Simmons rey de los robos de balón

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

El inicio de temporada de Ben Simmons está siendo espectacular. Sencillamente es uno de los grandes atractivos de la liga, no solo por ser el mejor novato de lo que llevamos de temporada, sino por el impacto que su juego está haciendo en el NBA y en los Sixers, que con su presencia, está ayudando al crecimiento del equipo.

Ya ha logrado un premio, al haber sido nombrado como mejor novato del mes de octubre/noviembre, en la conferencia, pero hay un factor muy importante que se está convirtiendo en un sello de su juego, más allá de la espectacularidad de los mates y las penetraciones a canastas y como reparte juego.

Ben Simmons es junto con Paul George, el único jugador de la NBA que atesorada más de 50 robos de balón, en lo que llevamos de temporada. Su visión de juego no solo se limita a repartir juego, saber cuándo penetrar a canasta o a habilitar a sus compañeros. Su defensa también está siendo muy destacada, anticipándose mucho a sus rivales en las líneas de pase y propiciando contraataques, tras robo de balón, que se están convirtiendo en una de sus mejores características.

Y es que casi siempre miramos los puntos y las asistencias que un base ha generado, y también los rebotes de un jugador, sobre todo cuando este es un jugador de interior. Sin embargo, esta faceta de juego denota muchas cosas, entre ellas la tremenda capacidad defensiva que puede atesorar, así como la visión de juego (como he mencionado antes).

Tras sus primeros 22 partidos disputados, Ben Simmons tiene una media de 2.32 robos de balón por partido y un total de 51 robos en lo que llevamos de temporada. Tan solo está siendo superado por Paul George, que de momento tiene 55 robos en su haber y una media de 2.50 por encuentro (también en 22 partidos disputados).

Su promedio supera al de otros grandes de la liga, como son el caso del MVP de la pasada temporada regular Russell Westbrok (47 robos y 2.14 de promedio), Stephen Curry (40 robos y media de 1.74 por partido) o Giannis Antetokounmpo (36 robos y una media de 1.71 por partido). Todos ellos están en el top 10 de los mejores recuperados de balones, pero Ben Simmons y Paul George están en la cima de este ranking, destacando sobre los demás.

Su mejor marca personal en un partido, de momento la tenemos en el anterior partido disputado por los Sixers, cuando cayeron derrotados por los Suns de Phoenix, en la exhibición anotadora de Devin Booker (46 puntos). Ben Simmons realizó su particular exhibición, al recuperar 6 balones y lograr su record personal de robos de balón en un partido, tras haberse recuperado de un proceso gripal.

Pero en otras ocasiones estuvo rondando esta cifra de robos en un partido, llegando a lograr 5 recuperaciones ante Boston en el TD Garden (30 de noviembre) y ante los Lakers, en el Staples Center de Los Angeles (15 de noviembre); además de lograr 4 robos de balón ante los Jazz de Utah en el Wells Fargo Center (20 de noviembre).

Grandes números para la joven estrella de Sixers, que tan solo ha completado 4 de sus 22 partidos en la NBA, sin ningún robo de balón. En el resto de encuentro, siempre la logrado al menos una recuperación.

Así pues, Ben Simmons no solo está destacando como un jugador de excelentes habilidades ofensivas y visión de juego en ataque, sino que también está demostrando grandes habilidades defensivo y visión de juego en defensa, con gran anticipación y dotes para recuperar balones, lo que es un añadido más a su condición de estrella en ciernes de los Sixers y de la NBA.

Buenos tiempos para Philadelphia y los Sixers, que crecen a pasos agigantados en la NBA. Y cada paso al frente que dan los Sixers, en buena medida es gracias a Ben Simmons.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol