Presentado Por

Julius Randle tuvo una actuación irregular y los Lakers no pudieron cortar su racha adversa ante los Blazers.
(Andrew D. Bernstein/NBAE/Getty Images)

Lakers se derrumban en la segunda mitad ante Portland

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – La segunda mitad de los Lakers contra Portland el martes frenó en seco todo el envión conseguido en la última semana.

Los angelinos anotaron 30 puntos tras el descanso, con apenas 12 canastas y un gélido 29.3 por ciento de cancha (16.7 en triples), además de cometer seis de sus 10 pérdidas de la noche.

Tras una racha en la que los pupilos de Luke Walton habían ganado tres de cuatro partidos – evolucionando en ambos lados de la cancha – los Blazers se aprovecharon de la dramática merma en nivel y los dejaron en 87 puntos, la tercera peor producción de la campaña.

“Todavía estoy tratando de entender qué pasó en la segunda mitad”, se sinceró Walton. “Necesito ir a casa y ver el video, pero estoy en shock de que hallamos salido así”.

Los Lakers llegaron a sacar una ventaja de ocho puntos en el segundo cuarto y al descanso habían dejado a Damian Lillard en dos puntos, con 1/10 de cancha.

Sin embargo, al regreso del vestidor todo cambió.

“Nos desinflamos”, opinó Nick Young. “La energía no estuvo presente en la segunda mitad. Se nos puso difícil. No fue nada que estuviéramos haciendo, solo no tuvimos energía”.

A photo posted by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Las peores costumbres del equipo aparecieron en pleno.

Además de ser superados en los tableros por 28-17 en el complemento, los Lakers abusaron de los aclarados y se olvidaron de la ofensiva colectiva que había fomentado su buen presente.

“Debemos encontrar la forma de mover la bola y encontrar tiros fáciles para nosotros”, observó Jordan Clarkson. “Hacer eso, encontrar al compañero extra y dar el pase extra”.

La teoría de Walton es que se alejaron del estilo que él busca.

“Cuando tenemos cinco jugadores o más en dobles dígitos es el único momento en el que ganamos juegos”, explicó. “Cuando atacamos como equipo y lo hacemos todos. No ganamos juegos cuando uno anota 40. Hemos tenido noches así también y perdemos”.

Sin embargo, el entrenador no quiere que un tropezón sea caída.

“Tuvimos bastante progreso en las últimas semanas”, recordó. “Por la razón que sea, (esta) segunda mitad sucedió. No (debemos) dejar que afecte la manera que estamos jugando”.

Young se mostró en la misma sintonía.

“Solo debemos seguir confiados”, agregó el escolta. “Sé que es difícil decirlo cuando todos nos quedamos cortos y las cosas no se dieron como queríamos. He estado jugando este deporte durante un tiempo y solo debo seguir confiado, sabiendo que (a veces) pasas por momentos en los que fallas, y momentos en los que metes todo. Todo estará bien”.

Artículos Recientes

Related Content