Se cortó la buena racha en Washington

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

La buena racha de resultados se cortó en la capital federal. Después de haber logrado un total de siete victoria seguidas, la derrota llegó ante los Wizards (109-94), en un partido en el que lo locales tuvieron el mando del encuentro en todo momento.

Tras un primer cuarto igualado (30-28 para los Wizards), todo cambió para los Sixers en el segundo periodo. Justo antes del descanso, los Wizards fueron poco a poco apretando el acelerador y los Sixers se fueron quedando atrás en el marcador, hasta el punto de llegar al final de la primera parte con una desventaja de 19 puntos (67-48).

Un marcador contundente que marcaba la tendencia que íbamos a tener en el partido. Las ventajas cercanas a los 20 puntos fueron constantes en el inicio de la segunda mitad del partido, y aunque los Sixers redujeron algo la ventaja al finalizar el tercer cuarto y llegar a estar a ocho puntos de los Wizards con poco para terminar el partido (100-92 a falta de 3:48 para el final), lo cierto es que los locales habían tenido mucha ventaja en el partido, como para perder el partido, que finalmente terminó con una ventaja de 15 puntos para Washington.

El mejor de los Sixers volvió a ser Joel Embiid, que mostró grandes números en los 32 minutos que estuvo en pista. Buenas noticia pues para los Sixers, no solo por los números que atesoró, sino también por el back to back que tuvo Embiid en el fin de semana.

Al final terminó el partido con 25 puntos, gracias a un 9-20 en tiros de campo (2-6 en triples y 5-6 en tiros libres), además de capturar 10 rebotes, repartir 4 asistencias, lograr 2 recuperaciones de balón y colocar un tapón.

En esta ocasión, Ben Simmons si pudo aportar grandes números, para ayudar a su compañero en la lucha por la victoria, pero ambos se vieron más solo que de costumbre. El australiano estuvo a punto de lograr de nuevo un triple-doble. Terminó el partido con 16 puntos, en un 6-12 en tiros de campo y 4-6 en tiros libres, además de haber logrado repartir 8 asistencias y haber capturado 8 rebotes (4 en ataque y 4 en defensa), con un robo de balón y un tapón.

Pero si bien Embiid y Simmons tuvieron un gran partido, lo cierto es que del resto de compañeros, cabe mencionar que tan solo dos jugadores lograron alcanzar dobles dígitos en anotación.

Por un lado, Dario Saric terminó el partido con 13 puntos, gracias a un 5-17 en tiros de campo (2-7 en triples) y un 1-2 en tiros libres, a los que acompaño 8 rebotes y 3 asistencias. Mientras que Marco Belinelli volvió a ser un referente en el banquillo de los Sixers, al terminó como el máximo anotador de los hombres de banquillo de Philadelphia, con 10 puntos (3-10 en tiros de campo y 2-7 de triples).

Derrota pues de los Sixers en Washington y ahora toca pensar en la siguiente cita, que será frente a otro rival directo en el Este… los Heat de Miami. El objetivo será vencer para afianzar a los Sixers en puestos de playoffs y comenzar otra larga racha de buenos resultados.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol