremos decir que habrá empezado la era de Saunders con su doble responsabilidad en el equipo (entrenador y manager general).

Una nueva era en la que lograr pronto la llegada a los playoffs es el objetivo.

Hasta pronto desde España.