PHILADELPHIA, PA - JANUARY 19: Ben Simmons #25 of the Philadelphia 76ers handles the ball against the Oklahoma City Thunder on January 19, 2019 at the Wells Fargo Center in Philadelphia, Pennsylvania
Jesse D. Garrabrant/NBAE via Getty Images

Trepidante Partido de Sixers y Thunder

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Auténtico ambiente de playoffs el vivido en el Sur de Philadelphia, para ver el gran partido entre los Sixers y los Thunder. A pesar de la derrota por 115-117, los asistentes al partido y aquellos que lo vieron por TV, no se sintieron defraudados y vivieron un gran espectáculo del mejor baloncesto, que la NBA puede ofrecer hoy día. Dos grandes equipos, en busca de algo grande en sus conferencias, plagados de estrellas, que no defraudaron.

No obstante, la victoria cayó del lado de Oklahoma City, en un partido en el que el equipo visitante tuvo las mejores ventajas a la largo del partido y las mejores oportunidades de haber sentenciado el encuentro, mucho antes del pitido final del juego.

Nada más comenzar el partido y con apenas un par de minutos por disputar para el final del primer cuarto, los Thunder ya disfrutaban de una ventaja de 14 puntos (17-31), que pronto se vio recortada, para terminar el primer parcial con marcador un poco más ajustado (25-33).

El segundo intento de Oklahoma City de marcharse en el marcador (47-55 con tres minutos por disputar para el descanso), también se vio abortado, gracias a una reacción final de los Sixers, que dejaron el marcador en tan solo tres puntos de diferencia, al término de la primera mitad del partido (56-59).

Peor estuvieron las cosas para Philadelphia, cuando los Thunder casi sentencian el encuentro, gracias a un 73-86, con tan solo un minuto para el final del primer periodo, pero una vez más la ventaja se redujo poco a poco, hasta tener un empate en el marcador y casi todo la mitad del último cuarto por disputar (97-97).

El destino quería reservarnos emociones en la recta final del partido y no quedamos defraudados. Russell Westbrook (21 puntos en un 8-21 en tiros de campo, y 10 asistencias) lideró a los suyos y con la ayuda de Paul George (31 puntos con un 8-20 en tiros de campo), terminó dando la victoria de Oklahoma City.

Pero antes vivimos un intenso roce entre Westbrook y Embiid, tras falta del center africano, para cortar un contraataque de los Thunder, vivimos como Terrance Ferguson anotaba un triple y ponía a los Thunder cuatro puntos arriba con tan solo 42 segundos por diputar, vivimos como Jimmy Butler hacía un 2+1 para colocar de nuevo la emoción en el marcador.

Vivimos, una falta de Westbrook a Embiid que le permitió lanzar tres tiros libres que empataban el partido y sobre todo vivimos con emoción una gran defensa que propició el fallo de Schroder, y que aprovecharía Jimmy Butler para lograr poner a los Sixers con dos puntos de ventaja  tan solo 6 segundos y 9 décimas para el final.

Pero sobre todo vimos como el propio Jimmy Butler no pudo hacer nada ante el triple de Paul George, que además gozaría de un tiro libre adicional, para terminar sentenciando el partido.

Clave también fue que los Sixers, con 5 segundos por disputar, no tenía tiempos muertos, por lo que tuvo que elaborar jugada desde la línea de fondo, pero el balón que condujo Ben Simmons y que terminó en las manos de Jimmy Butler no entró y la victoria viajó a OKC.

El mejor de los Sixers fue Joel Embiid, que terminó el partido con 31 puntos y un 11-19 en tiros de campo, además de un 8-12 en tiros libres. Los tres tiros libres más cruciales del partido (y que le daban vida a los Sixers) los anotó. 8 rebotes y 6 asistencias, adornaron su estadística.

Otros dos jugadores de los Sixers lograron llegar a la veintena de puntos. J.J. Redick logró 22 puntos, gracias a un 6-13 en tiros de campo (4-10 en triples), además de un 6-7 en tiros libres. Mientras que Ben Simmons sumó 20 puntos, gracias a un 8-12 en tiros de campo y 4-8 en tiros libres. Sumó un nuevo doble-doble, al lograr 15 rebotes y sumó 9 asistencias, por lo que el triple-doble se quedó a las puertas.

Al igual que se quedó a las puertas de la veintena de puntos Jimmy Butler, que terminó el partido con 18 puntos (5-18 en tiros de campo y un 1-6 en triples). Curiosamente, si su último intento de tres puntos (sobre la bocina) hubiese entrado, la victoria habría caído del lado de Philadelphia, él hubiese alcanzado la veintena de puntos anotados y Ben Simmons habría logrado una asistencia más y el triple-doble. Nada de eso se dio.

De los hombres de banquillo cabe destacar la actuación de Landry Shamet que acabó el partido con 9 puntos anotados con un inmaculado 3-3 en tiros de campo (todo triples), además de sumar 2 rebotes.

La próxima cita será la semana que viene, en casa, frente a otro gran rival del Oeste… Los Houston Rockets de James Harden. Otra gran prueba para los chicos de Bret Brown.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

Related Content