Joel Embiid and Tyrese Maxey both shoot from the free throw line during 76ers Training Camp at Colorado State University

Octubre Nos Trae de Nuevo el Baloncesto a Philadelphia

Con la llegada del mes de octubre, llega de nuevo la NBA… el mayor espectáculo del mundo del baloncesto. Y los Sixers afrontan una nueva temporada, con la ilusión puesta en mejorar lo obtenido en la pasada temporada, y con los nuevos retos que la NBA ha implantado este año a la temporada regular.

Para empezar, la temporada nos trae novedades importantes en el seno del equipo, con la llegada de Nick Nurse al frente del equipo, con la meta en mente, de superar las semifinales de conferencia y llevar a los Sixers a unas finales de la NBA, más de dos décadas después de la última vez. Llega desde Toronto, con un anillo de campeón en su carrera, y con el saber manejar un grupo que en 2019 lo apostó todo por ser campéon.

Nombrado como el noveno entrenador en la historia de la franquicia de Toronto en junio de 2018, Nurse produjo dos de las tres temporadas más ganadoras de la franquicia, incluido el mejor porcentaje de victorias de la franquicia de .736 (53-19) en 2019-20 que lo coronó como mejor entrenador de la liga. Registró un récord de 227-163 en sus cinco temporadas en el puesto, para el mejor porcentaje de victorias (.582) de cualquier entrenador en jefe en la historia del equipo.

Y bajo su mando estará el actual MVP de la liga, queriendo subir al equipo a un nuevo nivel.No hay otro reto más que ese. Embiid finalizó su séptima temporada en la NBA con un promedio de 33,1 puntos por partido con un porcentaje de acierto del 54,8% en tiros de campo, 33% en triples y 85,7% en tiros libres. Además, registró 10,2 rebotes y 4,2 asistencias. Embiid ha liderado la liga en anotación por segundo año consecutivo, algo que no se conseguía un jugador interior desde Bob McAdoo en 1975 y 1976.

Embiid también lideró a los 76ers a un gran éxito colectivo. Sus 54 victorias fueron la tercera marca en la liga (la mejor de la franquicia desde 2001) y muchas de ellas llegaron gracias a su rendimiento en el clutch (mejor +/- de cualquier jugador en el clutch y sus 131 puntos fueron la séptima marca más elevada).

Ahora, ambos tienen la difícil tarea de liderar al equipo, uno desde la pista y el otro desde el banquillo, para tratar de devolver la gloria de un campeonato a la ciudad de Philadelphia, algo que se le resiste a los Sixers por un largo periodo de tiempo. Un largo peregrinar por el desierto de más de cuarenta años.

Y todo comienza en este mes de octubre, con un doble enfrentamiento ante los Celtics de Boston, para después verse las caras con los Nets y los Hawks, justo antes de comenzar la temporada regular, que nos trae una sensaciaonal novedad, importante para todos.

Y es que no hay que obviar la gran novedad de la temporada 2023-24, que no es otra que el muy esperado “In-season Tournament”. Un torneo ideado para dar mayor emoción a la temporada regular, hecho a imagen y semejanza de los torneos coperos del baloncesto europeo, que siempre se deciden entre enero y febrero, justo antes de la recta final de la temporada regular, y del comienzo de las eliminatorias de competiciones europeas y nacionales.

En el caso de la NBA, el torneo de la temporada regular, que ya está asentado en la WNBA, terminará a comienzos del mes de diciembre, después de haber utilizado algunos juegos de la temporada, para el torneo, dividiendo a los equipos en grupos de seis.

Al margen de kas clásicas citas importantes en todo calendario de los Sixers, habrá que estar muy atentos a lo que Philadelphia logre ante los Cavaliers, los Hawks, los Pacers y los Pistons, para saber la suerte de Philly en este torneo inaugural en la NBA.

Pero antes de eso, llegará el más que esperado 27 de octubre y el juego ante los Milwaukee Bucks, que supondrá el pistoletazo de salida para la competición oficial y con ello, toda la emoción de una temporada, que todas esperabamos desde hacía varios meses. Eso sin olvidar el 30 de octubre, que será el primer juego en casa, ante los Blazers.

Fechas clave en un increible mes de octubre, lleno de esperanzas e ilusiones para los Sixers y todos los ans de la NBA y del baloncesto. Y es que el mayor espectáculo del mundo, está a punto de comenzar.

Hasta pronto desde España.