Sixers 2020 en el Recuerdo: Un Año Atípico

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers han concluido una temporada muy atípica, protagonizada por la pandemia que ha azotado el mundo y el invento de la burbuja de Orlando, que ha salvado la temporada de la NBA, que ha terminado coronado a los Lakers como campeones.

Los Sixers tenían muchas aspiraciones en esta temporada que acaba de terminar, pero la temporada regular no indicaba la calidad que la plantilla atesoraba, estando casi todo el año en la sexta plaza del Este, que fue el puesto que terminaron ocupando en el cuadro final de los playoffs de la NBA.

Un sexto puesto en el Este de la NBA, gracias a las 43 victorias y 30 derrotas que se acumularon entre la temporada regular que se llevó a cabo de Octubre a Marzo y la mini temporada regular en Orlando, antes de los Playoffs. Un bagaje muy corto, si lo comparamos a las aspiraciones del equipo y lo logrado en temporadas anteriores.

Esta situación nos dejó en la situación de vernos las caras con nuestro archienemigo  los Boston Celtics. Parecía una buena oportunidad de reivindicarse a nosotros mismos y salvar una temporada que no estaba siendo buena. Pero sin la participación de Ben Simmons, que había caído lesionado, la cosa no pintaba nada bien y lo cierto es que los Celtics terminaron batiendo a los Sixers 4-0-

De este modo, los Sixers terminan un año que no ha significado un paso hacia delante, en el camino de la conquista del anillo de campeón. Pero si ha sido un año que ha supuesto la consolidación de las dos grandes estrellas de los Sixers, entre los mejores de la NBA.

Tanto Joel Embiid, como Ben Simmons lograron estar un año más en el Juego de las Estrellas, demostrando su tremenda calidad y representando a la ciudad de Philadelphia en tan magno evento.

Un Juego de las Estrellas en el que ambos destacaron, en un buen fin de semana. Joel Embiid superó la veintena de puntos y logró un doble-doble (treinta de minutos alcanzando Embiid los 22 puntos, con un 67 por ciento en tiros de campo, además de sumar dos rebotes ofensivos y 8 defensivos).

Mientras que Ben Simmons se quedó cerca de la veintena de puntos y con buenos números en rebotes y asistencias (29 minutos, 17 puntos, con un 75 por ciento de acierto en tiros de campo, sumando además 6 rebotes, además de repartir 5 asistencias)

Grandes noticas para las grandes estrellas de los Sixers, que no se quedaron ahí, porque el joven jugador australiano siguió haciendo historia para la franquicia de Philadelphia, al ser incluido en el Primer Equipo Defensivo de la NBA 2019-20.

Es el primer honor de este tipo en la carrera de Simmons, y es el séptimo jugador de los 76ers en la historia de la franquicia en ganar los honores del Primer Equipo Defensivo, uniéndose a los miembros del Salón de la Fama del Baloncesto Dikembe Mutombo (2000-01), Maurice Cheeks (cuatro veces), Bobby Jones (seis veces), Moses Malone (1982 -83), así como Robert Covington (2017-18) y Caldwell Jones (dos veces).

Simmons recibió 88 votos del primer equipo y nueve votos del segundo equipo de un global de 100 periodistas deportivos y locutores, lo que le dio un total de 185 puntos, el tercer total más alto de cualquier jugador seleccionado para un equipo defensivo.

Lideró la liga con un promedio de 2.1 robos por juego, la mejor marca de un jugador de los Sixers desde 2014. Simmons estaba empatado en el liderato de la liga con el finalista del Jugador Defensivo del Año Anthony Davis con un promedio de 1.7 balones recuperados por juego, mientras que se unió a Fred VanVleet de Toronto y Jrue Holiday de Nueva Orleans como los únicos tres jugadores de la NBA en publicar al menos 3.9 desviaciones por juego.

Un gran hito para el jugador australiano, y también para la franquicia de los Sixers, ya que la temporada 2019-20 marca la tercera temporada consecutiva en la que al menos un 76er ha sido nombrado para un equipo defensivo (Joel Embiid, segundo equipo 2018-19 y 2017-18; Covington, primer equipo 2017-18). Junto a Simmons en el Primer Equipo Defensivo de la NBA están Marcus Smart de Boston, Giannis Antetokounmpo de Milwaukee, Anthony Davis de los Lakers y Rudy Gobert de Utah.

Pero el 2021 llega a nosotros como una temporada llena de optimismo con la llegada de Doc Rivers y con la esperanza de la explosión de calidad de Ben Simmons y Joel Embiid, como la pareja dominante en la NBA, que todos deseamos ver en la NBA y en los Sixers.

El 2020 es pasado y el futuro sonríe ya a los Sixers y a Philadelphia, con la esperanza ver pronto, como la sequía de campeonatos llega ya a su fin.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

Tags
NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter