Nuevo Triunfo de los Sixers en la Gran Manzana

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers suman ya trece triunfos en la temporada regular, tras vencer a los Knicks en la Gran Manzana por 95-101, en un juego en el que el equipo de Brett Brown sufrió más de la cuenta, por culpa de un errático comienzo de partido, que dejó un poco noqueado a los Sixers.

Y es que los Knicks comenzaron de un modo expléndido, y un acierto en el tiro exterior más que notable. Cuando los Sixers todavía no habían logrado los dos dígitos anotados en el marcador, los Knicks ya habían superado la veintena de puntos en su haber y con cuatro minutos todavía por jugar del primer periodo (23-9).

Un gran comienzo que se confirmó al término de los primeros doce minutos de juego, cuando los locales podían tierra de por medio y los 13 puntos de desventaja, alejaban en ese momento a los Sixers de un nuevo triunfo.

Todo parecía mantenerse de un modo similar en la reanudación y ya en el segundo periodo, los Sixers apenas si pudieron en un tramo del cuarto, acercarse en el marcador y colocarse por debajo de la barrera psicológica de los 10 puntos, pero pronto los Knicks reaccionaron y llegaron a colocar la desventaja de Philadelphia en los 16 puntos (51-35) y con dos minutos y medio por disputar.

La segunda parte fue radicalmente puesta a la primera. Si bien los Sixers no estuvieron acertados en los primeros 24 minutos, ahora eran los Knicks los desacertados, permitiendo que los chicos de Brett Brown anulasen cualquier ventaja que los Knicks pudieron tener en algún momento del juego y la remontada se culminó con el 66-67, a falta de menos de minutos y medio para el final del tercer periodo.

Eso no significó que los Knicks se rindieran, llegando a estar el juego en tan solo un punto de diferencia (89-90) y con dos minutos todavía por disputar. Pero en recta final supo manejarse mejor Philadelphia y los Sixers vencieron por 6 puntos de diferencia, dejando su balance de victorias en 13-6 y con tan solo 1.5 juegos de diferencia con respecto de los Raptors, que lideran la división Atlántica de la Conferencia Este.

Joel Embiid volvió a ser el mejor del partido para los Sixers, en un juego en el que el juego interior recayó en buena medida solo en él, por la baja por descanso de Al Horford.

El center africano de los Sixers se marchó de la Gran Manzana, con 35 minutos disputados y 27 puntos anotados, gracias a un 7-19 en tiros de campo y 13-15 en tiros libres, además de sumar ni más ni menos que 17 rebotes (14 de ellos en defensa), y se permitió el lujo de colocar tres espléndidos rebotes.

Otro que destacó sobre manera fue Tobias Harris que sumó 19 puntos en 35 minutos y con un 9-16 en tiros de campo, además de sumar 6 rebotes y una asistencias, con un robo de balón y 2 tapones.

Grandes números que también logró la estrella australiana de los Sixers. Ben Simmons estuvo en pista 38 minutos que aprovechó para anotar 15 puntos, en un 5-11 en tiros de campo y un 5-10 en tiros libres. Sus 5 rebotes y 8 asistencias no le dejaron lograr el triple-doble (ni tampoco el doble-doble).

Del resto de compañeros destacó la más que notable actuación de James Ennis III, que fue de nuevo el mejor del banquillo de los Sixers, estando en pista 22 minutos y dejando su cuenta particular en 20 puntos (gracias a un 4-5 en tiros de campo, 3-4 en triples y 9-9 en tiros libres). A todo ello logró sumar 4 rebotes y 2 asistencias, para redondear su magnífica actuación.

Furkan Korkmaz con 9 puntos (3-8 en tiros de campo), Norvel Pelle con 3 puntos, los mismos que Raul Neto (gracias a un triple en el comienzo del juego) y los 5 puntos anotados por Trey Burke (2-4 en tiros de campo), completaron la actuación de los Sixers en su decimo tercera victoria de la temporada.

Ahora toca esperar a que la buena racha de resultados continúe en casa ante los Pacers de Indiana, en una nueva oportunidad de asaltar el liderato de la división.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

Related Content

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter