Nick Nurse press conference

Amanece una nueva era para los Sixers

Los Sixers comienzan una nueva era de cara a la próxima temporada. En 2023 no se cumplieron los objetivos marcados y se volvió a tropezar en la misma piedra que otros años, pero un nuevo amanecer se cierne sobre los Sixers, que cuentan con un nuevo entrenador y con un estrella como Joel Embiid, que por fin ha alcanzado un nuevo nive.

Ha logrado un merecido MVP, dejando ese gran reto como un enorme logro que pasará a la historia de la franquicia. Un enorme reto logrado, que deja el campeonato como único objetivo sobre el horizonte de Philadelphia. No hay otro reto más que ese.

Ahora llega al banquillo de los Sixers, uno de los más afamados entrenador de la liga. Nick Nurse llega desde Toronto, con un anillo de campeón en su carrera, y con el saber manejar un grupo que en 2019 lo apostó todo por ser campéon, con superestrellas que solo tenían el anillo en mente y salió victorioso.

Nombrado como el noveno entrenador en la historia de la franquicia de Toronto en junio de 2018, Nurse produjo dos de las tres temporadas más ganadoras de la franquicia, incluido el mejor porcentaje de victorias de la franquicia de .736 (53-19) en 2019-20 que lo coronó como mejor entrenador de la liga. Registró un récord de 227-163 en sus cinco temporadas en el puesto, para el mejor porcentaje de victorias (.582) de cualquier entrenador en jefe en la historia del equipo.

Nurse tiene calidad y sabe lo que es ganar. También es sabedor de lo que los Sixers se juegan, de donde vienen y lo que desean lograr. También sabe lo que tiene entre manos, para lograr los objetivos (la calidad del equipo, la calidad de Joel Embiid) y la necesita de obtener resultados. En la rueda de prensa señaló que es llegar como mínimo a las finales de conferencia o nada.

Pero el nuevo proyecto de Nick Nurse, no empieza de cero. Joel Embiid logró la pasada temporada terminar con una temporada histórica, que devolvió a Philadelphia un trofeo de MVP y logrando devolver a un jugador de los Sixers al mejor quinteto de la liga. desde de un largo periodo de ausencia.

Embiid finalizó su séptima temporada en la NBA con un promedio de 33,1 puntos por partido con un porcentaje de acierto del 54,8% en tiros de campo, 33% en triples y 85,7% en tiros libres. Además, registró 10,2 rebotes y 4,2 asistencias. Embiid ha liderado la liga en anotación por segundo año consecutivo, algo que no se conseguía un jugador interior desde Bob McAdoo en 1975 y 1976.

Embiid también lideró a los 76ers a un gran éxito colectivo. Sus 54 victorias fueron la tercera marca en la liga (la mejor de la franquicia desde 2001) y muchas de ellas llegaron gracias a su rendimiento en el clutch (mejor +/- de cualquier jugador en el clutch y sus 131 puntos fueron la séptima marca más elevada).

Ahora, ambos tienen la difícil tarea de liderar al equipo, uno desde la pista y el otro desde el banquillo, para tratar de devolver la gloria de un campeonato a la ciudad de Philadelphia, algo que se le resiste a los Sixers por un largo periodo de tiempo. Un largo peregrinar por el desierto de más de cuarenta años.

Ahora llega de nuevo un punto de inflexión para la historia de los Sixers. Un momento de la verdad, en donde todos los protagonistas tienen que demostrar que ahora sí se tienen todas la piezas necesarias para luchar por el campeonato. Demostrar que este proyecto da un paso al frente para alcanzar el anillo y que son los llamados para llevar a Philadelphia a la gloria.

Hasta pronto desde España.