Primer triunfo del año para los Sixers

 Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com 

Afortunadamente, los Sixers no han tenido que esperar demasiado para lograr la primera victoria del año, tras vencer en casa a unoSpurs llenos de bajas (112-106), en el primer partido del nuevo año, en la que ha sido la primera victoria de Brett Brown sobre Gregg Popovich. 

Un partido que disfrutaron los más de 20,000 fans que se dieron cita en el Sur de Philadelphia, y en donde los Sixers volvieron a disfrutar de una cómoda ventaja al descanso, para terminar teniendo un final igualado, que finalmente le dio a los Sixers el primer triunfo del año, la tercera victoria consecutiva y la cuarta en los últimos cinco partidos. 

Los dos primeros cuartos fueron de dominio para los locales y con parciales favorables a los Sixers de 27-22 y 33-27, se marcharon al descanso con una ventaja en el marcador de 11 puntos (60-49), pero con mucho partido todavía por diputar. 

La ventaja de los Sixers aumentó en los primeros compases de la segunda parte hasta el 65-49, que reflejaba el marcador a falta de 10:20 para el final del tercer cuarto. Pero a partir de ahí, los Sixers empezaron a perder ventaja poco a poco y para terminar el cuarto 88-84 favorable a Philly, gracias a un parcial en este periodo de 35-28m favorable a los Tejanos. 

La igualdad se instaló en el partido y aunque al comienzo del último cuarto, los Sixers trataron de despejarse en el marcador, llegando a recuperar una ventaja cercana a los diez puntos, lo cierto es que los Spurs no dejaron de creer en el triunfo y llegaron a empatar el partido a falta de 4:54 para el final del partido (96-96) y hasta incluso ponerse por delante en el marcador a falta de menos de tres minutos para el final (100-101). 

Sin embargo, para felicidad de los asistentes al Wells Fargo Center, los Sixers manejaron mejor el final del encuentro y con un parcial de 12-5 en los últimos tres minutos de partido, lograron alzarse con la victoria, con los seis puntos de ventaja, que finalmente reflejó el marcador. 

El mejor de los Sixers en el primer partido del año, ha sido Ben Simmons. Los Sixers están esta temporada con un record de 8-2, cuando la joven estrella australiana alcanza al menos los 21 puntos. Hoy ha logrado consolidar esta estadística, anotando un total de 26 puntos, con un 8-18 en tiros de campo y un meritorio 10-15 en tiros libres. Una buena estadística, a la que se unen los 5 rebotes capturados y las 4 asistencias repartidas, además de 3 meritorios robos de balón. 

Si bien Simmons ha sido el jugador más destacado, por sus números, también ha sido vital la aportación de Joel Embiid, que finalmente ha tomado parte en el partido, a pesar de haber sufrido daños en su mano, en el anterior partido de los Sixers.  

El pívot africano no quiso perderse la primera cita del nuevo año con los fans de Philadelphia y en 35 minutos disputados, terminó anotando 21 puntos (6-12 en tiros de campo y 9-11 en tiros libres), además de lograr capturar 11 rebotes y repartir 4 asistencias. De este modo logró un nuevo doble-doble para su estadística, que fue el único doble-doble que lograron los jugadores de los Sixers en el partido. Además colocó 4 tapones para deleite de su afamada y poderosa defensa, debajo de los tableros. 

Otro jugador de Philadelphia que alcanzó la veintena de puntos anotados fue J.J. Redick, que terminó el partido con 20 puntos a su favor, con un promedio de acierto de 6-12 en tiros de campo y 3-4 en triples, además de un 5-6 en tiros libres. Dos rebotes y cuatro asistencias adornaron definitivamente su estadística en el partido. 

Dario Saric, que había liderado bien al equipo en partidos anteriores, estuvo de nuevo al nivel de lo que de él se espera y terminó el encuentro con 15 puntos, gracias a un 4-10 en tiros de campo, 2-4 en triples y 5-6 en tiros libres, sumando además 7 rebotes y 1 asistencia. 

El resto de jugadores de los Sixers no alcanzó la decena de puntos, destacando los 7 puntos que anotaron Robert Covington (2-7 en tiros de campo y 1-4 en triples), Amir Johnson (3-4 en tiros de campo) y Jerryd Bayless (3-7 en tiros de campo y 1-5 en triples). 

Por el bando de los Spurs y ante la ausencia de Rudy Gay, Kawhi Leonard, Tony Parker y Manu Ginobili, los más destacados para los Tejanos fueron LaMarcus Aldridge (24 puntos y 14 rebotes) y Brandon Paul (con 26 puntos anotados). Del resto de jugadores, tan solo Kyle Anderson (14 puntos), Bryn Forbes (15 puntos) y Davis Bertans (13 puntos), alcanzaron dobles dígitos de anotación para el equipo de Texas. 

Ahora, con un balance de 18-19 y muy cerca del octavo puesto de la conferencia Este, los Sixers afrontan con optimismo la próxima cita, que también será en casa y con los Pistons de Detroit como protagonistas en el Sur de Philly. 

Hasta pronto desde España.