Triple prórroga en Philly ante los Thunder

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Locura de partido en Philly, que vivió tres prórrogas, para terminar cayendo ante los Thunder por 117-119. Una pena, pero el ambiente vivido en el Sur de Philadelphia fue soberbio y el espíritu de juego, mostrado por los Sixers, es el camino hacia los playoffs.

Un partido que enamoró incluso a LeBron James, que escribía en Twitter “¡Este partido es una locura!”. Tres prórrogas que mantuvieron la emoción de modo increíble y que de paso, permitieron a Joel Embiid vivir su primer partido en la NBA, con más de 40 minutos en pista.

Antes de vivir el vibrante y loco final del partido, hubo varios momentos clave para terminar llegando a la triple prórroga. Y es que el comienzo del partido fue muy igualado, pero siempre con los Thunder llevando la iniciativa en el marcador.

Pero en el ecuador del segundo cuarto, el partido estuvo a punto de romperse para los Thunder. El equipo de Oklahoma City se colocó 50-33 a falta de 5:48 para el descanso y los Sixers corrían peligro de ver como el equipo visitante podía sentenciar nuestras opciones de victorias, incluso antes de llegar al descanso.

Pero una rápida reacción de los Sixers, con un parcial favorable de 11-0, dejaba el partido más equilibrado. La remontada no se produjo y la iniciativa en el marcador la siguió llevando Oklahoma City, siempre con una ventaja en torno a los 10 puntos, hasta el final del tercer periodo, donde otro empuje de los Sixers dejó el partido aún más igualado.

Pero solo cuando quedaban 54 segundos para el final del partido, los Sixers lograron empatar el partido a 94, resultado con el que se llegó al final del tiempo regular y conduciendo el partido a la prórroga.

De ahí al final del encuentro, todo fue igualdad, lo que provocó que la primera prórroga terminase de nuevo en empate a 102, y que el segundo tiempo extra terminase con empate a 111. Solo en la tercera prórroga se pudo desequilibrar el resultado a favor de los visitantes, llevándose una gran triunfo, pero dejando buenas sensaciones para los Sixers, por su espíritu de lucha y de entrega, al margen del dolor que pueda provocar perder de este modo.

Una noche más, el mejor jugador de los Sixers fue Joel Embiid, que terminó el partido con 49 minutos en pista (sobrepasando por primera vez la marca de los 40 minutos en pista), que le bastaron para terminar con un 34 puntos en su cuenta particular (11-20 en tiros de campo y 12-13 en tiros libres), además de sumar 8 rebotes y 6 asistencias. Su magnífico partido, casi se permite guiar a los Sixers a la remontada y la victoria, pero la gran defensa de los Thunder sobre él, en los instantes finales del partido, lo impidieron.

Ben Simmons también tuvo grandes números en los 52 minutos que jugó en el partido, acabando el encuentro rozando el triple-doble. Terminó el partido con 12 puntos (6-10 en tiros de campo), con 11 asistencias y sumando 9 rebotes, además de lograr 4 robos de balón.

Más aportación ofensiva tuvo J.J. Redick, que sumó 19 puntos (7-18 en tiros de campo y 4-13 en triples, jugando 51 minutos), además de sumar 6 asistencias, así como Dario Saric, que terminó anotando 16 puntos (7-16 en tiros de campo y 2-9 en triples, en 49 minutos), con 8 rebotes y 4 asistencias. Robert Covington regresó para jugar 49 minutos y sumar 11 puntos con un 4-21 en tiros de campo y 3-15 en triples, además de lograr 10 rebotes.

El banquillo de los Sixers aportó un total de 25 puntos, sumando 14 puntos Jerryd Bayless (4-7 en tiros de campo en 21 minutos en pista), 6 puntos Trevor Booker (3-4 en tiros de campo en 13 minutos en pista), 4 puntos Richaun Holmes (2-2 en tiros de campo en 10 minutos en pista) y 1 punto T.J. McConnell en los 16 minutos que estuvo en pista.

Para los Thunder, destacó la aportación de Carmelo Anthony, que terminó el partido con 24 puntos y 11-17 en tiros de campo, la aportación de Paul George que terminó el partido con 24 puntos y 8-23 en tiros de campo y sobre todo la aportación magistral de Russell Westbrook.

El líder de los Thunder fue el jugador clave en los tiempos extra y terminando el partido con 27 puntos (10-33 en tiros de campo), además de sumar 18 rebotes y sumar 15 asistencias. Otro gran triple-doble para Westbrook, que tuvo un pique final con Joel Embiid, que también pone un poco de salsa a este gran partido vivido en el Sur de Philadelphia.

El próximo lunes, los Sixers viajarán a Chicago para verse las caras con los Bulls, en un nuevo intento de lograr otra victoria, que se antoja importante para no perder comba con respecto de los equipos que actualmente ocupan puestos de playoffs.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol