Los Sixers Continúan Imparables en Casa

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

El reto para los Sixers no era pequeño. La visita de los Raptors era una gran prueba para los chicos de Brett Brown, en muchos sentimos. Para empezar el rival, ya que era enfrentarse a uno de los grandes de la Conferencia Este, además del morbo que los Raptors generan en los Sixers desde los playoffs de la pasada temporada, además del hecho de seguir con la imbatibilidad en casa.

Todos esos factores influían en el segundo duelo entre Philadelphia y Toronto de esta temporada. Y el partido no defraudó, ni tampoco lo hicieron los Sixers, que mantienen la imbatibilidad en casa (y ya van doce juegos seguidos con victoria), y  logran un triunfo que demuestra la calidad de este conjunto, de cara a afrontar el reto de luchar por el anillo, esta misma temporada (110-104).

Los primeros compases del encuentro fueron igualados, haciendo prever un juego que podría decidirse en los instantes finales y con emoción. Sin embargo, los Sixers tenían otros planes y una vez concluido el primer cuarto (27-22 para los locales), empezaron a fraguar la ventaja que les daría tranquilidad hasta el final del encuentro.

Desde el 31-29, con 8:48 para el descanso, hasta el 57-42 del final del segundo cuarto, los Sixers empezaron a deshacer a los Raptors que no podían hacer otra cosa que observar como los 76ers lograban aumentar más y más su ventaja, con una buena defensa y contraataques.

En la segunda mitad todo siguió el ritmo impuesto en el segundo cuarto por los Sixers, y las ventajas nunca bajaron de la decena de puntos, hasta lograr terminar el periodo con un resultado de 86-68, que dejaba bastante claro quién sería el vencedor del choque.

Eso sí, en los últimos cuatro minutos de encuentro, los Raptors quisieron adornar un poco el resultado final y no marcharse del Sur de Philadelphia con una paliza y lograron bajar de la decena de puntos de ventaja para los Sixers y terminaron dejando el resultado en el 110-104 final.

Varios jugadores fueron los protagonistas del encuentro, por parte de los Sixers, pero destacando sobre manera las actuaciones de Tobias Harris (que fue de nuevo el máximo anotador del equipa) y de Matisse Thybulle (que firmó su mejor actuación y fue el mejor del banquillo de los Sixers, con diferencia).

Tobias Harris concluyó el encuentro con 26 puntos anotados y un 10-22 en tiros de campo, además de un 4-8 en triples, que le convirtieron en el máximo anotador del encuentro (junto con Kyle Lowry, que también sumó 26 puntos en el duelo entre Philadelphia y Toronto).

A sus 26 puntos, logró sumar 6 rebotes (todos ellos en defensa) y 3 asistencias, que terminaron de redondear un nuevo gran partido para el alero de los Sixers, que cada vez está tomando más y más protagonismo en el seno del equipo (buena señal para lo que ha llegar para el equipo, en la próxima primavera).

También Matisse Thybulle logró alcanzar la veintena de puntos, con un 6-9 en tiros de campo (5-8 en triples) que le permitieron alcanzar los 20 puntos anotados, además de sumar 2 rebotes, repartir 3 asistencias y sumar 3 nuevos robos de balón a sus estadística (es uno de los mejores de la NBA en este aspecto del juego).

Fue el mejor de la banca de los Sixers y poco a poco va dejando su huella en el equipo y demostrando su tremenda valía, y al mismo tiempo hace que crezca la segunda unidad del equipo (algo también fundamental para lo que le espera al equipo en la próxima primavera).

Ben Simmons, en el día después de lograr su máximo histórico en anotación, superando la treintena de puntos anotados, logró un 8-11 en tiros de campo, lo que le permitió acabar el juego con 16 puntos anotados, además de sumar 11 rebotes y repartir 9 asistencias, quedándose a las puertas de un triple-doble que hubiese sido una gran guinda para la tremenda semana que ha tenido el base australiano de los Sixers.

Otros tres jugadores de los Sixers lograron acabar el juego con dobles dígitos en su cuenta anotadora. Mientras que Al Horford acabó con 11 puntos anotados en un 5-9 en tiros de campo (4 rebotes y 5 asistencias), Joel Embiid se quedó en 10 puntos anotados con un 3-7 en tiros de campo, sumando además 8 rebotes y 6 asistencias.

El otro jugador de los Sixers en alcanzar la decena de puntos anotados fue James Ennis II con 11 puntos en su haber, gracias a un 3-8 en tiros de campo. Y a puntos estuvo Mike Scott de también lograr la decena de puntos, quedándose en 8 puntos con un 2-4 en tiros de campo, en apenas 9 minutos en pista.

La siguiente cita de los Sixers será el martes y será otra prueba de fuego en el Sur de Philadelphia. Los Nuggets visitan el feudo de los Sixers y la imbatibilidad en casa del equipo estará de nuevo en juego, además del prestigio de vencer a uno de los mejores equipos del Oeste de la NBA.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

Related Content

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter