Sixers 2020: Con el Anillo en la Mente

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

La temporada 2019-2020 está cada vez más cerca y el proyecto de los Sixers de este año es el más ilusionante desde la última aparición del equipo de Philadelphia en unas finales de la NBA, allá por el año 2001.

Con las incorporaciones de Al Horford y de Josh Richardson, así como la renovación de Tobias Harris, los Sixers vuelven a tener un quinteto titular muy competitivo, realmente temible y que aspira a conquistar el Este de la NBA y volver a esas anheladas finales de la NBA.

Todo en una temporada en la que (sobre el papel), el gran rival de Sixers en el Este será Milwaukee Bucks, que ya terminó la pasada temporada con el mejor registro de victorias en el Este, en la temporada regular y tan solo un sensacional Kawhi Leonard les privó de representar al Este en las finales de la NBA.

Un Kawhi Leonard que se ha marchado a California, dejando a Toronto con pocas opciones de revalidar el título de campeones, aunque nunca se ha de subestimar el corazón de un campeón (y si no que se lo digan a los Rockets de 1995).

A Sixers y a Bucks se les podría unir los Nets, a pesar de no poder contar esta próxima temporada con Kevin Durant, por su lesión en las pasadas finales de la NBA, con lo que el su presencia entre los grandes candidatos a ganar el este en 2020, está en el aire.

Sin embargo los Sixers se han reforzado considerablemente. Con la llegada del dominicano Al Horford a Philly, se crea una pareja de juego interior auténticamente increíble. Un Horford que venía de disputar sus últimas tres temporadas con los Celtics, y en la 2018-2019 tuvo promedios de 13,6 puntos, 6,7 rebotes y 4,2 asistencias en 29,0 minutos. El 5 veces All-Star vestirá su tercera camiseta en la NBA, después de haber comenzado su carrera en Atlanta Hawks, donde pasó 9 campañas.

Horford apareció en 68 juegos (todos como titular) con unas estadísticas que le permitieron unirse al MVP de la NBA Giannis Antetokounmpo como los únicos dos jugadores en la liga que tienen esos promedios. El cinco veces All-Star de la NBA también lanzó .535 desde el campo, .360 desde un rango de tres puntos y un record en su carrera de .821 desde la línea de tiros libres.

Horford, que usará el número 42 para los 76ers, ya ha anunciado que no participará con la selección nacional de República Dominicana el próximo mundial de China 2019. Se centrará en poder estar en la forma óptima para los Sixers, una vez que comience la temporada. Una adición que es casi perfecta, tanto para complementarse con Embiid, como para este aprenda de Horford, para ser mejor center y dominar ambos debajo de los aros en la NBA. Esperemos que ese dominio llegue para beneficio de Philadelphia y con ello se pueda cimentar ese equipo que todos queremos que conquisten varios anillos de campeón de la NBA.

Al jugador dominicano se ha unido la incorporación de Josh Richarson, siendo este una pieza clave en el futuro de los Sixers, para completar un quinteto temible en la próxima temporada. Josh Richardson llega a Philly como parte de un intercambio de cuatro equipos que involucra a Miami, Portland y L.A. Clippers. Como parte del intercambio, Miami adquirió a Jimmy Butler y Meyers Leonard, Portland recibió a Hassan Whiteside y los L.A. Clippers obtuvieron a Maurice Harkless, los derechos preliminares de Mathias Lessort y una selección protegida de primera ronda de Miami.

Richardson apareció en 73 juegos (todos como titular para Miami) en la temporada pasada, con un promedio de 16.6 puntos, 3.6 rebotes y 4.1 asistencias en 34.8 minutos por juego. Por cuarto año consecutivo, Richardson aumentó sus promedios de anotación, rebotes y asistencias.

Entre sus grandes habilidades, destaca su habilidad en defensa, siendo uno de los tres jugadores de la NBA en 2017-2018 con al menos 120 robos y 70 tapones. Nacido en Oklahoma, originalmente fue seleccionado por el Heat con la selección general No. 40 en el Draft de la NBA 2015 después de una carrera universitaria de cuatro años en Tennessee.

Dos grandes piezas que unir a los tres pilares de los Sixers que permanecen en el equipo, en lo que se refiere a la pasada temporada. Joel Embiid buscará repetir su enorme éxito de estar en el Juego de las Estrellas como titular, al igual que lo hizo en las pasadas dos temporadas. Su salud sigue siendo la mayor clave para que los Sixers puedan llegar lejos y demostrar que el anillo para Philadelphia está muy cerca.

Ben Simmons es la otra gran baza de los Sixers, para poder estar entre los elegidos a la gloria. No disputará el mundial de China con Australia y tratará de entrenar en el verano para llegar con la mejor forma posible, cuando la temporada se inicie. Buscará seguir estando en el Juego de las Estrellas, como lo hizo la pasada temporada y de paso tratará de mejorar su tiro exterior, algo vital para las aspiraciones de los Sixers. De lograr un notable tiro exterior, el equipo se convertiría en temible y en el rival a batir en la NBA.

Tobias Harris también tiene deberes por hacer. Es la otra gran pieza para este tremendo quinteto titular de los Sixers. Un enorme potencial, que todavía no ha entrado en ningún Juego de las Estrellas, pero que tiene calidad para lograrlo. Ya el año pasada fue un gran activo para que el equipo rozase la proeza de alcanzar las finales de conferencia, pero este año debe dar un paso al frente y mejorar su aportación, para que el equipo logre ese pase a las finales de conferencia y también a las de la NBA.

Lo que está claro los Sixers prometen grandes gestas para 2020 y todo punta que este año si podría ser el año que entre en los anales de la historia de los Sixers y de Philadelphia, como el año en el que se logró conquistar el cuarto anillo de campeones de la historia de la franquicia.

Hasta pronto desde España. @Sixers_Espanol

Tags
NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter