La Buena Racha en Casa Continúa Frente a Chicago

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers volvieron a demostrar que se encuentran cómodos en casa y que en el Sur de Philadelphia es difícil vencerles. Los Bulls no se pusieron fácil, pero un soberbio último cuarto permitió a los chicos de Brett Brown ganar el encuentro por 118-111.

Tras un primer periodo en el que la igualdad predominó en el primer tramo, vimos como los Sixers lograron tomar cierta ventaja en el marcador, en los últimos cinco minutos del periodo, hasta marcharse con un 38-25, favorable a los locales tras los primeros doce minutos de juego.

Los Bulls no cortaron de raíz la ventaja de los Sixers, en el segundo cuarto, pero poco a poco fueron reduciendo la ventaja que tenía Philadelphia, hasta por debajo de la decena de puntos y concluir la primera mitad con un marcador de 60-55, que invitaba a la igualdad en los 24 minutos que restaban de juego.

Una igualdad que si se hizo patente en el tercer periodo, con unas alternativas en el marcador, que terminaron por colocar el 83-83, cuando se iba a dar comienzo el último periodo y con tal solo 12 minutos por disputar.

Pero fue en ese momento en el que los Sixers demostraron su valía y su poder en casa y anotaron 35 puntos, para llevarse el triunfo en casa. Un triunfo que logra que se mantenga un poco la racha de buenos resultados y carga de optimismo a los Sixers de cara al siguiente enfrentamiento en el Sur de Philadelphia (que será frente a los Clippers) y con la mente en poder llegar al parón por el Juego de las Estrellas, con optimismo, buenas sensaciones y buenos resultados.

Furkan Korkmaz volvió a no ser de la partida, pero a pesar de salir desde el banquillo, de nuevo fue el mejor del equipo, superando una vez más la treintena de puntos. Concretamente logró anotar 31 puntos, gracias a un 12-17 en tiros de campo y un 6-11 en triples, que unidos a sus 5 rebotes capturados, las 2 asistencias repartidas y los 3 robos de balón que realizó, se convirtió en el héroe de la noche.

No se quedó muy lejos de él Ben Simmons que alcanzó un nuevo triple-doble para su carrera. A sus 19 puntos anotados, gracias a un 6-13 en tiros de campo y 7-10 en tiros libres, la estrella australiana de los Sixers, sumó 10 rebotes y 10 asistencias, además de 4 robos de balón, con que alcanzó un juego redondo, adornado con el triunfo del equipo.

También fue muy destacable la actuación de Joel Embiid, casi rozando la treintena de puntos anotados, con un 8-17 en tiros de campo y 11-14 en tiros libres, que le permitieron sumar 28 puntos, además de sumar 12 rebotes y 5 asistencias, sin contar que añadió a su estadística 3 robos de balón y 5 tapones.

Destacar además de los 14 puntos anotados por Tobias Harris (5-9 en tiros de campo), lo 10 puntos anotados por Glen Robinson III, en su debut con Sixer, logrando un 5-6 en tiros de campo.

Ahora queda esperar que la buena racha en casa siga ante los Clippers y que los Sixers logren llegar con buenas sensaciones al parón del Juego de las Estrellas. Será positivo para poder afrontar con ciertas garantías la segunda mitad de la temporada regular.

Hasta pronto desde España. @Sixers_Espanol

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter