Sam Mitchell, Wolves coach, and Zach LaVine during the Wolves' first Summer League game.
NBAE/GettyImages

COMIENZA LA LIGA DE VERANO PARA LOS LOBOS

Por Miguel Ángel Martín
Colaborador de Timberwolves.com
@BerkutMartin

La Liga de Verano de Las Vegas ya ha dado comienzo. Los primeros partidos de los Lobos, desde que hace tres meses terminase la temporada regular. Una Liga de Verano que será la segunda estación veraniega de la NBA, después del torneo de Orlando. Participarán 24 franquicias y el torneo se dividirá en dos fases. 

Primero tendrá lugar una primera fase de partidos a modo de liga regular (del 11 al 15 de Julio) en la que cada equipo jugará tres partidos y nadie quedará excluído, para posteriormente dar paso a las eliminatorias según la posición en dicha liguilla. En total, todos jugarán no menos de cinco encuentros cada uno y 67 entre todos, y se terminará el día 21 con la gran final.

En este torneo, los Lobos se tendrán que ver las caras con Mavericks de Dallas, con los Wizards de Washington y con los Bulls de Chicago, antes de comenzar la segunda ronda del torneo, siendo estas ya eliminatorias.

Unos partidos que serán importantes para comprobar varios aspectos importantes de la temporada que está a punto de venir. Varios focos de atención que tratarán de analizar tanto a jugadores nuevos, como a jugadores que ya formaron parte del equipo en la pasada campaña.

Shabazz Muhammad y Gorgui Dieng serán dos de los grandes protagonistas del equipo, de entre los jugadores que ya formaban parte de la organización el año pasado. En ambos casos la gran pregunta es si esta será la temporada en la que podrán dar el gran paso adelante para empezar a tomar las riendas del equipo, de cara al futuro.

Ambos son dos prospectos codiciados y esenciales en el proyecto de futuro de la organización. Especialmente destacada fue la recta final de Dieng, que le sirvió para poder entrar en el segundo equipo de rookies de la NBA. De si podrá demostrar contundencia y dominio en el puesto de center, dependerá en gran medida las decisiones de futuro que el equipo habrá de tomar en el puesto de center, y el reparto de minutos con otro coloso del equipo, como es Nikola Pekovic.

Pero si importante es ver la evolución de Muhammad y Dieng, más focos de atención acapararán los novatos elegidos en el pasado draft por parte de los Timberwolves. Sobre todo en el caso de Zach LaVine, que será el jugador más interesante del roster de los Lobos en el esta Liga de Verano 2014, de Las Vegas.

Todo el mundo quiere empezar a comprobar si el conjunto de dotes baloncestísticas que atesora, y que le permitieron ser primera ronda del draft de la NBA, se traduce en una presencia destacada, ahora que ha llegado el momento de jugar con tipos de la NBA.

No hay que olvidar que LaVine solo disputó un partido como titular con UCLA en la pasada temporada (tiene 19 años), promediando 9.4 puntos de media y con un porcentaje de tiro del 37.5 por ciento en lanzamientos de tres puntos. Pero esos números no serán referentes ahora. Lo será su capacidad atlética y también será referente de su adaptación, cómo pueda complementarse con Ricky Rubio, tanto como liberador de presión, a la hora de subir el balón, como receptor de asistencias, del propio Rubio y así generar un potencial ofensivo que pueda superar lo mostrado por el equipo en la pasada temporada.

En el caso de Robinson III, que es un alero de 20 años y 198 cm, comprobar su juego físico es el principal objetivo. , sobre todo en lo que se refiere a su velocidad y a su facilidad de conseguir puntos en transición defensa ataque, así como en el potencial ofensivo que muestre a la hora de atacar cerca del aro.

El aporte al rebote ofensivo y también al defensivo, también serán detalles a tener en cuenta en estos primeros pasos dentro de la NBA. 

Otros jugadores sobre los que habrá que estar atentos serán Alexey Shved y Chase Budinger.

Para Shved, esta temporada será muy importante para comprobar el rol que podrá tener dentro del equipo esta temporada. Luchará por obtener tiempo de juego como sustituto de Ricky Rubio en la pista, por lo que el tándem que podrá tener con LaVine en la Liga de Verano será bastante representativo, para el tipo de juego que podrá tener LaVine, jugando como dos, ayudando a liberar presión la subida de balón y a la hora de complementarse ambos, cuando hayan de compartir minutos de juego.

En el caso de Budinger, la mejora ofensiva es el objetivo. Formará parte del equipo en la Liga de Verano, como parte del trabajo que hará en el Verano para poder hacer las mejoras necesarias en su juego.

Hasta pronto desde España.