Los Cavs se imponen a los Sixers en la recta final

 Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Philadelphia ha acumulado su tercera derrota consecutiva, al caer ante los Cavaliers en Cleveland, por 105-98. Otra derrota, que en esta ocasión duele menos, por la imagen mostrada ante los actuales campeones de la conferencia Este y por no poder contar con Joel Embiid, que en este back to back, que tienen los Sixers este fin de semana, jugará ante los Pelicans, estando ausente en Cleveland.

A pesar de ser una derrota menos dolorosa que frente a Suns y Lakers, por ser ante el campeón del Este y la ausencia de Embiid, lo cierto es que estuvo muy cerca de dar la sorpresa (Cavs 99 – 76ers 98, a falta de 1:39 para el final del partido). Pero la mayor experiencia de los Cavs, se hizo valer en el último minuto del partido.

Con todo ello, la marcha de los Sixers de Cleveland nos deja buen sabor de boca, tras las últimas derrotas en casa, dejando al equipo con un balance de 13-12 (llegó a estar 13-9) y en octava plaza de la conferencia Este, por lo que los puestos playoffs permanecen intactos para Philly, a pesar de la mala racha que hemos tenido en los últimos partidos.

Frente a Cleveland, el equipo mantuvo la mirada a LeBron James y sus compañeros, durante buena parte del partido, demostrando que los Sixers tienen potencial para luchar por grandes cosas en un futuro próximo. Pero LeBron James, estuvo sensacional en el partido, especialmente en los últimos compases del encuentro, anotando o asistiendo en los últimos 22 puntos de su equipo, lo que fue demasiado para los jóvenes pupilos de Brett Brown, que no pudieron culminar la sorpresa de vencer a los Cavaliers en su terreno.

LeBron James acabó el partido con un triple-doble, gracias a los 30 puntos que anotó (9-23 en tiros de campo y 10-12 en tiros libres), además de sumar 13 rebotes y repartir 13 asistencias. Una gran lección de este referente mundial del baloncesto que es presente y seguirá siendo futuro de la NBA.

El resto de jugadores titulares de los Cavs apenas si anotaron 27 puntos entre todos (12 puntos para Jae Crowder, 8 puntos para José Manuel Calderon y 7 puntos para Jr Smith), aunque Ante Zizic no pudo disputar ni cinco minutos del partido. El banquillo de Cleveland si repondió y sumaron entre todos 47 puntos, destacando los 13 puntos que anotaron tanto Jeff Green, como Dwyane Wade y Kyle Korver.

Por parte de los Sixers, los máximos anotadores del equipo fueron Robert Covington y J.J. Redick, anotando ambos 19 puntos. Covington terminó el partido con un promedio de acierto de 7-10, con 5-7 en triples, sumando además 6 rebotes y recuperando 4 balones, mientras que Redick acabó con  promedio de acierto de 6-13 en tiros de campo y 4-9 en triples.

Ben Simmons acabó con un nuevo doble-doble, estando cerca del triple-doble. A los 14 puntos que anotó (7-13 en tiros de campo), sumó 6 rebotes (todos ellos defensivos) y 10 asistencias, además de 1 robo de balón y 1 tapón.

También cabe destacar el buen partido de Dario Saric, que acabó con 17puntos (8-17 en tiros de campo) 9 rebotes y 6 asistencias. Como también bueno fue el debut de Trevor Booker para los Sixers, jugando para Philly durante 20 minutos y aportando 12 puntos (4-6 en tiros de campo), 8 rebotes y 2 asistencias.

Por su parte, tras haber realizado un excelente partido ante los Lakers, Richaun Holmes volvió a tener una destacada actuación, en los 20 minutos en cancha que dispuso en Cleveland. Al final pudo anotar 13 puntos, con un 5-11 en tiros de campo, sumando 3 rebotes y 1 asistencia.

El fin de semana de los Sixers, terminará en Nueva Orleans, jugando ante los Pelicans. Será un nuevo intento para romper la mala racha de resultados que los Sixers tienen en los tres últimos partidos. Un triunfo rompería la mala racha, devolvería las buenas sensaciones al equipo y confirmaría a los Sixers entre los ocho mejores del Este.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol