2021 NBA Playoffs - Atlanta Hawks v Philadelphia 76ers
PHILADELPHIA, PA - JUNE 8: Joel Embiid #21 of the Philadelphia 76ers is introduced prior to a game against the Atlanta Hawks during Round 2, Game 2 of the Eastern Conference Playoffs on June 8, 2021 at Wells Fargo Center in Philadelphia, Pennsylvania.
Jesse D. Garrabrant/NBAE via Getty Images

Sixers y Hawks Igualados en la Serie

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers estaban obligados a vencer en el segundo juego de la serie ante los Hawks de Atlanta y por eso salieron con la determinación de alcanzar la victoria (118-102). Un triunfo importante logrado tras la lección de juego que mostraron los Hawks en el primer choque de la serie y en donde los jugadores de Philadelphia sacaron la conclusión de ser más físicos e intensos en defensa, para evitar las grandes ventajas que Atlanta logró en el comienzo del primer juego.

En esta ocasión los Sixers pusieron tierra de por medio rápidamente (parcial de 20-4 en los primeros seis minutos de juego) y dejaron en tan solo 20 puntos en el primer cuarto a los Hawks, que ya sabñian que esta historia sería diferente para ellos.

Pero si algo ha demostrado Atlanta en estos dos juegos disputados en el Sur de Philadelphia es que son un gran equipo y que darán batalla en esta serie. Buena muestra de ello son los 35 puntos que anotaron en el segundo cuarto, para emparejar el encuentro y llegar al descanso con un más que emocionante 57-55 para los Sixers.

Una igualdad que se mantuvo en el marcador hasta los dos minutos finales del tercer periodo, con ventajas de los Sixers, pero sin despejarse los Hawks, que llegaron a tomar la delantera en el marcador con 2:41 por disputar del tercer cuarto (79-80).

Pero fue un espejismo, ya que los Sixers en un abrir y cerrar de ojos colocó una distancia en el marcador, cercana a la veintena de puntos, que dejó sentenciado el juego y la victoria de Philadelphia (104-86 con nueve minutos por disputar del juego).

De ahí al final del encuentro, ningún sobresalto de los Hawks, que se regresan a Georgia con un triunfo en el Sur de Philly y con las espadas en todo lo alto, en una serie que promete ser larga y con emociones fuertes.

Joel Embiid fue el líder del equipo, demostrando que a pesar de lo haber logrado el MVP de la temporada regular, es uno de los grandes talentos de la liga y que su mente está enfocada en el anillo de campeón y tal vez en el gran MVP de final de temporada, que no es otro que el de las Finales de la NBA.

Parece ya lejano el temor por su reciente lesión en Washington, que tan solo le apartó del quinto juego ante los Wizards. Ya completó un gran juego en el primer choque ante los Hawks, pero mejor fue su contribución en el segundo juego de la serie.

En los 35 minutos que estuvo en pista, logró un nuevo record personal en los playoffs, con 40 puntos y un 13-25 en tiros de campo, a los que sumó un 12-16 en tiros libres, además de 13 rebotes, que le hicieron parecer inconmensurable.

Terminó firmando unos números que no se veían en postemporada en un jugador de los Sixers, desde los tiempos del genial Allen Iverson. Un gran indicativo del nivel al que está el pivot camerunés.

Estuvo muy bien secundado en el quinteto titular con los más que valiosos 22 puntos de Tobias Harris (11-19 en tiros de campo con 6 rebotes y 4 asistencias) y los 21 puntos de Seth Curry (8-13 en tiros de campo y 5-6 en triples).

Pero cabe destacar al mejor jugador de banquillo en el segundo juego de la serie. Sahke Milton acabó con 14 puntos en su cuenta, en los apenas 14 minutos de juego de los que dispuso. Acabó con un 5-8 en tiros de campo (4-5 en triples), que resultaron decisivos para el triunfo final del equipo.

La historia de ambos juegos han sido muy diferentes. Ahora hemos visto como tan solo Danillo Gallinari, Kevin Hunter y el propio Trae Young han sido los únicos jugadores de los Hawks en alcanzar la veintena de puntos, pero sin la explosividad y contundencia del primer juego.

Toca pensar en el siguiente partido, trasladándose la serie a Georgia. Un tercer juego que será vital para la serie, lo gane quien lo gane.

La serie es al mejor de 7 juegos, y la batalla promete ser larga, pero si los Sixers alcanzan el triunfo en el primer en Atlanta, habrían dado un puñetazo en la mesa, muy importante, de cara a alcanzar las primeras finales de conferencia en 20 años.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter