Simmons roza el triple-doble en la derrota en Chicago

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Nueva derrota de los Sixers en un marcador ajustado. Ya van varias seguidas en una mala racha que aleja a Philadelphia de los puestos de playoffs. Todo ello en un partido en el que no tomó parte Joel Embiid y en el que Ben Simmons casi se marcha con un nuevo triple-doble para su estadística.

El partido se pareció en su desarrollo al de Oklahoma City Thunder. Primero vimos una partido muy igualado, hasta que los Bulls estuvieron a punto de marcharse con una considerable ventaja al descanso. Fue en la recta final del segundo cuarto, cuando los Sixers reaccionaron y no permitieron que Chicago se marchase demasiado en el marcador, logrando llegar al final de los dos primeros cuartos con una marcador de 59-67, favorable a los Bulls.

En la reanudación, los locales siguieron teniendo la iniciativa del partido, durante buena parte del tercer cuarto, llegando a tener ventajas que superaban la decena de puntos, pero un nuevo empuje de los Sixers, dejó la ventaja de los Bulls en tan solo dos puntos, antes de comenzar los últimos doce minutos de partido.

Y fue entonces que vivimos en momento clave para los Sixers, que podrían haber sentenciado la victoria a su favor. Philadelphia jugó mejor el inicio del último cuarto y llegó a tener ventajas que hacían suponer que el triunfo viajaría hasta Philly. Con 5:51 para el final gozó la su máxima ventaja con un marcador favorable a los 76ers de 105-96 y a falta de 3:49 era de 107-99.

Pero a partir de ahí, todo fue cuesta abajo y los Sixers perdieron toda su ventaja en apenas un minuto y medio, entrando en el último minuto del partido, con una ventaja para los Bulls, que terminó siendo insalvable.

En los Sixers destacó sobre manera Ben Simmons, que casi logra el triple-doble en Chicago. Se marchó del partido con 19 puntos en su cuenta (9-18 en tiros de campo y 1-5 en tiros libres), sumando además 11 rebotes y 9 asistencias, además de colocar 4 tapones.

Buenos números que no bastaron para guiar a los Sixers a la victoria ante los Bulls. Y que tampoco le convirtieron en el máximo anotador de Philadelphia en el partido, ya que fue Dario Saric quien tuvo ese honor, gracias a los 27 puntos que anotó, con un 10-19 en tirs de campo, 3-6 en triples y 4-4 en tiros libres. Buena estadística a la que sumó 8 rebotes y 2 robos de balón.

Del resto de jugadores titulares, destacó los 12 puntos que anotó J.J.Redick (4-11 en tiros de campo), los 7 rebotes y 10 puntos de Robert Covington (3-5 en tiros de campo) y los 4 puntos de Amir Johnson (1-3 en tiros de campo).

En cuanto al banquillo de Philadelphia, decir que estuvo muy activo, con 14 puntos para Richaun Holmes (7-12 en tiros de campo), 11 puntos para T.J. McConnell (5-9 en tiros de campo) y 10 puntos para Jeryd Bayless (3-9 en tiros de campo).

Por parte de los Bulls, destacaron los 22 puntos que anotaron Kris Dunn (9-14 en tiros de campo), los 22 puntos de Nikola Mirotic (7-16 en tiros de campo) y los 20 puntos de Justin Holiday (7-14 en tiros de campo).

Ya solo cabe pensar en la siguiente cita para los Sixers, que será en South Philly, ante los Kings de Sacramento.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol