Los campeones vencieron a los Sixers

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com 

Los Sixers volvieron a caer en California, esta vez ante los campeones de la NBA, y con la Bahía de San Francisco de testigo (135-114). Si bien los Sixers aguantaron buena parte del partido, el ritmo que imponían los Warriors, y llegaron al descanso con la situación equilibrada, ya en el tercer periodo todo cambió y con un parcial de 36-21 favorable a los locales, la victoria se decantó para Golden State, dejando a Philadelphia con un balance del 50 por ciento de victorias y derrotas (6-6). 

De este modo, lo campeones de la NBA vuelven a estar con velocidad de crucero al vencer por novena vez en los últimos diez partidos y con ventajas que siempre estuvieron en torno a los 20 puntos de diferencia en los últimos seis encuentro, no dejando lugar a dudas de quien reina en el presente.  

Un presente en el que Kevin Durant sigue siendo el gran referente del equipo. En su regreso a las canchas, ante los Sixers anotó 29 puntos, lo que le convirtió en el máximo anotador del partido. Le acompañaron de un modo sólido Stephen Curry con 22 puntos y 9 asistencias, Klay Thompson con 23 puntos y Draymond Green que a pesar de tan solo anotar 10 puntos, logró terminar el partido sumando 10 rebotes, 7 asistencias y 5 tapones. 

Por parte de los Sixers nadie brilló como en anteriores ocasiones esta temporada. Nadie de Philadelphia terminó el partido por encima de los 20 puntos anotados, siendo el máxima anotador del partido para los Sixers J.J. Redick, que terminó el partido con 17 puntos, gracias a un 7-13 en tiros de campo y un 2-6 en triples. Sumó 6 asistencias para redondear su actuación en la Bahía de San Francisco. 

No le fue muy a la zaga Dario Saric, que en 27 minutos en pista, terminó el encuentro anotando un total de 14 puntos y un 6-11 en tiros de campo (2-4 en triples), sumando 3 rebotes y 3 asistencias en el encuentro. 

Más discretos que en anteriores ocasiones estuvieron tanto Ben Simmons, como Joel Embiid. En lo que se refiere al jugador Australiano de los Sixers, terminó el partido con un total de 13 puntos, y un 6-17 en tiros de campo, dejando constancia de la mala selección de tiro que en general tuvieron los Sixers (27-62 en tiros de campo para Philadelphia). 

Destacar no obstante, que Simmons no solo anotó 13 puntos, sino que además logró 5 rebotes y repartió 8 asistencias (además de robar el balón en dos ocasiones), por lo que estuvo a punto de terminar con un nuevo doble-doble para su cuenta particular. 

En lo que se refiere a Embiid comentar que terminó el partido con 12 puntos y un 4-11 en tiros de campo (mala selección de tiro en general para los Sixers) y logró 7 rebotes (3 en ataque y 4 en defensa). 

Ambos dejaron destellos de calidad y de la calidad que atesoran los Sixers de cara al futuro. Ben Simmons se lució con los pases y con un mate tras robo, encarando al MVP de las pasadas finales de la NBA, Kevin Durant. Mientras que Embiid colocó un sensacional tapón, evidenciando su dotes en defensa. El futuro cara a cara con el presente. 

No hay que olvidar la actuación de Robert Covington, que anotó  puntos en el encuentro, mientras que los mejores del banquillo de los Sixers fueron Timothe Luwawu-Cabarrot con 15 puntos anotados (6-10 en tiros de campo y 3-3 en triples) y Richaun Holmes con 11 puntos anotados (3-4 en tiros de campo) y 7 rebotes capturados. 

Las siguientes citas serán ya la semana que viene en Los Angeles, donde se verán las caras los Sixers frente a los Clippers primero (el próximo lunes) y frente a los Lakers después (el próximo miércoles), para terminar la gira por el Oeste y volver a casa para seguir jugando frente a equipos de la otra conferencia. 

Hasta pronto desde España.