Los Sixers mantienen ante Toronto la buena racha de 2018

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Sufrida victoria de los Sixers ante los Raptors, tras mandar en el marcador durante prácticamente todo el partido, pero cediendo 12 puntos de ventaja en el último cuarto. Los Raptors lo intentaron y se quedaron cerca de darle la vuelta al marcador en el último periodo, pero la maldición de los Sixers en esta temporada, no se prolongó en este envite ante el equipo canadiense y la victoria se quedó en el Wells Fargo Center (117-111).

De este modo, los fans de los Sixers que acudieron a ver el partido en el Sur de Philadelphia, en el Día de Martin Luther King, disfrutaron del día de fiesta con este triunfo de nuestro equipo, que prolonga la buena racha de resultados en 2018. De hecho, de los cuatro partidos disputados este año, tan solo se vio la derrota en el partido ante los Celtics en Londres, y desde el día de Navidad, los Sixers acumulan un balance positivo de 6 victorias y tan solo 2 derrotas, lo que ha ayudado a llegar prácticamente al ecuador de la temporada regular con un balance equilibrado de 20-20, que nos sitúa muy cerca de poder entrar en los puestos de playoffs en 2018.

A pesar de la alegría por regresar a la senda de la victoria, tras la derrota en Londres, lo cierto es que no tendría que haber sido tan agónica como terminó siendo. Y es que tras terminar el primer cuarto 32-23 y la primera parte con un marcador de 59-49 (siempre favorable a Philadelphia), en el tercer periodo se llegaron a tener ventajas cercanas a los 20 puntos, concluyendo el parcial con 18 puntos de ventaja, con tan solo doce minutos por disputar (93-75).

Pero la maldición del último cuarto se asomó de nuevo a un partido de los Sixers, y aunque en esta ocasión no se cebó con el equipo, lo cierto es que los fans de los Sixers vieron como la ventaja de 18 puntos se redujo tan solo a un punto, a falta de tres minutos para el final del partido (3:03 y 102-101).

Todos los fantasmas merodeaban el Wells Fargo Center y la situación se llegó a controlar, para asegurar la victoria, lo cierto es que falta de tan solo 36 segundos para el final, los Sixers tan solo disfrutaban de tres puntos de ventaja (111-108) y con posesión de balón. Una posesión que fue bien aprovechada por Joel Embiid con tiros libres y con una recuperación posterior de balón de T.J. McConnell (que no pudo culminar en canasta Robert Covington) y otra inmediatamente posterior de Ben Simmons (que el mismo Simmons tampoco pudo rematar en un mate), que finalmente llevó a Embiid de nuevo a la línea de personal (sin fallo, como en la anterior ocasión).

Así terminó un partido, en el que mejor para los Sixers fue de nuevo Joel Embiid, que en 35 minutos de juego, logró anotar 34 puntos, con un 11-21 en tiros de campo y 1-5 en triples, logrando además ir 14 veces a la línea de personal, anotando en 11 ocasiones. A esos números le sumó 11 rebotes, por lo que terminó el partido con un doble-doble, siendo el único jugador de Philadelphia (y el único del partido) que lo lograría en esta jornada.

Si bien, la actuación de Joel Embiid fue muy significativa, para la victoria ante los Raptors, no lo fue menos la aportación de T.J. McConnell, que terminó con su mejor registro anotador de su carrera, al anotar 18 puntos, en 32 minutos jugados (8-13 en tiros de campo). A punto estuvo de lograr también el doble-doble, al lograr repartir 8 asistencias y capturar 6 rebotes (además de robar tres balones), siendo el mejor del banquillo de los Sixers en este partido.

Si volvemos a ver los números de los titulares del partido, vemos que destacan los 15 puntos anotados por J.J. Redick (que tan solo pudo disputar 28 minutos en el partido), con un 5-10 en tiros de campo y que el resto de jugadores del quinteto titular también superaron los dobles dígitos en anotación (12 puntos para Ben Simmons, 11 puntos para Dario Saric y 11 puntos para Robert Covington).

Del resto de hombres de banquillo destacaron los 7 puntos que anotó Amir Johnson (2-3 en tiros de campo), los 7 puntos de Trevor Booker (2-2 en tiros de campo) y los 2 puntos anotados por Jerryd Balyless.

La siguiente cita será en Boston, ante los Celtics, en un nuevo duelo de la costa atlántica, con aroma a la mejor historia de la NBA. Una nueva oportunidad de revancha para los Sixers, por la derrota sufrida en Londres y una oportunidad de alcanzar el ecuador de la competición con un balance positivo.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol