Nueva victoria de los Sixers ante los Clippers

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

El Sur de Philadelphia sigue siendo un talismán para los Sixers, en este 2018. Las victorias siguen llegando para el bando local, cuando se disputan los partidos en el Wells Fargo Center, para alegría de los fans de Philly, que ven como todavía no ha llegado el Fin de Semana de las Estrellas y los Sixers ya tienen 28 victorias (tantas como en toda la pasada temporada).

Tener 28 triunfos a estas alturas de temporada es una buena noticia que llega a Philadelphia, después de varias temporadas muy lejos de tener opciones reales de entrar en playoffs. Ahora, con la fortaleza que el equipo está mostrando desde el día de Navidad hasta ahora, hay grandes opciones a hacer algo importante. Sobre todo teniendo en cuenta la igualdad que existe en la Conferencia Este (tan solo hay cinco victorias de diferencia entre el tercer clasificado y el noveno).

Este nuevo triunfo supone el séptimo seguido en casa, a tan solo un partido de la anterior ocasión en la que se alcanzaron al menos siete triunfos en casa (meses de febrero y marzo de 2008, con 8 triunfos al hilo).

El rival que ha registrado esta marca ha sido los Clippers, con un resultado que terminó siendo contundente (112-98), aunque por momentos el partido prometió un final mucho más igualado de lo que terminó siendo y teniendo como una de las grandes claves del mismo, las 32 asistencias que terminaron repartiendo los Sixers (la mayoría en la primera parte), por las 20 de los Clippers.

Al comienzo del encuentro, los dos equipos mostraron igualdad en el juego y en el marcador, Pero pronto los Sixers tomaron el control del partido y ya no perderían el dominio en el marcador, cuando en el tramo final del primer cuarto empezaron a cimentar una ventaja que terminó siendo de nueve puntos, al término de los 12 primeros minutos de juego (37-28).

El segundo cuarto siguió el mismo patrón y los Sixers no dejaron que los Clippers se acercaran demasiado, logrando incluso incrementar la ventaja, lo que les ayudó a terminar la primera parte con 14 puntos de ventaja (6-55).

Pero la dinámica del partido cambió en el tercer periodo. Los Clippers ganaron este parcial por 23-16, dejando bastante reducida la ventaja, y logrando reducirla aún más en el último parcial. El equipo angelino llegó a colocarse a tan solo dos puntos de los Sixers (95-93 a falta de 6:05 para el final), que vieron como en el último periodo, Joel Embiid tenía que retirarse al banquillo quejándose de una rodilla, tras una jugada fortuita. Todo un susto.

Pero el susto de Embiid y el susto en el marcador, quedaron en nada. Joel Embiid volvió de vestuarios para disputar los últimos minutos de partido y redondear su sensacional actuación. Por su parte, los Sixers lograron mantener el tipo y dejaron a los Clippers en el dique seco, sin anotar, durante más de cuatro minutos. Para cuando los Clippers volvieron a anotar, los Sixers ya tenían una cómoda ventaja con la que lidiar los últimos dos minutos de partido (103-96 a falta de 1:52 para el final del encuentro).

Los dos últimos minutos solo sirvieron para afianzar a los Sixers como el equipo que verdaderamente se merecía la victoria y confirmar el gran bache de los Clippers en el tramo final del partido, ya que tan solo pudo anotar 5 puntos en los últimos seis minutos de partido.

Una vez más, el líder de los Sixers fue Joel Embiid, que terminó el partido como el máximo anotador del partido. Un gran partido que terminó con 29 puntos en su cuenta particular, en los 34 minutos que disputó en la cancha. Su promedio de acierto en tiros de campo fue de 9-23, con 1-6 en triples y 10-13 en tiros de campo. Además logró capturar 16 rebotes, con lo que terminó una vez más con un doble-doble sensacional.

Ya son 20 partidos esta temporada, en los que Joel Embiid logra terminar con al menos 20 puntos y 10 rebotes. Una muy buena marca, que le sitúan entre los mejores de la liga y con aura de superestrella de la NBA.

Además de Embiid, hay que destacar la sensacional actuación de J.J. Redick, que terminó anotando 17 puntos, con un 6-12 en tiros de campo y 5-10 en triples, y la sensacional actuación que realizó T.J. McConnell, que también acabó anotando 17 puntos (5-7 en tiros de campo y 2-3 en tiros de campo). Cabe destacar que McConnell también logró repartir 8 asistencias, siendo un jugador clave en el desarrollo del encuentro y ambos anotando canastas clave en los minutos finales del partido (cuando los Clippers tuvieron su bache y los Sixers cimentaban su ventaja final).

Ben Simmons terminó con 14 puntos (7-13 en tiros de campo), además de repartir 10 asistencias y capturar 5 rebotes. Logró un doble-doble que casi logra también Dario Saric, con sus 10 puntos (4-12 en tiros de campo y 1-5 en triples) y los 9 rebotes que capturó, además de las 5 asistencias que repartió.

En definitiva una gran victoria, que viene a afianzar a los Sixers entre los 8 mejores de la conferencia Este. El siguiente compromiso también será en casa y con los Knicks como rivales. Otro gran partido, en el que la victoria sigue siendo muy importante en esta igualada Conferencia.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol