Presentado Por

Lou Williams lideró a los Lakers con 21 puntos pero no pudo evitar la derrota en Phoenix.
(J. Alexander Diaz/Lakers.com)

Lakers y una dura derrota en la previa al Juego de Estrellas

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Lakers encararán el receso por el Juego de Estrellas con mucho para mejorar.

La abultada derrota del miércoles en Phoenix borró la buena imagen que había dejado el equipo 24 horas antes en STAPLES Center ante Sacramento, y por eso Luke Walton deberá aprovechar los días de descanso para buscar soluciones.

El conjunto de Arizona se alejó rápidamente en el marcador con un primer cuarto explosivo, y los Lakers no lograron hacer pie ni en defensa ni en ataque. Los de púrpura y dorado tiraron cerca de un 22 por ciento de cancha en los primeros 12 minutos, además de ocho pérdidas, y el resto de la noche tuvo una tónica parecida.

En líneas generales fue una noche para el olvido para gran parte de la rotación, quizás con la excepción de Lou Williams y Larry Nance, Jr.

El veterano, como casi siempre esta campaña, sacó la cara por los Lakers e hizo de las suyas en el canasto contrario. Williams terminó con 21 puntos para liderar a los suyos.

Nance, Jr., por su parte, dejó su marca más allá de los números. En sus 22 minutos en cancha, los Lakers terminaron -2, una diferencia considerable con el déficit final de 36 tantos. Además, el ala-pivot repartió cinco asistencias, consiguiendo la mejor marca de su carrera.

Entre los demás se destacaron las producciones de D’Angelo Russell (21 puntos y cuatro asistencias) y Julius Randle (13 puntos y 10 rebotes para su primer doble-doble en un mes y medio). Sin embargo, ambos fueron una clara ilustración de las irregularidades del equipo.

Al final los Lakers repitieron muchos de los pecados que no pueden dejar atrás esta temporada. Se cometieron 27 faltas y 12 pérdidas (aunque solo cuatro tras el primer cuarto), y el equipo apenas tuvo 16 asistencias.

Se disparó 37.6 por ciento de cancha (34.6 en triples) y se permitió un 55.7 al rival, además de 60 puntos en la pintura y 40 de contragolpe.

Las grietas están a la vista, y el receso llega en buen momento para hacer borrón y cuenta nueva. El rival, dentro de nueves días, será Oklahoma City Thunder.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

Artículos Recientes

Related Content