Nueva derrota de los Sixers en Nueva Orleans

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com 

Los Sixers acumularon su cuarta derrota consecutiva en Nueva Orleans (131-124) y ya tienen un balance de 13-13. La mala suerte se cebó con Philadelphia, que antes incluso de empezar, perdió a una de sus estrellas para el partido.  

Joel Embiid, que no pudo participar en el encuentro ante los Cavs, también se iba a perder el partido ante los Pelicans, por problemas de rigidez en su espalda. Un duro revés, que a la larga, se tornaría como un factor decisivo para el partido. 

En la primera mitad, los locales dominaron el encuentro, no disfrutando de cómodas ventajas, hasta justo el final del segundo cuarto. Cuando parecía que ambos equipos mantendrían el equilibrio al descanso, una mala gestión de los últimos minutos del segundo periodo, permitió a los Pelicans irse al vestuario con 11 puntos de ventaja (66-55). 

En la reanudación todo mejoró para Philly, que tuvo su mejor momento del partido. Un parcial de 40-21 en el tercer cuarto hizo pensar que los Sixers podrían alcanzar la victoria, de un modo solvente. La diferencia de 19 puntos en este parcial y los 8 puntos de ventaja con los que se inicio el último cuarto (máxima ventaja del partido para los Sixers), parecían ser suficientes para lograr romper la racha de derrotas que los chicos de Brett Brown padecían. 

Pero el último cuarto fue una pesadilla defensiva para los Sixers. Los Pelicans lograron terminar el parcial con 44 puntos anotados (44-29), para terminar remontando el partido y logrando una ventaja final de 7 puntos. Otra vez los Sixers encajaron más de 40 puntos en un cuarto, concretamente en la segunda parte. 

Finalmente, la baja de Joel Embiid ante los Cavs por decisión técina (descanso por el Back to Back) y la baja ante los Pelicans por problemas con su espalda, han pasado una costosa factura a los Sixers, que este fin de semana no han logrado nada en su salida del Wells Fargo Center. 

Los máximos anotadores de los Sixers fueron tanto J.J. Redick, como Ben Simmons. Siendo Simmons el único jugador de Philly (junto con Dario Saric) que alcanzó un doble-doble en el encuentro ante los Pelicans. 

Ben Simmons anotó 27 puntos, con un 10-16 en tiros de campo y 7-9 en tiros libres, además de capturar 5 rebotes y repartir 10 asistencias. Pero el máximo anotador fue J.J. Redick, que anotó 28 puntos (8-14 en tiros de campo, 3-7 en triples y 9-9 en tiros libres). 

Dario Saric, capturó 11 rebotes y terminó con 13 puntos  en su haber (5-16 en tiros de campo y 3-6 en triples), mientras que Amir Johnson terminó con 16 puntos (5-7 en tiros de campo) y Timothe Luwawu-Cabarrot tan solo con 4 puntos (2-10 en tiros de campo). 

Esta vez el banquillo fue más productivo, anotando 16 puntos Trevor Booker (5-9 en tiros de campo y 6-7 en tiros libres) y con 12 puntos de Richaun Holmes (6-11 en tiros de campo). 

Por parte de los Pelicans destacaron las 18 asistencias de Rondo (13 puntos, cinco robos) y los triples de Jrue Holiday (34 puntos). Anthony Davis anotó 29 tantos, capturó ocho rebotes, repartió cuatro pases de canasta y puso cinco tapones. Y DeMarcus Cousins acabó con 23 puntos en solo 10 tiros de campo. 

Ahora le toca el turno a los Timberwolves, que están realizando una gran temporada. El objetivo es recuperar los lesionados (EmbiidMcConnell, Anderson y Fultz) y poder recuperar el buen momento que el equipo ha tenido esta temporada. 

Hasta pronto desde España.