Los Thunder se imponen a los Sixers

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Thunder se impusieron a los Sixers en el Chesapeake Energy Arena (122-112), en la segunda victoria de la temporada de los de Oklahoma City ante los chicos de Brett Brown. En esta ocasión, la sensacional actuación de Russell Westbrok y Paul George (dos miembros del equipo de LeBron James en el All-Star Game 2018), impidió que los Sixers con su buena racha de resultados del mes de enero.

El partido fue igualado y mantuvo hasta el final la emoción de saber quién se llevaría la victoria. Los dos primeros cuartos certificaron esa igualdad, terminando el primer cuarto con un 31-29 favorable a los locales, y llegando al descanso con un marcador de 57-58 favorable a los Sixers.

Pero la igualdad se rompió en la recta final del tercer periodo, cuando los Thunder pudieron poner un poco de tierra de por medio y obtener una cierta ventaja, con la que terminar el tercer cuarto (92-83).

Sin embargo se fue ese el punto de inflexión clave en la victoria de los Thunder. En el último parcial, los Sixers lograron rehacerse y dejaron en nada la corta ventaja que los Thunder habían logrado acumular en los últimos instantes del tercer periodo. A falta de 6:18 para el final, los Sixers y los Thunder empataban a 101 y comenzaba de este modo, un nuevo partido en el que todo podría pasar.

Pero los locales supieron manejar mejor los últimos minutos de partido y con un parcial de 8-1, lograron obtener de nuevo una cómoda ventaja, que esta vez sí lograron administración bien, hasta el final del partido, alcanzando la victoria número 30 de la temporada, que el equipo de Oklahoma City y extendiendo su racha positiva a ocho triunfos seguidos.

Por parte de los Sixers, el binomio Joel Embiid y Ben Simmons, volvió a ser clave para que los Sixers aspirasen al triunfo, hasta el final del partido. En esta ocasión, Joel Embiid fue el máximo anotador de los visitantes, con un total de 27 puntos anotados, gracias a un 10-16 en tiros de campo y 3-4 en triples, además de un 4-5 en tiros libres. A sus 27 puntos, añadió 10 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones, por lo que logró concluir el partido con un sensacional doble-doble.

Por su parte, Ben Simmons terminó el partido con 22 puntos anotados, con un 10-14 en tiros de campo y 2-6 en tiros libres, a los que añadió 4 rebotes, 7 asistencias, un robo de balón y un tapón, para completar otra gran noche, para el que es candidato número uno a ser elegido rookie del año, al final de la temporada.

Del resto de jugadores de los Sixers, cabe destacar que Dario Saric volvió a estar a gran nivel, terminando el partido con 16 puntos y un 5-8 en tiros de campo (3-5 en triples), además de lograr 3 rebotes y repartir una asistencia.

Otros dos jugadores de Philadelphia, que terminaron con dobles dígitos en anotación fueron Robert Covington (11 puntos y un 3-11 en tiros de campo y 3-9 en triples y T.J. McConnell que terminó con 10 puntos y un 4-4 en tiros de campo).

Por parte de los Thunder destacaron los 37 puntos que anotó Russell Westbrook, los 31 que anotó Paul George, los 20 puntos anotados por Steven Adams y los 16 puntos de Carmelo Anthony.

La próxima cita será en Milwaukee, ante unos Bucks que también luchan con los Sixers, por consolidarse entre los ocho mejores del Este y terminar la temporada regular, lo mejor situado que sea posible, de cara a los cruces de postemporada.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol