Los Sixers se Mantienen Fuertes en Casa ante los Clippers

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Nuevo triunfo en casa de los Sixers, justo antes del parón por el Juego de las Estrellas, que tendrá lugar en Chicago. Una excelente noticia para los chicos de Brett Brown, que además entran en este parón de más de una semana, con la satisfacción de haber ganado a uno de los mejores equipos de la conferencia Oeste y de la NBA, en estos momentos.

El triunfo de los Sixers ante los Clippers por 110-103, vino marcado por una segunda mitad muy especial para los Sixers, que vuelven a demostrar, igual que en el anterior juego ante Chicago, que el equipo empieza a centrarse en la recta final de los juegos, algo fundamental para la fase de la temporada en la que estamos.

Tras un primer periodo en el que el equipo logró terminar con cierta ventaja (30-22), el segundo cuatro devolvió la igualdad en el marcador (24-32), para acabar los primeros 24 minutos de juego en empate.

Sin embargo, ya una vez reanudado el juego tras el descanso, pasamos muy pronto del empate a 54, a la primera ventaja seria de los Sixers en el encuentro. Philadelphia se colocaba por encima en el marcador, con 12 puntos de ventaja (77-65), cuando nos adentrábamos en el ecuador del tercer periodo.

Pero los Clippers no iban a ceder la victoria de un modo sencillo, ni mucho menos. Poco a poco fueron reduciendo las distancias, llegando al final del tercer periodo con un marcador de 81-77. Una ventaja que se vería reducida aún más con el inicio del último periodo (91-90 con 7:56 por disputar).

En ese momento, los Sixers volvieron a entrar en modo “equipo invencible en casa” y no permitieron a los californianos anotar más que 13 puntos en casi ocho minutos (el tramo final del partido), mientras que Josh Richardson, Ben Simmons y Joel Embiid llevaban a los fans de los Sixers al éxtasis con la victoria final por 110-103, dejando en vano los 30 puntos anotados por Kawhi Leonard, que en los 37 minutos que estuvo en pista, fue el mejor de los Clippers, gracias a un 12-23 en tiros de campo, repartiendo además 9 asistencias.

Por el bando de los Sixers, hasta tres jugadores lograron superar la barrera de veintena de puntos anotados, mientras que otro estuvo a punto de alcanzarlo, dejando a Ben Simmons, Joel Embiid y Josh Richardson, como los jugadores más destacados del juego (junto a Leonard por parte de los Clippers).

Ben Simmons fue sin duda el gran protagonista, porque además de lograr ser el máximo anotador de los Sixers (junto con Embiid), con 26 puntos anotados, gracias a un 12-22 en tiros de campo, también logró terminar el juego con un nuevo triple-doble para su cuenta particular. Un triple-doble que ya se une al logrado por él mismo en el anterior juego ante los Bulls y que le hace entrar en la historia de los Sixers, junto con jugadores de la talla de Wilt Chamberlain, que fue un maestro en el arte del triple-doble.

La estrella australiana logró, además de los 26 puntos anotados, sumar 12 rebotes y repartir 10 asistencias, para redondear su gran estadística y culminar también su gran juego con este importante triunfo en casa.

Joel Embiid también acabó el juego con 26 puntos en su casillero, gracias a un 8-17 en triso de campo, 2-5 en triples y 8-13 en tiros libres. Números a los que hay que añadir los 9 rebotes capturados y 2 asistencias repartidas.

Otro que también destacó sobre manera, fue Josh Richardson. Logró terminar el juego con 21 puntos anotados y un 8-15 en tiros de campo, con un 3-5 en triples y 2-3 en tiros libres. Buenos números a los que añadir 5 rebotes y 1 asistencia.

Como también fueron buenos los números de Tobias Harrias que se quedó cerca de la veintena de puntos anotados (17 puntos en un 8-19 en tiros de campo), logrando además un meritorio doble-doble, al lograr capturar 12 rebotes y repartir además 5 asistencias.

El mejor jugador del banquillo fue Al Horford, que en los 28 minutos que estuvo en pista logró anotar 9 puntos, en un 3-4 en tiros de campo (1-2 en triples) y 2-2 en tiros libres, capturando además 6 rebotes y repartiendo 3 asistencias.

De este modo, Philadelphia llega a este parón por el Juego de las Estrellas con una racha de tres victorias al hilo, un balance de 34-21 y la quinta plaza en la conferencia Este. Llega pues el momento de reflexionar en estos días y trabajar duro para encontrar el camino a seguir para afrontar este tramo final de temporada regular y poder hacer historia en los playoffs.

Hasta pronto desde España. @Sixers_Espanol

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter