Philadelphia Suma una Nueva Victoria en Cleveland

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers vencieron de nuevo a los Cleveland Cavaliers, en su segundo enfrentamiento entre ellos. En la anterior ocasión, los Sixers vencieron en casa por una justado marcador, en el que los locales lograron una volcada de Joel Embiid, seguida de un fallo de Kevin Love, para cerrar un juego de un solo punto de diferencia entre ambos equipos.

Pero en Ohio las cosas fueron de un modo muy diferente, logrando una contundente victoria que nunca corrió peligro (95-114) y que devuelve al equipo de Brett Brown a senda del triunfo, a la par que devuelve al equipo las buenas sensaciones que necesitaba, después de haber caído en Orlando y en Oklahoma City.

El equipo funcionó a la perfección desde el principio y cimentando la victoria desde el primer momento, dejando claro que los Sixers no iban a dejar escapar esta oportunidad de alcanzar un nuevo triunfo y ya van ocho.

La ventaja lograda en el primer periodo ya era de once puntos (22-33), pero alcanzaría los 24 puntos, tras un segundo casi perfecto, en donde se rondó la treinta de puntos de diferencia, para terminar con un resultado tranquilizador de 44-68 para Philadelphia.

Pero se puede mencionar en el tercer periodo, que sea diferente a comentar que los Sixers no relajaron, que la distancia entre ambos equipo no se redujo más allá de la veintena de puntos de diferencia y que al final del tercer cuarto fuese de 26 puntos (69-95).

Cierto grado de relajación llegó en el último periodo, donde los Cavs lograron poner el marcador en 87-102 a falta de tan solo 5:59 para el final del partido. Pero Tobias Harris pronto anotó cinco puntos, para alcanzar de nuevo la veintena de puntos de diferencia y ya no se perdería esa ventaja hasta el final del encuentro, donde se cerró el juego con 19 puntos entre ambos equipos y un 95-114, que reconforta al equipo y a los fans de los Sixers.

En Cleveland, el mejor de los Sixers fue Tobias Harris, con 27 puntos anotados, con brillante 12-14 en tiros de campo (1-2 en triples y 2-2 en tiros libres), además de capturar 5 rebotes y repartir 4 asistencias, a los que sumó 2 robos de balón y 2 tapones (todo ello en 31 minutos en pista).

Del resto de titulares hay que destacar que todo estuvo muy repartido, desde los minutos en pista, hasta los puntos anotados, siendo Joel Embiid el segundo mejor anotador de Philadelphia.

El center africano logró 14 puntos, en un juego en el que no necesitó estar en pista más que 23 minutos y con un 6-13 en tiros de campo, 4 rebotes y 2 asistencias, completó un buen juego, para ayudar a su equipo a alcanzar el octavo triunfo de la temporada.

Al Horford también logró superar la decena de puntos anotados, completando un juego con 11 puntos en su haber, gracia a un 4-6 en tiros de campo, a los que añadió 6 rebotes y 7 asistencias, rozando la posibilidad de alcanzar un meritorio triple-doble.

También tuvo sus opciones de alcanzar un triple-doble Ben Simmons, al acabar el juego con 10 puntos, en un 5-8 en tiros de campo, además de sumar 11 asistencias (que le brindaron un doble-doble) y 4 rebotes.

El único jugador titular de los Sixers que no alcanzó los dobles dígitos en anotación fue Josh Richardson. Sus ocho puntos llegaron en un pobre 2-12 en tiros de campo, acompañados de 4 rebotes y un tapón.

Quienes sí lograron dobles dígitos en anotación fueron tanto James Ennis III, como Furkan Kormaz. Ennis III tuvo un promedio de acierto de 5-7 en tiros de campo, para acabar con 14 puntos anotados y 4 rebotes capturados. El jugador turco de los Sixers acabó con un 5-8 en tiros de campo y 13 puntos en su haber, sumando también 4 rebotes para sus números personales.

Cabe mencionar también la actuación del novato Matisse Thybulle, que en 16 minutos en pista, estuvo a punto de sumarse al club de los jugadores que alcanzaron los dobles dígitos en anotación. Sumar un 3-5 en tiros de campo (incluido un triples), para añadir 8 puntos al marcador de Philadelphia.

Para los Cavs, el mejor jugador en ataque fue Collin Sexton con 17 puntos y un 7-17 en tiros de campo, mientras que del resto de sus compañeros cabe mencionar que tan solo cuatro jugadores lograron superar la decena de puntos anotados, siendo Jordan Clarkson el mejor del banquillo de Cleveland, con 15 puntos y un 4-9 en tiros de campo.

El miércoles será la siguiente cita de los Sixers, de nuevo en el Sur de Philadelphia y con los Knicks como rival. Nueva oportunidad de alcanzar una victoria más y nueva oportunidad de disfrutar de estos Sixers, que pretenden darnos esta temporada, muchas alegrías.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter