Redick da la victoria a los Sixers frente a Pacers

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com 

Cuando hablamos de los Sixers, siempre se nos viene a la mente Joel Embiid o Ben Simmons en primer lugar. Y ciertamente son ellos los dos grandes exponentes del proyecto que se está forjando en Philadelphia, pero jugadores como J.J. Redick también hacen que este equipo también tenga grandes esperanzas de poder hacer grandes cosas esta temporada.  

Y es que todos los jugadores de los Sixers están rindiendo a gran nivel y con ello, los Sixers se están convirtiendo en un equipo potente que puede hacer frente a grandes retos. Cuando las estrellas están a un gran nivel, el equipo es enorme, pero cuando estas no alcanzan los números a los que estamos acostumbrados, el resto de jugadores saca pecho y mantiene al equipo, siempre con opciones hasta el final. 

Algo parecido ocurrió en el partido ante los Pacers, en el que los Sixers han alcanzado su cuarta victoria consecutiva (la segunda en casa). Si bien es cierto que Embiid y Simmons han realizado un buen partido, ha sido otro el que ha tomado las riendas anotadores del equipo, cuando este más lo necesitaba y gracias a él se ha vencido por 121-110. 

J.J. Redick ha logrado liderar a los Sixers en anotación, con un total de 31 puntos (algo espectacular), con un 11-19 en tiros de campo, de los cuales en triples logró un 8-12 (además de repartir 6 asistencias). Redick, el mejor tiro de larga distancia de los Sixers, demostró que también es un pilar importante, demostrando que él también sabe manejar el balón cuando este quema. 

Y es que con muy poco por disputar y con empate a 110 en el marcador, llegó el momento mágico del escolta de los Sixers. Dijo a todo el mundo que tenía hielo en las venas y resolvió tres ataques de Philadelphia, con tres triples. De este modo pasamos de estar empatados a 110, a estar con nueve puntos de ventaja que resultaron decisivos finalmente para alzarse con la quinta victoria de la temporada. 

Con este gesto no solo se ha logrado el triunfo ante los Pacers, sino que también convierten a Ben Simmons y Joel Embiid en más peligrosos, a la hora de afrontar un final apretado, ya que ahora las defensas también tendrán que tener muy en cuenta a Redick y su poder de resolución. 

Al igual que también tendrán que tener muy en cuanta a Robert Covington, que terminó el partido como segundo máximo anotador, con 22 puntos y un 8-13 en tiros de campo (5-9 en triples), además de capturar 6 rebotes. De este modo también se suma a la lista de jugadores muy peligrosos en los Sixers, para que las defensas también se fijen en él, en finales complicados. 

A pesar de los espectaculares números que han atesorado J.J. Redick y Robert Covington frente a Pacers, lo cierto es que las actuaciones de Joel Embiid y de Ben Simmons, también fueron muy notables… a la altura de lo que de ellos se espera. 

Para empezar Embiid terminó el partido muy cerca de la veintena de puntos, en los 28 minutos que estuvo en pista. Concretamente logró 18 puntos, con un 7-15 en tiros de campo y 4-5 en tiros libres. Casi estuvo a punto de lograr un doble-doble, ya que con sus 2 rebotes ofensivos y 7 defensivos, tan solo se quedó a un rebote de conseguir el ansiado doble-doble. 5 asistencias, 2 robos y 2 tapones completaron su actuación y consiguieron confirmarle con auténtico pilar de futuro de los Sixers. 

Del mismo modo, también pilar fundamental del equipo (en el presente y en el futuro), Ben Simmons que terminó el partido con 14 puntos anotados, gracias a un 5-13 en tiros de campo y un 4-4 en tiros libres. Pero su actuación se tornó en sensacional cuando vemos que logró capturar 11 rebotes y repartir 11 asistencias, además de lograr robar dos balones, y colocar 3 tapones. 

Una sensacional actuación del jugador australiano del equipo, que brilló en los últimos instantes de partido, encontrando a Redick, para asistirle en los momentos en que sus triples nos dieron la victoria. 

Para terminar, mencionar que Dario Saric tuvo su mejor partido de la temporada, con 15 puntos (6-9 en tiros de campo y 3-5 en triples, además de capturar 6 rebotes) y que Richaun Holmes volvía a las canchas después de una lesión, que la ha apartado de la disciplina del equipo hasta ahora. Con diez minutos en pista, terminó el partico con 6 puntos y un 3-7 en tiros de campo, además de capturar 5 rebotes. 

Ahora, con un balance positivo en victorias y derrotas, los Sixers tratarán de continuar la racha frente a los Utah Jazz, en el Vivint Smart Home Arena de Salt Lake City. Pero eso será la semana que viene, eso será otra historia. 

Hasta pronto desde España.