Nueva decepción en Canadá

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com 

Nueva derrota de los Sixers, que han cosechado en Canadá la quinta derrota consecutiva (segunda al hilo frente a los Raptors) y la novena derrota en los últimos diez partidos. Todo un palo para un equipo que ha perdido comba, con respecto de los puestos que dan derecho a jugar los playoffs, al final de la temporada regular, aunque para eso todavía queda mucho. 

En esta ocasión, los Raptors volvieron a ser los verdugos de los Sixers (102-86), en el partido disputado en el Air Canada Center, y en el que reapareció Joel Embiid, que tenía problemas de espalda, que le habían impedido jugar desde que el pasado fin de semana lo hiciera frente a los Thunder, en un partido que terminó con una triple prórroga.  

Sin embargo su reaparición no fue el bálsamo que el equipo necesitaba y los canadienses dominaron de principio a fin, dejando pocas opciones de triunfo a los de Philadelphia, que tuvieron en las 22 pérdidas de balón el partido, toda una losa insalvable. 

Con ventajas que llegaron a estar por torno a los veinte puntos de diferencia, cuando se inició el último cuarto, pocas opciones tuvieron los hombres de Brett Brown, que ya llegaron al descanso con una desventaja de 55-46, favorable a los locales.  

Una situación que empeoró tras la reanudación, a pesar que al comienzo del tercer cuarto, los Sixers redujeron algo esa ventaja y se colocaron a tan solo cuatro puntos de ventaja de los Raptors (63-59 a falta de 6:15 para el final del tercer cuarto). Pero fue un espejismo, ya que Toronto despejó hasta el punto de estar 85-65, a falta de 9:30 para el final del partido. 

Fue entonces que los Sixers intentaron una remontada que finalmente quedó en nada. Sin embargo hubo un punto de inflexión en este intento de remontada. A falta de apenas cinco minutos para el final, los Sixers habían logrado dejar la ventaja en 12 puntos, gracias en parte a unos triples de la mano de Dario Saric, y tenían la posesión del balón (90-78).  

Un intento de tres puntos de Jerryd Bayless, que no entró, habría dejado la ventaja por debajo de los diez puntos y el partido habría adquirido otra dimensión, pero eso no ocurrió y finalmente los Raptors colocaron de nuevo una ventaja que los Sixers no pudieron o no supieron reducir. 

El mejor de los Sixers en Canadá fue Dario Saric, que estuvo en pista 33 minutos, para terminar el partido con 17 puntos (5-12 en tiros de campo y 3-5 en triples, además de 4-6 en tiros libres). Sumó además de 6 rebotes y 5 asistencias. Fue además el hombre que apareció cuando las cosas se empeoraron, para tratar de dar esperanza a los Sixers. 

Embiid se esforzó y terminó el partido con 14 puntos anotados (5-13 en tiros de campo, con 1-4 en triples), sumando además 8 rebotes y 2 asistencias, todo ello en los 23 minutos que estuvo en pista. Sufrió una férrea defensa, y con asiduidad tuvo que enfrentarse a dos contra uno, para intentar pararle. Este hecho y sus problemas de espalda, que l e permitieron estar al cien por cien, no le dejaron explotar en el partido y ayudar más a sus compañeros.  

Quien también terminó con dobles dígitos en anotación fue Ben Simmons, que terminó con 10 puntos anotados (5-13 en tiros de campo), con 5 rebotes y capturados y 6 asistencias repartidas. También superó la decena de puntos Amir Johnson, que en 18 minutos de juego pudo acumular 12 puntos anotados (4-5 en tiros de campo y 4-4 en tiros libres), 4 rebotes capturados y 1 robo de balón. 

Del banquillo también destacaron los 8 puntos de T.J. MacConnell (4-8 en tiros de campo) y los 9 puntos de Timothe Luwawu-Cabarrot (4-12 en tiros de campo y 1-6 en triples). 

La siguiente cita será el día de Navidad, con los Knicks de Nueva York enfrente. Un rival directo, sobre el cual sería fundamental lograr la victoria, para tratar de terminar el año con buen ánimo y con la senda de la victoria recuperada. 

Hasta pronto desde España.