Los Raptors se llevan la victoria de Philly

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Otro partido que se pierde de manera inexplicable. Nada hacía presagiar la victoria de los Raptors, cuando a falta de 9:09 para el final del tercer periodo, los Sixers tenían una ventaja de 76-54. Sin embargo, una vez más no se supo administrar bien la ventaja obtenida y se sumó una nueva derrota, esta vez ante Toronto (114-109).

Los parciales en los dos últimos cuartos para los Raptors fueron demoledores (34-23 y 28-21 favorables a los canadienses) y dejaron en nada la ventaja de 13 puntos que Philadelphia tenía al descanso (65-52 para los Sixers).

La ausencia de Joel Embiid volvió a ser determinante para los hombres de Brett Brown, que suman de este modo una marca negativa de 1-7 en los encuentros en los que no ha podido participar el pívot africano, dejando a los Sixers en una situación delicada y alejándose un poco más de los puestos de playoffs.

El escolta DeMar DeRozan aportó 45 puntos (13-21 en tiros de campo), fue el mejor del equipo canadiense, volviendo a ser el líder del ataque de los Raptors. DeRozan estableció su mejor marca anotadora y también su mejor marca como triplista al conseguir seis canastas de tres puntos, en nueve intentos. Su participación fue clave para llevarse el triunfo y lograr la undécima victoria en sus últimos doce partidos.

Fue él mismo quien dio la estocada final  con dos tiros libres a falta de 53 segundos del tiempo reglamentario, después de que Robert Covington fallara un intento de triple que les hubiese dado la ventaja a los Sixers, y sentenció con otros dos más a falta de 6,4 segundos para que sonase la bocina del final del partido.

Además de él, también destacó para Toronto el base Kyle Lowry, que llegó a los 23 puntos con nueve rebotes, cuatro asistencias y tres recuperaciones de balón y el pívot Serge Ibaka, que aportó 12 puntos, ocho rebotes, dos recuperaciones y un tapón.

En los Sixers, el mejor volvió a ser Ben Simmons, que terminó el partido como máximo anotador del equipo, con 20 puntos (9-14 en tiros de campo), sumando además 6 rebotes y 4 asistencias. El aspecto negativo de su participación en el partido, fueron sus 7 pérdidas de balón.

Quien sí estuvo muy cerca de lograr el triple-doble en esta ocasión fue Dario Saric, que terminó el partido con 18 puntos anotados (7-10 en tiros de campo), sumando además 10 rebotes y repartiendo 9 asistencias. A pesar de quedarse a una sola asistencia de lograr el triple-doble, logró su mejor marca en la NBA, en este apartado estadístico.

Por su parte, Robert Covington terminó con 19 puntos anotados (6-16 en tiros de campo), además de capturar 7 rebotes. También superaron la barrera de la decena de puntos anotados, tanto Amir Johnson (12 puntos con un 6-8 en tiros de campo) y Jerryd Bayless (11 puntos y un 5-13 en tiros de campo), completando así el repaso de los titulares del partido, para los Sixers.

En lo referente a los hombres de banquillo, destacó sobre manera la actuación de Richaun Holmes, que terminó anotando 15 puntos, gracias a un 7-12 en tiros de campo, además de aportar al equipo 7 rebotes. Del resto de suplentes, cabe mencionar los 4 puntos de Trevor Booker (1-2 en tiros de campo), los 5 puntos de T.J. McConnell (2-6 en tiros de campo) y los 5 puntos de Timothe Luwawu-Cabarrot (2-5 en tiros de campo).

La siguiente cita, el siguiente intento de romper la mala racha, será el sábado en Toronto, de nuevo con los Raptors en frente. Una nueva oportunidad de emprender el vuelo y acercarnos nuevamente a los puestos de playoffs.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol