Tyrese Maxey takes a shot in the 76ers home opener, October 2023

Philadelphia comienza con optimismo la temporada

Los Philadelphia 76ers han comenzado con buen pie la temporada, logrando tener un balance positivo en los primeros compases de esta temporada. Un mes de octubre que apenas nos ha regalado tres juegos, pero que nos ha permitido ver como los Sixers han logrado competir hasta el final en Milwaukee (ante unos de los nuestros grandes rivales del Este), vencer en Toronto para equilibrar el balance de victorias-derrotas y con la el gran triunfo ante los Trail Blazers en casa. Y es que no hay nada mejor que comenzar la temporada con un triunfo en el Sur de Philadelphia.

No hubo suerte en el comienzo de la temporada ante los Bucks. Pero sin tener en cuenta que no deja de ser el primer juego de la temporada, y además ante uno de los grandes rivales de conferencia, lo cierto es que pudimos disfrutar de lo que va a ser la temporada de los Sixers en el 2024. Y básicamente la temporada una sintonía perfecta entre Joel Embiid y un excelentísimo Tyrese Maxey, que cada dia que pasa da un paso al frente y se consolida como de las grandes estrellas de la NBA. Y es lo que necesita Philadelphia para alcanzar sus objetivos en la temporada de la nueva era de Nick Nurse.

Maxey acabó el juego en Milwaukee como el máximo anotador del equipo con 31 puntos y con un 10-22 en tiros de campo, con ocho asistencias y dos robos de balón, que consolidaron al base de los Sixers, como el socio perfecto de un Joel Embiid, que también brilló con 24 puntos (9-21 en tiros de campo) y con 7 rebotes y 6 asistencias.

La dupla Embiid-Maxey, se vió acompañada de los 20 puntos de Tobias Harris, el tercer pilar de los Sixers en este comienzo de temporada. A pesar de ello, los Bucks lograron vencer por 118-117, aunque en los dos siguientes juegos, los Sixers recuperaron el terreno perdido.

Y es que los Raptors no pudieron torcer el brazo a los Sixers en Canadá, gracias a dos increibles actuaciones de Maxey y Embiid, nuevamente bien secundados por Tobias Harris, para alcanzar el triunfo por 114-107.

Maxey y Embiid alcanzaron 34 puntos cada uno, con un 12-20 en tiros de campo para Maxey (que sumoó 6 rebotes y 7 asistencias), y 14-21 para Embiid (roznado el triple-doble, gracias a 9 rebotes y 8 asistencias), que fueron claves en el triunfo y para recuperar buenas sensaciones. Eso sin olvidar los 15 puntos (4-10 en tiros de campo) de Tobias Harris, que no deja de estar ahí cuando se le necesita.

Pero sin duda, el mejor triunfo (o al menos, el más dulce) llegó en el Sur de Philadelphia ante los Blazers. Y el trío de ases de los Sixers no defraudó, con un Joel Embiid que regresó a casa con un nivel de MVP, del que hace gala desde hace años.

Joel Embiid acabó el juego con 35 puntos, y con un 12-22 en tiros de campo, acompañados de 15 rebotes y 7 asistencias. Maxey acabó com 26 puntos, gracias a un 6-14 en tiros de campo, 10 rebotes y 4 asistencias, y Harris anotó 24 puntos con un 8-11 en tiros de campo, com 5 rebotes y 2 asistencias, para el triunfo en el juego inaugural en casa, por 126-98.

Pero el análisis de los tres primeros juegos de la temporada no sería justo, sin la mención de Kelly Oubre Jr., que sin lugar a dudas ha sio el mejor de los Sixers desde la banca. Y lo demostró desde el primer juego en Milwaukee (acabando con 27 puntos en su haber con un 9-11 en tiros de campo y 4 rebotes), siguiendo con su actuación en Toronto (18 puntos con un 7-17 en tiros de campo, con 5 rebotes) y siguiendo en casa ante los Blazers (12 puntos con un 3-12 en tiros de campo y 3 rebotes).

Un gran comienzo de temporada, que sin duda invita al optimismo, justo en un momento en el que la fanaticda lo necesita, en esta nueva era liderada por Nick Nurse. Una era que pretende ser la más brillante de la organización en lo que llevamos de siglo.

Hasta pronto desde España.