Shake Milton #18 of the Philadelphia 76ers and Tobias Harris #12 look on during the game against the Orlando Magic

Los Sixers muestran su mejor cara en Florida

Los Sixers muestran ya una versión más cercana a lo que de ellos se esperaba. Una versión más ajustada de un equipo que aspira a ser uno de los candidatos del Este, para luchar por acceder a las Finales de la NBA. Los Sixers empiezan a mirar ya a los puestos de cabeza, en la clasificación de la conferencia Este.

Y es por primera vez Philadelphia tiene un balance con dos victorias por encima del .500, gracias a un doble triunfo en norte de Florida, que vuelva a reivindicar figuras como la de Tobias Harris y de Shake Milton, que ante las ausencias de Tyrese Maxey, Joel Embiid y James Harden.

No solo se reivindica a estos dos jugadores, ante la ausencia de nuestro trío de superestrellas, sino que también se reivindica como equipo. Un equipo que saber competir, que tiene ganas de hacer historia y al que no se le puede subestimar, esté quién esté en pista. Algo que alimenta sus esperanzas de la fanaticada de los Sixers, de ver una gran temporada 2022-23.

Tobias Harris volvió a ser un referente del equipo en los juegos disputados en Orlando, y sumadas sus actuaciones a las realizadas a comienzos de temporada, reafirman su condición de piedra angular de este proyecto.

En el primer juegos los Sixers sufrienron un poco más que en el segundo (107-99), con un Harris que superó la veintena de puntos, con un promedio de acierto en tiros de campo de 10-21, con un 1-7 en triples (23 puntos anotados), además de sumar 10 rebotes y 5 asistencias en el primer juego dsiputado en el fin de semana.

Buenos números, que sin embargo fueron mejorados en el segundo en Oriando. Del mismo modo que los Sixers lograron vencer con mucha más facilidad (133-103), también Tobias Harris se mostró mucho más efectivo.

Su bagaje anotador se situó en 25 puntos, pero su efectividad a la hora de lanzar a canasta, subió exponencialmente a la ventaja que los Sixers tenían en el marcador. Su acierto subio a 10-14 en tiros de camo, con un 2-2 en triples y 3-3 en tiros libres, con 5 rebotes y 5 asistencias, mostrándose como todo un líder.

Esta misma situación se repitió en el caso de Shake Milton, que se ha convertido en otra de las piezas clave del equipo, ante las ausencias del trío de superestrellas, mostrando su valía dentro del vestuario y en el proyecto que trata de llevar a este equipo a lo más alto en la NBA.

Al igual que con Tobias Harris, los números de Shake Milton fueron mejores en el segundo juego en Oriando, que en el primero. Mientras que en el juego disputado el viernes, su bagaje anotador se fue hasta los 24 puntos, con un promedio de acierto en tiros de campo de 7-13, en el segundo estuvo a punto de alcanzar la treintena de puntos (29 puntos anotados), con un promedio de acierto de 10-13 en tiros de campo, 3-6 en triples, y 6-6 en tiros de campo, a los que sumó 5 rebotes y 7 asistencias..

Sensacionales números, que muestran la calidad del equipo, cuando podamos ver a jugadores como Tobias Harris o Shake Milton en pista.

Todo ello sin contar que siempre surge otra figura que destacada y se suma a la buena actuación de sus compañeros, para terminar siendo clave en el triunfo del equipo. Ese fue el caso de George Niang en el primer juego (18 puntos con un 5-7 en triples) o de Daniel House Jr en el segundo (19 puntos co un 5-8 en tiros de campo), siendo ambos los jugadores del banquillo, más destacados en los juegos disputados en Orlando..

En definitiva, ahora los Sixers afrontan la recta final del mes de noviembre con optimismo y con ganas de seguir con la buena racha de triunfos, que sirvan para comenzar diciembre en los puestos altos de la clasificación del Este de la NBA. Por lo pronto, Atlanta y Cleveland están en el horizonte. Dos grandes citas para seguir calibrando a este equipo.

Hasta pronto desde España.