Los Sixers despiden el año con una victoria en Phoenix

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers despiden con buenas sensaciones el año, después de haber pasado una pésima racha de resultados en el mes de diciembre. Un gran cúmulo de derrotas, echó a los Sixers de los ocho primeros puestos del Este, pero con la recta final de mes que el equipo ha realizado, ha logrado recuperar el tono de juego, los buenos resultados, la sonrisa en el juego y la ilusión de volver pronto a los puestos que dan derecho a disputar los playoffs.

Si la racha negativa de nueve derrotas en diez partidos, empezó con los Suns, con una derrota en el Wells Fargo Center, por 115-101, ahora los Sixers despiden el año, acumulando su tercera victoria en los últimos cuatro partidos, al ganar en Phoenix a los Suns, por 123-110.

El partido fue dominado por los Sixers, casi desde el principio, hasta la recta final del tercer cuarto, cuando los Suns completaron una gran remontada y el encuentro entró en una fase de igualdad, que se mantuvo hasta los últimos cinco minutos de partido, donde los Sixers se despegaron definitivamente en el marcador.

Esa gran remontada de los Suns, fue precisamente el punto negro del partido para los chicos de Brett Brown. Un gran final de segundo cuarto, permitió a Philadelphia lograr una ventaja de 14 puntos al descanso (63-49). Una renta que parecía esperanzadora para los Sixers, de cara a terminar con un buen resultado el 2017.

Lo cierto es que el equipo comenzó con fuerza el tercer periodo, logrando aumentar esa ventaja hasta los 18 puntos de ventaja (72-54 a falta de 9:57 para el final del tercer periodo). Pero como viene siendo habitual en los últimos partidos de los Sixers, esas ventajas se desvanecen, y antes de que se terminase el tercer cuarto, Phoenix ya estaba por delante en el marcador (84-85 a falta de 2:51 para el final del periodo).

La buena noticia llegó en ese punto de inflexión del partido. En lugar de desaparecer del partido, fruto de la frustración por haber perdido la ventaja en el marcador, el equipo se mantuvo firme hasta el final, no cedió el mando en el partido a los Suns, desde ese momento y lograron recuperar una cierta ventaja, para afrontar los últimos minutos del partido con tranquilidad en la victoria.

La victoria fue fruto de una actuación grupal muy destacable. Hasta cuatro jugadores titulares lograron superar la veintena de puntos, con lo que la labor de grupo fue lo más destacado de un partido, en donde todos estuvieron presentes en los momentos más complicados del partido, para los Sixers.

El máximo anotador para Philly fue de nuevo Dario Saric, que terminó el partido con un total de 27 puntos, gracias a un excelente 9-13 en tiros de campo y 4-5 en triples, además de haber capturado 4 rebotes, repartido 2 asistencias, robado 3 balones y colocado 1 tapón.

Pero si el jugador croata fue el máximo anotador del equipo, no estuvo muy lejos de sus números Joel Embiid, que terminó con 22 puntos (8-14 en tiros de campo), 9 rebotes, 5 asistencias y 2 tapones. Además, J.J. Redick terminó también con 22 puntos (6-13 en tiros de campo y 3-8 en triples) y Ben Simmons fue el único de los Sixers que terminó con un doble-doble, al anotar 21 puntos (7-11 en tiros de campo y 7-11 en tiros libres) y lograr 10 rebotes, 6 asistencias, 3 robos de balón y 3 tapones.

Del resto de jugadores cabe destacar la actuación de Robert Covington, que logró 10 puntos (4-10 en tiros de campo y 2-5 en triples) y los 8 puntos que anotó en 27 minutos T.J. McConnell (4-5 en tiros de campo), siendo de nuevo pieza clave del banquillo de los Sixers y un jugador fundamental para enderezar el rumbo, cuando el equipo pierde el equilibrio.

De este modo, los Sixers se despiden de 2017 con un balance de 17-19 y a tan solo 1.5 victorias de los puestos de playoffs (Indiana Pacers ocupa el octavo puesto de la conferencia con un balance de 19-18). El siguiente rival ya será en 2018 y serán los Spurs, quienes se vean las caras con los Sixers, en Philadelphia.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol